Autor:

Si Seis personajes en busca de autor (del grandioso Luigi Pirandello, 1867-1936) es “una parábola transparente” de entre las 43 obras del “teatro dentro del teatro”, en este libro–adelantándose a las vísperas presidenciales– dos autores andan en busca de un candidato (por el adelantado final de esta década de mal gobierno panista), para la sucesión abortada antes de tiempo. El libro de Enrique Olivares(con prólogo de su profesor José Fernández Santillán,quien siempre presume su poco aprendizaje de Norberto Bobbio) presentacomo única opción del “neopresidencialismo mexicano” al Luis Miguel de la politiquería presidencialista (ensayo de Ignacio Rodríguez Reyna,Enrique Peña Nieto. El “Luis Miguel” de la política, en el libro coordinado por Jorge Zepeda Patterson,Los suspirantes 2012, ediciones Temas de Hoy).

Es un trabajo para obtener la maestríaen derecho,donde presenta a Peña Nieto más como un hecho adelantado que comounahipótesis de que “podría (Peña Nieto) llegar a la Presidencia de México (¿de México o de Estados Unidos?) en las elecciones de 2012, porque encarna el fenómeno del neopresidencialismo…”. Sustenta elconcepto en tres conjeturas: el mito del Tlatoani, el gobierno peñanietista y los factores de poder mediático, empresarial y de su grupo político. Aunque de vez en cuandoaparentemente critica a su personaje,es un panfleto, un panegírico… de propaganda electoral, quizá electorera. Él y su prologuista “destapan” al “autodestapado” galán del copete.

¿Qué caracteriza al neopresidencialismo peñanietista? “La maquinaria comunicacional que respalda a Enrique… y la constante exposición mediática de su obra de gobierno son piezas clave para caracterizar al neopresidencialismo emergente…”. El autor no encuentra más que “virtudes” en el estudiado por el tenebroso grupo de colusión de Atlacomulco, cuya única “estrella” es, no la estrella polar de tener una cabeza política, sino una de las “estrellas” del Canal de las Estrellas. De esta oligarquía sí es candidato quien no pudo imponer sucesor en la entidad (su primo Del Mazo Maza), y se dispone a quedarse sin el poder de su feudo con un “neopresidencialismo a cuestas” para apoderarse de la candidatura que le prometen a dos manos Fernández y Olivares.

El texto alza el copete de Peña, agregándole el “neopresidencialismo”, como si en verdad el PRI con élfuera a ganar las elecciones presidenciales, al presentarlo como heredero del manco de Huatabampo, Obregón, y continuar un presidencialismo obsoleto que “predomine sobre los otros poderes”. Es el regreso al pasado del autoritarismo que “identifica al presidencialismo mexicano en su funcionamiento y manejo tal como es; más allá de la legalidad…”.Olivares pone a su candidato como factor común en tres escenarios.Y en el último dice que si Peña Nieto no es candidato, el neopresidencialismo “se trunca”. Un libro peñanietista para peñanietistas.

Ficha bibliográfica:

Autor: Enrique Olivares

Título:El neopresidencialismo mexicano y Enrique Peña Nieto

Editorial:Plaza y Valdés, 2011

*Periodista

TWITTER: El neopresidencialismo y Peña Nieto o la carrera por la Presidencia. Reseña de Cepeda Neri

Comments

comments