Una historia de la cultura gay

Autor:

Con 21 textos, este singular libro tiene los títulos México se escribe con J y Una historia de la cultura gay. Reúne el pluralismo y diversidad de las concepciones culturales a través de las interpretaciones del gayeísmo (si vale esta palabra-expresión).

Es literatura con la cual sus autores, gay o no, ofrecen sus puntos de vista que culminan con los textos fundacionales y la prosa descaradamente enmascarada de Salvador Novo, la franqueza de José Joaquín Blanco, el muy serio trabajo de Carlos Monsiváis y el recuento sabroso de Enrique Serna; todos, vigentes. Es un libro para leerlo de atrás para adelante, e ir conociendo y reconociendo las duras conquistas y desafíos que la cultura lésbico-gay ha logrado en el contexto del querer, sentir y pensar de ellos-ellas y ellas-ellos, quienes, ahora menos, han sufrido “estoica persecución por justicia: pero persiste, perdura, renace. Se necesitará que, pasados los siglos, los seudoanalistas prediquen que eso no es nada malo, sino una etapa natural narciso-sado-masoquista-con-complejo-de-Edipo…”.

Trabajos de excelente calidad, analizan en cinco capítulos “La otra onda”, “La imagen del deseo”, “La música y sus intérpretes”, “La vida social y sus expresiones”, “De la oscuridad a la luz del día, del camp al kitsch”; y los citados textos fundacionales. Con prólogo de Zapata, una explicación de Schessler y Capistrán, y la narración queja-reclamo maravillosa de Capistrán. El resto de estos breves ensayos aborda, con el factor común de lo gay, una diversidad de temas para casi iniciar la divulgación de las manifestaciones en pintura, narrativa y música (las canciones: el sentimiento gay en el brillante texto de Pavel Granados Un grito aquí en la sangre: reflexiones sobre la obra de Gabriel Ruiz).

No hay texto que decepcione al lector. Por lo contrario, cada uno es motivo para seguir leyendo… recorrer la capital del país con la guía maestra de Juan Carlos Bautista, La noche al margen. Brevísima relación de la vida nocturna gay. Leer el humorístico gran relato de Capistrán de los 41 detenidos, allá por 1901, que ilustró “el genial José Guadalupe Posada”. Así, de ida y vuelta por la jota, leemos-platicamos con Varderi, Brito, Granados, Bautista, Ortiz-Rivera, Chávez, Torres, Cueva, Jaramillo, Del Conde, Peralta, Téllez-Pon… nos reímos, entristecemos y entramos a lo que crean, piensan, sienten y quieren al abrir sus corazones, entregar su cuerpo… para enterarnos de que hasta la pluralidad, la diversidad sexual, es otra constante desde siempre en lo humano. Estas páginas son historias de las manifestaciones personales de cultura nacida e interpretada a la luz del amor y el sexo, que se han atrevido a decir su nombre, entre el cotidiano quehacer de “la vida, nuestra vida, la vida descubierta y aclarada al fin, la única vida realmente vivida”.

Ficha bibliográfica:

Coordinadores y autores:       Michael K Schuessler y Miguel Capistrán

Título: México se escribe con J. Una historia de la cultura gay

Editorial:         Planeta. Temas de hoy, 2010

*Periodista

Fuente: Contralínea 225 / 20 de marzo de 2011