Fracasa Calderón en turismo

Autor:

Felipe Calderón recibió al país en el lugar 8 del ranking mundial de turismo. Luego de cinco años y de incrementar el presupuesto anual de la Secretaría de Turismo hasta en 400 por ciento, México cayó al sitio 10 en número de visitantes y se mantuvo en el lugar 11 respecto de la entrada de divisas. Además, la auditoría encontró irregularidades por más de 46 millones de pesos en el ejercicio de recursos de fideicomiso para obras en Quintana Roo

México gasta 400 por ciento más de recursos en promover el turismo. Sin embargo, y a pesar de los “esfuerzos” de la administración de Felipe Calderón, el sector cae dos lugares en el ranking mundial del turismo que elabora la Organización Mundial del Turismo (OMT), organismo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas.

Del incremento presupuestal en el Secretaría de Turismo (Sectur) da cuenta la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en el Informe del resultado de la revisión y fiscalización superior de la cuenta pública 2009.

De acuerdo con el dictamen de la auditoría 09-2-21W3J-07-0009, aplicada al Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), entidad de la Sectur encargada de desarrollar las estrategias de promoción turística, de 2006 y hasta 2009, año revisado por la ASF, el presupuesto había aumentado en 326 por ciento. Sin embargo, al compararlo con los recursos asignados para 2011, el incremento, en cinco años, es de 392.58 por ciento.

Durante el primer año de gestión de Felipe Calderón al frente del Poder Ejecutivo, el número de visitas a México se incrementó en poco menos del 1 por ciento. En 2006, 21 mil 353 turistas visitaron México; y en 2007, 21 mil 370. Desde entonces, México es el décimo país en el ranking mundial de turismo, superado por Francia, Estados Unidos, España, China, Italia, Inglaterra, Alemania, Turquía y Malasia.

En 2008, considerado el mejor año del turismo del sexenio, hubo 22 mil 637 visitas internacionales. No obstante, en 2009, con la crisis económica nacional e internacional, la pandemia de la influenza AH1N1 y la imagen de México como un lugar poco seguro, la cifra se redujo a 21 mil 454 visitantes –se habían estimado 22 millones 637 mil.

En los próximos días, la OMT presentará los datos de 2010. Sin embargo, la Sectur, a través de su boletín informativo 021/2011, del pasado 13 de febrero, se adelantó a decir que hubo más de 22 millones 400 mil visitantes, 4.4 por ciento más que en 2009; comparación favorable porque se realiza con datos del año más crítico.

José Luis Máximo García Zalvidea, secretario de la Comisión de Turismo del Senado de la República, explica que a pesar de que entre las prioridades de Calderón se encuentra la de posicionar a México en el quinto lugar del ranking mundial de turismo, hasta el momento todo se ha quedado en un “catálogo de buenos deseos”.

“La solución, por lo menos temporal, para contrarrestar la crisis del sector turístico es la de volverse al consumidor nacional, y verlo como un cliente digno, que merece nuestro respeto y el mejor de los servicios”, considera.

En cuanto a la entrada de divisas, México obtuvo 137 mil 713 millones 497 mil 74 pesos, aproximadamente, en 2010, según el comunicado 024/2011 de la Sectur. Sin embargo, la auditoría practicada al CPTM evidencia que en años anteriores no hubo avances. La tendencia histórica se mantuvo por debajo de los 134 mil millones.

De 2006 a 2009 se registró una disminución de 0.4 por ciento, al pasar de 132 mil 426 millones 760 mil pesos, en el primer año, a 130 mil 792 millones 320 mil, en el segundo. Se calculaba que cada turista gastaría en promedio 6 mil 100 pesos. La ASF informa que no se avanzó en el propósito de hacer de México un país líder en la actividad turística porque su participación de 1.3 por ciento respecto del total mundial fue 0.3 puntos porcentuales inferior a lo reportado en 2006.

Miguel Ángel Torruco Marqués, presidente de la Confederación Nacional Turística (CNT, organización empresarial de carácter nacional integrada por alrededor de 30 mil socios), explica que la potencialidad turística de una nación no se mide con base en el número de turistas, sino en el de las divisas captadas. En 1994 México era la primera potencia mundial en captación de divisas; al cierre de 2008 llegó hasta el 18, a pesar de que ese año es considerado el mejor en materia turística.

