Autor:

El actual candidato del PRI al gobierno del Estado de México, Eruviel Ávila, y el perredista Gutiérrez Cureño fueron reprobados por la Auditoría Superior de la Federación en la Cuenta Pública 2009. Ese año, se realizó el cambio de poderes en la demarcación: el PRD devolvió a los priistas el municipio más poblado del país. Ambas administraciones subejercieron recursos de programas sociales y de combate a la delincuencia. Además, incurrieron en un probable daño a la hacienda pública federal por 166 millones 913 mil 535 pesos

Ecatepec de Morelos, el municipio más poblado del país y con altos índices de pobreza e inseguridad, presentó un subejercicio de 242 millones 21 mil pesos en programas sociales y de combate a la delincuencia en 2009, revela el más reciente informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Ese año, dos administraciones municipales tuvieron la responsabilidad de ejercer los recursos: la del perredista José Luis Gutiérrez Cureño y la del priista Eruviel Ávila Villegas, quien asumió la presidencia municipal el 18 de agosto de 2009 y actualmente es el candidato al gobierno del Estado de México.

El monto subejercido significa el 28.72 por ciento del total que la Federación le entregó (842 millones 707 mil pesos) a través del Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM) y del Programa de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Fortamun DF).

El presupuesto del FISM que recibió Ecatepec en 2009 ascendió a 166 millones 336 mil pesos, mientras que el del Fortamun DF fue por 676 millones 370 mil.

El dinero público no devengado afectó a una población sumida en la pobreza: el 60 por ciento de los residentes ganan menos de dos salarios mínimos, indican datos del ayuntamiento de 2008. Además, refieren que hay asentamientos irregulares en el 40 por ciento de los 155 kilómetros cuadrados territoriales.

Para julio de 2010, el ahora candidato priista al gobierno estatal no había resuelto el problema, descubre el máximo órgano de fiscalización de México: entonces, los recursos subejercidos únicamente se redujeron en 6.01 puntos porcentuales; es decir, 191 millones 306 mil pesos continuaban sin atender las problemáticas sociales y de seguridad pública.

Más aún, al cumplirse 100 días de la administración de Ávila Villegas, su “enemigo político” Gutiérrez Cureño lo señaló de endeudar “por segunda vez” a Ecatepec con 330 millones de pesos y de desaparecer sin ningún motivo 150 programas sociales.

Observaciones de la ASF

El mayor subercicio del municipio de Ecatepec se presentó en el dinero que le transfirió la Federación a través del FISM, cuyo objetivo es abatir el rezago social y la pobreza extrema en las colonias y comunidades rurales. Al 31 de diciembre de 2009, las autoridades únicamente habían ejercido 26 millones 447 mil pesos en obras, el 15.9 por ciento de los más de 160 millones.

Por ello, el Informe del resultado de la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2009, elaborado por la ASF, dictamina negativamente el ejercicio de los recursos y el cumplimiento de los objetivos de los programas federales.

Sus cinco pliegos de observaciones, respecto de las auditorías financieras y de cumplimiento 09-D-15033-02-0805 y 09-D-15033-02-0806, refieren un probable daño o perjuicio a la hacienda pública federal por 166 millones 913 mil pesos, casi el mismo monto que le correspondió a Ecatepec por el FISM.

De enero a agosto de 2009 –periodo cuya responsabilidad cayó en Gutiérrez Cureño–, 163 millones 477 mil pesos fueron transferidos a otras cuentas del municipio. De éstos, 71 millones 477 mil pesos se reintegraron a las cuenta del FISM; no así los intereses correspondientes, por 117 mil pesos. El resto, equivalente a 92 millones de pesos (el 55.3 por ciento del total de los recursos del FISM), no se reintegró a la cuenta de dicho Fondo.

A decir del máximo órgano de fiscalización del país, que encabeza Juan Manuel Portal Martínez, los 92 millones faltantes representan “un probable daño o perjuicio o ambos a la hacienda pública federal”.

Aunado a ello, 1 millón 993 mil 936 pesos también se cuentan como desfalco: 423 mil 392 correspondían a la construcción de dos aulas y obras complementarias en la preparatoria 128 General Francisco Villa, “que no se encuentran dentro de los rubros contemplados para el FISM en la Ley de Coordinación Fiscal”; y 1 millón 570 mil 544 pesos, a la falta de amortización del anticipo de la introducción de drenaje en las calles Apolo, Ulises, Calipso y Akenatón, así como de la pavimentación asfáltica y obras complementarias de la calle Camino de Consagrada que, hasta el cierre de la auditoría, se encontraban suspendidas.

