Autor:

Leer y estudiar a Max Weber implica seguir estudiándolo y leyéndolo como fuente inagotable para el aprendizaje por sus lúcidas reflexiones del tríptico al que dedicó su entendimiento como pensador de una originalidad al desbordar innovaciones. Ocupado en conocer la cultura universal para abordar la historia de la economía, de la política y la sociología, Weber (1864-1920) es un clásico cuyos textos no envejecen y permanecen siempre actuales; para aprender en ellos lo que sus creaciones alumbraron, para comprender al implacable capitalismo, la ética protestante, la vocación política, su concepción del Estado y del derecho. Fue un sabio. Su obra es su biografía. Para honrar su memoria, Marianne Weber escribió la vida de quien fuera su esposo: Max Weber: una biografía. Ésta tal vez sirva para ubicar su existencia o su paso por el mundo.

La obra magna de Weber es Economía y sociedad. Y nada como hacerse acompañar del estudio de Reinhard Bendix, Max Weber (en Amorrortu, editores); y de David Beetham, Max Weber y la teoría política moderna (editado por el Centro de Estudios Constitucionales). Ya con estos textos, hay que entrarle a la enciclopedia Economía y sociedad, que fue traducida por cinco especialistas, desde que apareció en nuestro idioma en 1911 y sus posteriores reediciones, casi cada dos años, hasta la fecha. Realmente no es el trabajo completo, pues este libro es publicado con lo que había escrito Weber, ya que un manuscrito como tal no existe. Pero es una recopilación de la acerada prosa weberiana preparada por Johannes Winckelmann en nueve capítulos. El autor va estructurando sus reflexiones, a las que originalmente tituló La economía y los ordenamientos y poderes sociales. En el texto que se publica, Weber articula su pensamiento sobre la acción social, las categorías sociológicas de la economía, los tipos de dominación, sociología de la religión, etcétera.

Economía y sociedad requiere dedicarle merecida atención para obtener la riqueza de sus enseñanzas. Nada escapó a su pensamiento: la conexión entre la ética protestante y el capitalismo; la actuación del político-líder o carismático; liberalismo político, burocracia, los funcionarios profesionales, etcétera. Sigue siendo esta obra un magnífico estudio para explicar, desde la economía, lo que acontece por los actos y el poder político de la humanidad: en el mercado, en la comunidad social y en el trabajo. Como en otros ensayos, no dejaba de insistir en que la conducción del Estado ha de estar en manos de profesionales de la política, de lo contrario las naciones caerían en el cesarismo autoritario o en quienes no estaban listos para esa responsabilidad. Puso el acento sobre la relación interdependiente entre economía y política; pero una política democrática en dirección del liberalismo político. Y proponía el enfoque sociológico para cerrar el tríptico que siempre está presente en toda su obra.

Ficha bibliográfica:

Autor:        Max Weber

Título:        Economía y sociedad

Editorial:    Fondo de Cultura Económica

*Periodista

Fuente: Contralínea 231 / 01 de mayo de 2011