El Acuerdo Nacional por el Turismo, firmado el 28 de febrero pasado, tiene por objetivo posicionar a México en el quinto lugar del ranking e incrementar un 15 por ciento las divisas, según el discurso de Felipe Calderón de ese día. Lo suscribieron, el propio presidente; su gabinete; los gobernadores de todos los estados; organizaciones sociales y empresariales, y académicos. Como testigos: Taleb Rifai, secretario General de la OMT, y David Scowsill, director del Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

Oficialmente, dicho Acuerdo contempla 103 acciones en 10 ejes: agilizar la llegada, tránsito y salida de turistas; mejorar la infraestructura turística en beneficio de los visitantes y de las comunidades vinculadas a los lugares-destino; fortalecer la promoción turística; fomentar la inversión pública y privada; elevar la competitividad de los destinos y empresas turísticas; ofrecer destinos, productos y servicios de mejor calidad; fomentar la integración de cadenas productivas nacionales; promover la conservación del patrimonio cultural y natural; impulsar cambios regulatorios; y promover el desarrollo sustentable.

En el IX Foro Nacional de Turismo, realizado en marzo pasado en la Riviera Maya, Gloria Guevara Manzo, titular de la Sectur, aseguró que las metas del Acuerdo “son agresivas”, pero alcanzables. Reconoció que México ha tenido un “crecimiento marginal”, pero confía en que cerca de 28 millones de personas visiten el país en 2012 y más de 50 millones durante 2018, año meta del Acuerdo. Calcula que la derrama económica será, para ese año, de 500 mil millones de pesos.

Para Torruco Marqués, las metas del Acuerdo tendrían que replantearse porque son imposibles, según la tendencia de los últimos cinco años. “Habría que crecer 123 por ciento en llegadas de visitantes internacionales y 237 por ciento en el gasto durante los próximos ocho años, lo cual requeriría acciones rápidas y eficaces, así como el compromiso de todos los niveles de gobierno. Mi pregunta, ¿reformular o esperar que crezcamos lo inédito?”.

Con una sonrisa, el empresario dice que para que México llegue al quinto lugar en turismo tendría que desbancar a Italia “con todo y Vaticano”. Sería necesario, agrega con ironia, amarrarle las manos a quienes están en las primeras posiciones.

Según la CNT en este periodo de verano la derrama económica será de 52 mil 383 millones de pesos, con el arribo de 53 millones 785 mil viajeros, de los cuales el 76.5 por ciento serán nacionales y el 23.5 extranjeros. El porcentaje de ocupación sería de 54.4 por ciento, promedio mensual, para julio y un 48.9 para agosto. Las cifras, por debajo del 2010.

En contraste, la Sectur previó un ingreso por 250 mil 619 millones de pesos, también en verano. Estima que 48 millones 400 mil personas vendrán a recorrer las “rutas de México”, sitios coloniales, “pueblos mágicos” y zonas arqueológicas, principalmente; de éstos, 33 millones 900 mil serán nacionales y 14 millones 500 mil, extranjeros.

La CNT es definida por su presidente como un organismo crítico propositivo: no somos autocomplacientes, no buscamos diputaciones ni concesiones de gobierno; simplemente nos dedicamos a nuestros negocios turísticos. Agrega que la situación actual del país no está para las cifras alegres de la usanza vieja, algo que el Partido Acción Nacional criticó del antiguo régimen y que ahora reproduce.

Para el líder empresarial, el modelo turístico que se desarrolló exitosamente durante la década de 1970 está mostrando signos de agotamiento y no se ha hecho nada por actualizarlo. Son 135 plazas de vocación turística que han dejado atrás la identidad histórica y cultural. “Las naciones que mejor preserven su medio ambiente y su identidad histórica y cultural serán las naciones que habrán de tener mayor provecho de la derrama económica del turismo en el futuro”, dice.

El presupuesto destinado al turismo casi se cuadriplicó durante la administración de Felipe Calderón; pasó de 1 mil 227 millones 327 mil pesos, en 2006, a 4 mil 818 millones 313 mil 204, en 2011. El senador García Zalvidea señala que citarán a Guevara Manzo para que explique en qué se han invertido los recursos económicos a su cargo; cuál es la realidad de las estadísticas; qué impacto ha habido en el turismo, no sólo por el tema de la inseguridad, sino también por la crisis económica del principal cliente, Estados Unidos; y por qué no hay una coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores para promover y fomentar el sector.

Irregularidades detectadas por la ASF

La ASF revisó 1 mil 607 millones 602 mil 800 pesos destinados a los Programas Regionales: Centros de Playa, en el Corazón de México, Ruta de los Dioses, Tesoros Coloniales del Centro de México, Mundo Maya, México Norte y Pueblos Mágicos.

Del total, 1 mil 285 millones 72 mil pesos fueron transferidos a los estados. Al Fideicomiso para la Restauración, Recuperación, Sostenimiento y Mantenimiento de la Zona Federal Marítimo Terrestre del Estado de Quintana Roo, 200 millones. A la Campaña Emergente del Gobierno Federal, debido al brote de influenza, 122 millones 530 mil 800 pesos.