A través del oficio CIM/648/2010, del 8 de diciembre de 2010 y dirigido a Juan Javier Pérez Saavedra, auditor Especial de Cumplimiento Financiero de la ASF, la administración de Ávila Villegas, ahora candidato a la gubernatura del Estado de México, se compromete a realizar una investigación para esclarecer el destino de los recursos transferidos del FISM a otras cuentas del municipio.

Asimismo, a reintegrar los recursos de las dos obras que no se contemplaron en la Ley de Coordinación Fiscal y a evitar posteriores observaciones de este tipo. Respecto del importe que faltó de amortizar, el oficio firmado por Martha Araceli Contreras Navarrete, contralora de Ecatepec, asegura que se inició una investigación para conocer el motivo por el cual las empresas que llevaron a cabo las obras no devolvieron tal importe.

De las 25 observaciones que generó la auditoría al Fondo para la Infraestructura Social Municipal –uno de los ocho fondos que integran el Ramo General 33 “Aportaciones federales para entidades federativas y municipios”–, 21 fueron solventadas por el municipio.

Las cuatro restantes generaron tres pliegos de observaciones (09-D-15033-02-0805-06-001, 09-D-15033-02-0805-06-002 y 09-D-15033-02-0805-06-003), que presumen un probable daño o perjuicio a la hacienda pública federal por 94 millones 111 mil 744 pesos, y dos recomendaciones (09-0-06100-02-0805-01-001 y 09-0-20100-02-0805-01-001) dirigidas a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), respectivamente.

“No se proporcionó evidencia de que la SHCP y la dependencia coordinadora del FISM, Sedesol, acordaron con el municipio, por conducto del gobierno del estado, medidas de mejora para apoyar el cumplimiento de los objetivos para los que se destinan los recursos, las cuales fuesen resultado del seguimiento de las metas de los indicadores de desempeño del Fondo y de los resultados de las evaluaciones realizadas al mismo”, apunta el informe de la ASF.

Fondo para necesidades, obligaciones financieras y seguridad pública

Los dos pliegos de observaciones (09-D-15033-02-0806-06-001 y 09-D-15033-02-0806-06-002) que ameritó la auditoría financiera y de cumplimiento realizada al Fortamun DF, presumen un posible daño o perjuicio a la hacienda pública por 72 millones 801 mil 791 pesos.

Esto equivale al 9.29 por ciento de los recursos otorgados al municipio de Ecatepec, para el ejercicio fiscal 2009, por concepto del fondo destinado a la satisfacción de requerimientos, cumplimiento de obligaciones financieras (en 2009 cubrió el 40.8 por ciento de su deuda pública) y las necesidades vinculadas con la seguridad pública (el 39.6 por ciento del total ejercido en materia de seguridad pública fue solventado con recursos de este fondo).

Un monto de 71 millones 504 mil 71 pesos provienen de las transferencias por 291 millones 6 mil 400 pesos que, de enero a agosto de 2009, se realizaron de la cuenta del Fortamun DF a otras del municipio ubicado al Noroeste de la ciudad de México. De éstos, 220 millones 350 mil 300 pesos se reembolsaron a la cuenta de este fondo; sus intereses por 847 mil 900 pesos, no. El resto, 70 millones 656 mil 100 pesos, tampoco se reintegró.

Además, faltaron por amortizar 1 millón 297 mil 719 pesos, que corresponden a la construcción del centro comunitario ubicado en la avenida Acero, y de cuatro aulas y obras complementarias en la Escuela Preparatoria Municipal 2, Manuel de Jesús Clouthier del Rincón, que la ASF reportó suspendidas.

Lo anterior repercutió negativamente en los beneficios Fortamun DF, así como en el ejercicio de sus dineros, que al 31 de diciembre de 2009 alcanzó el 84.9 por ciento (574 millones 238 mil 894 pesos), y al 31 de julio de 2010, el 89.6 por ciento (605 millones 714 mil 700 pesos) del total de estos recursos federales: 676 millones 370 mil 900 pesos.

Respecto de la auditoría al Fortamun DF, el máximo órgano de fiscalización del país emitió una promoción del ejercicio de la facultad de comprobación fiscal (09-0-06E00-02-0806-05-001), que obliga al Servicio de Administración Tributaria a auditar el municipio de Ecatepec. La razón: “En las nóminas del personal adscrito a la Dirección de Seguridad Pública, de Tránsito y Protección Civil [pagadas con recursos del Fortamun DF] el municipio no incluyó en la base gravable, las percepciones complementarias al sueldo, como compensaciones, gratificaciones, bono por productividad, prima vacacional y prima dominical”.

Además, al igual que en la auditoría al FISM, el órgano dependiente de la Cámara de Diputados dirigió una recomendación a la SHCP (09-0-06100-02-0806-01-001) para que, en lo subsecuente, acuerde con los municipios y las demarcaciones territoriales del Distrito Federal, por medio de las entidades federativas, “medidas de mejora para el cumplimiento de los objetivos para los que se destinan los recursos”.

