Vivir con sed

Autor:

Además de ser una de las regiones más pobres de la entidad, el Altiplano Tamaulipeco vive una severa crisis de falta de agua que este año parece agravarse pues, aunque aún se siente frío en estas zonas, ya no la hay y miles de personas tienen que sobrevivir con las pipas que les envía el gobierno y que son, literalmente, una gota en el desierto

Edgar Ramírez / Ciudad Victoria, Tamaulipas

El pasado 22 de marzo, fecha en que se conmemoró el Día Mundial del Agua, miles de familias residentes en las comunidades rurales del llamado Cuarto Distrito de Tamaulipas se preguntaron si realmente tuvieron algo qué celebrar, debido al problema de sequía que enfrentan mucho antes de que inicie la temporada de estiaje.

Son al menos 40 las comunidades de la región semidesértica que desde hace casi dos meses sufren por la falta de agua y tienen que ser dotadas del líquido vital a través de pipas y camiones cisterna, los que resultan insuficientes para atender la demanda.

De hecho los alcaldes de los municipios de Tula, Miquihuana y Bustamente ya pidieron auxilio a la Comisión Nacional del Agua (CNA) y a la Comisión Estatal de Aguas de Tamaulipas (CEAT), para que los apoyen a enfrentar la situación de sequía que, de no llover en los próximos meses, podría agravarse.

René Lara Cisneros, presidente municipal de Tula, indicó que en este municipio existen por lo menos 15 comunidades rurales que tienen que esperar los camiones de cisterna para abastecerse de agua.

“En este momento vivimos una sequía intensa en la región porque no ha llovido desde octubre del año pasado y los pozos se están secando. Nos urge el apoyo del Gobierno del Estado para llevarles agua a estas poblaciones”, dijo.

Agregó que la situación es mucho más crítica en 10 comunidades, en donde es urgente que les lleven agua, pues hay reportes de que cinco pozos que ya se secaron.

En la región de Miquihuana se contabilizan 14 ejidos que hasta ahora reciben el apoyo del gobierno municipal para paliar de algún modo la falta de agua.

“Debido a la sequía que empieza a sentirse y al agotamiento de los mantos acuíferos, en estos momentos les enviamos agua vía camiones cisterna a las familias”, aseguró Matías Meléndez Cruz, alcalde de este municipio ubicado en una de las zonas más elevadas sobre el nivel del mar.

Por fortuna, dijo el edil, la gran mayoría de los habitantes cuentan con tinacos para almacenar el líquido higiénicamente.

“Ya hemos tenido acercamientos con las autoridades de la Comisión Nacional del Agua y de la Comisión Estatal del Agua para analizar el tipo de apoyos que podrían ser factibles en atención a esta problemática que enfrentamos en este región”, dijo.

En el municipio de Bustamante, uno de los municipios más pobres de la entidad, el problema es peor, pues existen zonas en donde no existe agua entubada.

“Debido a la escasez de agua, son 10 comunidades rurales a los que se llevan agua mediante pipas cisterna rentadas y así podemos darles un servicio eficiente ante la falta del servicio de agua potable”, afirmó Juvencio Becerra Pérez, presidente municipal.

Agregó que el municipio a su mando ha rentado dos pipas para transportar el agua desde el segundo y tercer cañón, lugar donde hay algunos manantiales que han sostenido hasta ahora el abastecimiento a esas comunidades rurales en mención.

Los Focos Rojos

Derivado del problema que todos los años enfrentan estas comunidades rurales, el Gobierno del Estado se encuentra en alerta roja porque de acuerdo a los pronósticos, para este año se prevé una temporada de estiaje muy aguda.

El secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Homero de la Garza Tamez, propuso localizar y perforar pozos para extraer agua que garantice el abastecimiento que se requiere  para esas comunidades, algo que no se va a poder hacer hasta que la CNA (federal) y CEAT (estatal) no se pongan de acuerdo con el presupuesto que se necesita.

De la Garza reconoció que mientras se autorice el presupuesto para localizar nuevos mantos acuíferos, se tiene que recurrir a pipas o camiones cisterna para llevarles agua a las comunidades.

“Hablamos de muchas comunidades de estos municipios que corresponden ahora al Altiplano Tamaulipeco”, expuso.

El secretario estatal reiteró que los pronósticos para este año es que las lluvias serán muy escazas por lo que la crisis es inminente.

Y aunque en el altiplano sufren por la falta de agua, en el resto del Estado el problema es el desperdicio del líquido, reveló el director de la Comisión Estatal del Agua en Tamaulipas (CEAT), Jaime Cano Pérez.

Aseguró que en las zonas urbanas se pierde el 40 por ciento de la disponibilidad del agua.

“Si se acabara con esas fugas de agua lograríamos disponer nuevamente de ese 40 por ciento y aminoraríamos así también la contaminación de los acuíferos”, explicó.

Explicó que en lugar de llevar más agua a las ciudades y captarla en enormes cantidades, lo que debería de hacer es utilizar con eficiencia la que ya se tiene en conducción.

