Autor:

La biografía, cierta, real, de Agustín Lara (su nombre completo en el registro civil: Ángel Agustín María Carlos Fausto Mariano Alfonso del Sagrado Corazón Lara y Aguirre del Pino: 1897 o 1900-1970) son sus poesías que, musicalizadas, fueron y son simultáneamente pasacalles, boleros, pasodobles, danzones, tangos y baladas; con letras suyas (y de otros), que aún perviven nostálgicamente, muriendo y reviviendo  arrastradas por las corrientes de nuevos sentimientos musicales, tal vez al olvido/recuerdos de la música popular. Casi todas las poesías de Lara cuentan las anécdotas en busca del eterno femenino con las mujeres que fue encontrando a través de su carrera de compositor exitoso, y que quedaron enmarcadas por las notas, en blanco y negro, del piano.

Un amigo (Guillermo Lugo) puso en mis manos, un libro que perteneció a su querido amigo (excelente matemático y profesor de física, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México y dedicado en cuerpo y alma al magisterio en el Instituto Politécnico Nacional), que en vida llevó el nombre de Rubén Solórzano Villa. Ese libro se titula: María del alma, con el subtítulo: Melodrama novelado de la vida de Agustín Lara. La prosa, a dos manos Pilar Tafur y Daniel Samper, tiene la característica del buen escribir para que el lector dé cuenta y razón de sus 275 páginas de un tirón. Es un texto fantasioso que hila lo investigado y leído en otras biografías de Lara, apoyado en la bibliografía anexa. Se trata de la enésima versión sobre la vida del compositor, en 19 interesantes capítulos. Y una nota final, donde los autores dicen que todo es verdad… y todo es mentira, incluso el gran amor de Lara: Rosa María Callejas.

María del alma es un relato en primera persona de la vida de Agustín Lara, en la que se va entreverando un supuesto secreto: el amor de sus amores: Elvira Estrella-Rosa María Callejas-María Félix. Es un collage literario, es decir, una “intromisión de la realidad en la fantasía”. Y de la fantasía en la realidad del Lara bohemio, canta-autor (como se les llama ahora) de sus poesías que se escuchan mejor con el fondo musical solo del piano. Un buen trabajo que atrae al lector y lo lleva por entre las páginas de su vida novelada. El encanto de la obra derrama leyendas sobre la leyenda de quien nació “rumbero y jarocho, trovador de veras…”. Los periodistas, autores del libro, se metieron a fondo para dar una nueva-vieja historia de quien ha sido, sin lugar a dudas, el clásico de la canción popular (tan célebre como José Alfredo).

Son varias las Marías del alma que motivaron la inspiración de Lara. Así nos dejó sus poesías-canciones que todavía (la población mexicana envejece y se vuelve nostálgica) pueblan el repertorio de los programas musicales de la radio. ¿Tienden a desaparecer del gusto popular? Por lo pronto siguen insertas en él, con todo y las nuevas canciones expresando modernas formas de sentir de las actuales generaciones. Agustín Lara, empero, no ha muerto del todo y esta biografía lo rescata a la par de otras que han aparecido.

Ficha bibliográfica

Autores:     Pilar Tafur y Daniel Samper

Título:        María del alma

Editorial:    Plaza Janés. 2003

*Periodista

Fuente: Contralínea 241 / 10 de julio de 2011