Se observó que la construcción del Centro de Convenciones Metropolitano Tijuana y de la Obra de Electrificación en Playas de Rosarito, Baja California, no contaron con las manifestaciones de impacto ambiental ni con los resolutivos emitidos por las autoridades competentes. La Sectur informó a la Auditoría que el estudio de impacto ambiental aún se está elaborando.

El órgano fiscalizador, también analizó 822 millones 725 mil 900 pesos del Fideicomiso para la Restauración, Recuperación, Sostenimiento y Mantenimiento de la Zona Federal Marítimo Terrestre del Estado de Quintana Roo (creado el 4 de noviembre de 2004 por el gobierno del estado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y el Banco Nacional de México).

Durante el 2009, 200 millones fueron aportados al Fideicomiso por la Sectur, 100 millones por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, 100 millones por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, 200 millones provinieron de recursos estatales y 357 millones de los municipios.

La Auditoría no precisa el tipo de trabajo que se realizó en las playas de Benito Juárez y Solidaridad; sin embargo, establece que no se contaba con estudios de costo beneficio, factibilidad técnica económica y ambiental, ni los permisos y licencias.

Se encontraron pagos duplicados en las estimaciones de la Obra Pública OP/01/2009 por 21 millones 270 mil pesos; diferencia de volúmenes cuantificados en planos y lo que se contempló, por 5 millones 427 mil 400; obra extraordinaria por 7 millones 475 mil 600; y aprobación de ajustes de costos fuera de los palazos máximos señalados por 12 millones 134 mil 300 pesos. Todas las cantidades “se consideran como recuperaciones probables”.

Además, la ASF instruye al Órgano Interno de Control de la Sectur para que inicie el procedimiento administrativo por actos u omisiones de los servidores públicos que en su gestión autorizaron, improcedentes o en exceso, las estimaciones en las obras.

Ante los resultados, el senador perredista José Luis García Zalvidea asegura que en su momento se tramitaron todos los permisos a nivel estatal y federal, y que se hicieron todas las manifestaciones de impacto ambiental. No obstante, advierte que se investigará el por qué de las irregularidades que no fueron solventadas.

Dice que sólo el relleno de playas quedó incompleto. “Al respecto, tenemos un estudio de la Comisión Federal de Electricidad. Se planea colocar un rompeolas que, como su nombre lo indica, disminuirá el impacto de las olas, propiciará el crecimiento más rápido del arrecife y asegura una mayor conservación de las playas”.

Dice que algunos funcionarios de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente llegan a las playas de Quintana Roo sin autorización y acompañados por marinos armados. “Lo he visto. Hay operativos en la playa de Cancún. Clausuran la zona, a pesar de que ahí están los turistas. Es parte de la imagen nefasta que se proyecta de Cancún en el exterior”.

Insuficiente el desempeño del CPTM

El Consejo, encargado de la promoción turística en el mercado nacional e internacional (Estados Unidos, Canadá, Argentina, Brasil, Alemania, España, Italia, Inglaterra, Francia, China y Japón), fue calificado con salvedad en el Informe del resultado de la revisión y fiscalización superior de la Cuenta Pública 2009, de la ASF.

En el Programa Anual de Trabajo 2009, el Consejo no dispuso de una programación en la que detallen los objetivos, metas, estrategias, prioridades, responsables, recursos asignados y tiempos de ejecución para evaluar los resultados, según se precisa.

El Plan de Mercadotecnia, realizado en abril de 2009, no contaba con lineamientos acordes con la Ley de Planeación y tampoco fue presentado ante la Junta de Gobierno.

En 2009, el CPTM tenía vigentes 18 contratos para la ejecución de las campañas de publicidad institucional (15 a nivel nacional y 3 en el mercado internacional). Se ejercieron 591 millones 324 mil 300 pesos. Pero no se contó con un plan de medios en el que se contemplara la programación, alcance y frecuencia.

De los 657 programas cooperativos del Consejo, no se documentaron los resultados de las campañas publicitarias, ni los montos de inversión del propio Consejo, entidades federativas y empresas privadas. Además, tenía 29 contratos para la ejecución de las campañas de publicidad cooperativa, en las cuales se ejerció 1 mil 106 millones 632 mil 880 pesos, el 98.5 del presupuesto autorizado.

Contralínea solicitó entrevista con la secretaria de Turismo, Gloria Guevara, a través de Enrique Avilés Pérez, director de Información y Relaciones Públicas. También, con Rodolfo López Negrete Coppel, director General Adjunto del CPTM, a través de Jesús Catalán, gerente de Comunicación, y Yadira López, coordinadora de Comunicación y Relaciones Públicas. Hasta el cierre de esta edición, no hubo respuesta.

Fuente: Contralínea 241 / 10 de julio de 2011