Por su parte el gerente de la Cuenca Golfo Norte de la CNA, Roberto Schuldes Dávila, consideró que el desperdicio de agua en las tuberías llega hasta un 50 por ciento del total que se bombea.

“Y el problema principal de este desperdicio y fugas es la falta de planeación urbana”, dijo enfático.

Schuldes recomendó que antes de realizar nuevas obras y construir vías de conducción de agua, los Ayuntamientos deben corregir los problemas que existen en sus redes de agua y participar en una mejor planeación de las ciudades.

“Ponen una colonia, ponen una nueva tubería y luego una red de distribución, pasan los años y ponen otra colonia y luego otra colonia; la red de distribución termina usándose como red de conducción para llevar el agua desde la primera colonia hasta la última de reciente creación”, aseguró.

Un Problema Mundial

El objetivo del Día Mundial del Agua 2011 es centrar la atención internacional sobre el impacto que tienen sobre los sistemas de abastecimiento del líquido el rápido crecimiento de la población urbana, la industrialización, la incertidumbre causada por el cambio climático, los conflictos y los desastres naturales.

El lema: “Agua para las ciudades: respondiendo al desafío urbano”, espera alentar a los gobiernos, organizaciones, comunidades y público en general a participar activamente para responder al desafío de la gestión del agua urbana.

Y es que en el pasado Decenio Internacional para la Acción “El agua fuente de vida 2005-2015”, se advierte que la escasez de agua ya afecta a todos los continentes, pues cerca de mil 200 millones de personas (casi una quinta parte de la población mundial), viven en áreas a donde no llega el vital líquido.

El estudio asegura que otras mil 600 millones de personas (alrededor de un cuarto de la población mundial), enfrentan a situaciones de escasez económica de agua, pues los gobiernos de sus países carecen de la infraestructura necesaria para transportar el agua desde ríos y acuíferos.

La falta de agua constituye uno de los principales desafíos del Siglo XXI, al que ya se están enfrentando numerosas sociedades de todo el mundo.

A lo largo del último siglo, el uso y consumo de agua creció al doble de la tasa de crecimiento de la población y, aunque no se puede hablar de escasez hídrica a nivel global, están aumentando el número de regiones con niveles crónicos de carencia de agua.

La escasez también es un fenómeno causado por la acción del ser humano. Hay suficiente agua potable en el planeta para abastecer a 6 mil millones de personas, pero no está distribuida de forma irregular, se desperdicia, está contaminada y se administra de forma insostenible.

A la fecha, cerca de 700 millones de personas en 43 países diferentes sufren escasez de agua.

Los estudios revelan que en el año 2025, mil 800 millones de personas vivirán en países o regiones con escasez absoluta de agua y dos terceras partes de la población mundial podrían hacerlo en condiciones de estrés hídrico.

Bajo el contexto actual de cambio climático, en el año 2030 casi la mitad de la población mundial vivirá en áreas de estrés hídrico, incluidos entre 75 y 250 millones de personas de áfrica.

Además, la escasez de agua en áreas áridas o semiáridas provocará el desplazamiento de entre 24 y 700 millones de personas.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) detalló que mejorar el acceso al agua potable de las personas conlleva grandes beneficios para el desarrollo de los países, la salud y la economía.

Por ejemplo, el impacto de la diarrea en los niños es mayor que el que provocan de manera combinada el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), la tuberculosis y la malaria juntas; de hecho, un suministro mejorado de agua potable podría reducir los males gastrointestinales en casi un 90 por ciento.

Las últimas estimaciones indican que las mejoras en saneamiento y agua potable podrían reducir en 2.2 millones el número de niños que mueren cada año. Al mismo tiempo, puede apreciarse un enorme ahorro en costos sanitarios y un aumento de los días productivos con solo mejorar el acceso al agua limpia y a un saneamiento básico.

La ONU refiere que este año es la primera vez que en la historia de la humanidad en que la mayoría de la población vive en las ciudades, que suman una población de 3.3 millardos de personas.

Por ello es que se decidió que el tema de este día fuera: “Agua para las ciudades, una respuesta a los retos urbanos”, porque el 38 por ciento de este crecimiento está representado por la expansión de los barrios y las poblaciones de las ciudades que crecen más rápido que su infraestructura.

Este eslogan apunta a centrar y alentar a los gobiernos, organizaciones, comunidades e individuos, a dedicarse activamente a difundir los retos de la gerencia de los recursos hídricos urbanos.

Un Año Seco

Para hacer las cosas peor, el gobernador del Estado, Egidio Torre Cantú, advirtió que este año se espera una sequía, por lo que ya se están buscando los apoyos necesarios para los productores.

Al participar en la Sesión Ordinaria de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados, Torre Cantú dijo que la helada de inicios de año eleva las posibilidades de que este año sea seco.

Por ello, adelantó, su gobierno está haciendo las gestiones necesarias para obtener apoyos federales en beneficio de los productores agrícolas tamaulipecos afectados por las recientes heladas.