Por conducto del oficio CIM/649/2010, del 8 de diciembre de 2010, el municipio de Ecatepec, entonces dirigido por Eruviel Ávila, intentó subsanar el dictamen negativo de la auditoría al Fortamun DF; además deslindarse de las irregularidades en el manejo de estos recursos.

El documento argumenta que las transferencias que refiere la ASF se realizaron por “la administración 2006-2009”. Ya se abrió un expediente de investigación al respecto, asegura la actual contralora de Ecatepec. Lo mismo pasó con el importe que faltó por amortizar; ahora se averigua la razón por la cual las empresas encargadas de las obras no devolvieron este dinero.

Finalmente, se indaga por qué no se consideraron, en la base gravable, las percepciones complementarias a los sueldos del personal de la Dirección de Seguridad Pública, de Tránsito y Protección Civil, en contravención de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Para la realización de este trabajo se solicitó entrevista con Martha Araceli Conteras Navarrete, a través de Elena Nieves, su particular. Hasta el cierre de esta edición, la actual contralora de Ecatepec, quien también formó parte del equipo de Ávila Villegas, no respondió.

Principal responsable, Cureño; no Eruviel: PRI

Víctor Díaz, subtesorero de Egresos del municipio de Ecatepec, y Pedro Calleja, coordinador de Comunicación de la campaña de Eruviel Ávila Villegas, aseguran que de las observaciones que emitió la Auditoría Superior de la Federación (ASF) –respecto del Fondo para la Infraestructura Social Municipal (FISM) y del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Fortamun DF)– son responsabilidad de la administración del perredista Gutiérrez Cureño. Afirman que el actual candidato al gobierno del Estado de México y anterior presidente municipal de Ecatepec sólo tendría responsabilidad en una observación.

Se trata de la 09-D-15033-02-0805-06-002, referente a la construcción de dos aulas y obras complementarias en la preparatoria 128 General Francisco Villa, que no se encuentran dentro de los rubros contemplados para el FISM.

De acuerdo con el artículo 33 de la Ley de Coordinación Fiscal, los recursos de este Fondo deben destinarse, entre otras cosas, a la “infraestructura básica educativa”.

A decir de Víctor Díaz, dicha observación deriva de “una cuestión de interpretación de la ley”. Mientras los auditores entienden por “básico” el nivel educativo que abarca desde preescolar hasta secundaria, para el equipo de Ávila Villegas el mismo término refiere “la infraestructura necesaria o mínima para impartir la educación”.

No obstante, asegura el subtesorero de Egresos de Ecatepec, en días recientes la observación de la ASF fue subsanada: los 423 mil 400 pesos que se destinaron a estas obras se reintegraron a la cuenta del FISM. Las construcciones en la preparatoria 128 se solventarán con recursos municipales, acota el funcionario.

En lo que se refiere al Fortamun DF, el máximo órgano de fiscalización del país emitió también una promoción del ejercicio de la facultad de responsabilidad fiscal, pues el ayuntamiento de Ecatepec no incluyó en la base gravable las percepciones complementarias al sueldo de los policías a su cargo. El mandato de la ASF: que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) audite el municipio.

Dicha auditoría, dice Víctor Díaz, se realizó el año pasado. El SAT determinó que “había algunas diferencias entre lo que declaramos y lo que hacía falta por declarar”. Entonces, la administración en turno realizó una “declaración complementaria”. Esto ya quedó subsanado, dice, incluso hasta 2010.

La actual administración de Ecatepec, presidida por Indalecio Ríos Velázquez, continúa con las investigaciones respecto de los 163 millones 621 mil 800 pesos, que corresponden a las trasferencias realizadas a otras cuentas del municipio durante la gestión de José Luis Gutiérrez Cureño. A la fecha, el dinero no ha sido devuelto a las cuentas del FISM y Fortamun DF, asegura Víctor Díaz.

Al menos, en tres ocasiones, Martha Araceli Contreras Navarrete, contralora del municipio de Ecatepec, ha girado citatorios a exfuncionarios municipales.

Por medio del oficio CIM/SA/1182/2010, fechado el 18 de octubre de 2010, la funcionaria cita a comparecer a Edgar Antonio Martínez Zendejas, tesorero municipal durante la administración 2006-2009, “a efecto de esclarecer los destinos de los recursos del PAGIM (Programa de Apoyo al Gasto de Inversión de los Municipios), FISM y Fortamun DF”.

Se solicitó entrevista con el perredista Gutiérrez Cureño. Hasta el cierre de esta edición, no hubo respuesta.

Fuente: Contralínea 238 / 19 de junio de 2011