“El valor supremo de Tamaulipas es su gente, entre ellos los agricultores que todos los días lo demuestran. Ellos han estado resembrando sabiendo que cuentan con el apoyo del Gobierno del Estado”, indicó.

Dijo que los acuerdos emanados de esta Sesión Plenaria tendrán cabal cumplimiento y seguimiento a través de la Secretaría de Desarrollo Rural del gobierno de Tamaulipas.

“Esto es de equipos y en la medida que todos hagamos nuestro trabajo nos va mejor. Es una gran satisfacción para mí ver que todos estamos trabajando: El sector productivo, la Secretaría de Desarrollo Rural, la SAGARPA y la Comisión de los Diputados Federales”, precisó el gobernador.

“Todos estamos aquí porque todos queremos lo mismo. Todos queremos que a Tamaulipas le vaya bien, todos queremos que a México le vaya bien y con el trabajo en conjunto estoy seguro que lo vamos a lograr, estoy seguro que vamos a lograr el Tamaulipas que todos queremos”, puntualizó Torre Cantú.

El diputado federal Cruz López Aguilar, presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería, reconoció las intervenciones de los participantes y dijo que entregaría un resumen al gobernador Torre Cantú como un compromiso de darle seguimiento a los acuerdos que se establecieron aquí.

En el tema de crédito y seguro, comentó que ya se está haciendo la negociación con la Secretaría de Hacienda sobre los subsidios a las primas de aseguramiento y también para el patrocinio de los fondos de contingencias y de capital social para los agricultores afectados por las heladas.

Anfitrión Del Foro

Información recabada del Comité Nacional Mexicano del Programa Hidrológico Internacional, en coordinación con la Organización de Estados Iberoamericanos, reveló que este año le correspondió al gobierno del Sudáfrica ser el anfitrión del Foro Mundial del Agua.

El motivo: áfrica es el continente que enfrenta el mayor problema de escasez de agua de todos los países del planeta. Por ello es que como anfitrión, el gobierno sudafricano llevó a cabo una serie conferencias en el Centro de Convenciones Internacionales de Ciudad del Cabo.

Entre la serie de propuestas que plasmaron, tuvieron que ver con el problema de escasez del vital líquido como un reto ante el crecimiento urbano.

Se destacó que hoy en día una de cada dos personas del planeta vive en una ciudad y las ciudades del mundo están creciendo paulatinamente.

Esto como consecuencia del aumento natural de la población urbana derivado de la migración campo-ciudad y la rezonificación de áreas rurales como áreas urbanas.

Según cálculos del propio foro, el 93 por ciento del crecimiento urbano ocurre en los países en desarrollo y al menos un 40 por ciento de la expansión urbana mundial corresponde a barrios y favelas.

Las cifras que oficialmente se manejaron revelaron que entre los años 1990 y 2001 los barrios y favelas aumentaron a una tasa de 18 millones de personas por año y se prevé que en los próximos años suba a 27 millones de nuevos ciudadanos pobres hacia el año 2020.

Se determinó que ante la incidencia de este problema, la inversión en infraestructura no ha correspondido rápido crecimiento urbano y los servicios de agua potable y saneamiento muestran una significativa infra inversión.

Además se estableció que el problema central es la gerencia de los recursos hídricos urbanos, lo que ha originado que la cobertura del servicio de agua por tuberías esté declinando en muchos asentamientos. Y son los pobres los que reciben el peor servicio posible de agua y son ellos quienes pagan los más altos costos.

Al asentar que el problema también representa un campo de oportunidades, especialistas en materia ambiental y de estudios hídricos coincidieron en que se necesitan métodos distintos para el problema de crecimiento urbano.

“¿Cuáles son esas oportunidades? Las oportunidades son aumentar el reciclaje y reuso del agua potable a través de la adopción de las tecnologías más eficientes para el tratamiento y captura de las aguas dentro de las ciudades para minimizar así la contaminación aguas abajo y del medio ambiente”, aseguraron los expertos.

Además aseguraron que áfrica y Asia tienen la tasa más alta de crecimiento urbano, situación estimulada además por los conflictos y desastres naturales.

Sin embargo, dejaron en claro que el problema de crecimiento urbano no es exclusivo de esos países. En Latinoamérica la mayoría de la población vive en pequeños centros urbanos, centros en los que se verá el más grande crecimiento en los próximos 20 años.

Por otra parte, en centro del debate durante el foro concluyeron que el cambio climático si afecta a las aguas urbanas.

Porque cada vez existen mayores evidencias que los recursos hídricos sufren con el impacto de las inundaciones, sequías y otros eventos extremos.

Pero en los efectos del cambio climático también implican operaciones más complejas, interrupción de servicios y un incremento del costo de las aguas potables.

En este sentido, los especialistas en señal de advertencia finalizaron que el cambio climático y los desastres naturales se traducirán en mayores migraciones a las ciudades aumentando así la demanda de servicios urbanos.

Comments

comments