Basureros al tope

Autor:

Sanear Tamaulipas es posible a través de la construcción de rellenos sanitarios sosteniblesy tecnificados, aseguran expertos en el cuidado del medio ambiente, quienes advierten que es urgente que se tomen medidas para proteger la salud de la comunidad

Edgar Ramírez / Ciudad Victoria, Tamaulipas

E l crecimiento urbano, el desarrollo tecnológico y los nuevos hábitos de consumo han incrementado la cantidad de basura producida en los hogares que, ahora, tarda más tiempo en descomponerse.

Se ha considerado que las concentraciones urbanas son productoras de grandes cantidades de residuos, dificultando su tratamiento y ubicación.

En la búsqueda de soluciones orientadas a paliar esta problemática se ha decidido enterrar la basura en los llamados rellenos sanitarios, pero estos lugares también pueden convertirse en una fuente de contaminación si no se diseñan y operan correctamente.

En Tamaulipas la creación de rellenos sanitarios es un asunto de emergencia ambiental, pues de acuerdo a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), diariamente se genera un kilo de basura por persona, lo que ha provocado que los basureros municipales se encuentren saturados.

Miguel ángel Torres Caballero, delegado federal de Semarnat, señaló que es necesario considerar alternativas viables para el manejo de los residuos y eliminar el uso de los basureros a cielo abierto.

“Yo creo que en Tamaulipas debemos de ver más allá de los basureros municipales y poner nuestros ojos y talentos en la creación de centros de clasificación o acopio, además de crear líneas de mercado de residuos para de ahí trasladarlos a centros de confinamiento donde se podría aprovechar el gas metano para crear energía eléctrica”, indicó.

Torres Caballero cree y asegura que ante el crecimiento en la generación de residuos, Tamaulipas se encuentra en el mejor momento para voltear a ver la posibilidad de construir rellenos sanitarios en donde la basura reciba el manejo adecuado.

“Como he dicho, los retos son varios y el principal no sólo es tener rellenos sanitarios en las principales ciudades sino operarlos. En Tamaulipas debemos encaminarnos a tener centros de clasificación de basura a través de un proceso de recolección y separación”, sentenció.

El delegado federal reconoció que actualmente se cuenta con mucha información sobre el problema de la falta de rellenos sanitarios en el Estado, pero también se requiere de un proceso de reciclaje de los residuos después de una clasificación integral.

De esta forma pasaríamos a una fase de tratamiento tecnológico con lo que la basura se convertiría en materia prima la operación de campos de metano, donde se generaría energía eléctrica.

Recordó que ciudades como Monterrey ya convierte sus residuos en energía eléctrica; sin embargo, para que esto se pueda realizar en Tamaulipas se requiere mejorar el transporte de los desechos hasta el relleno sanitario, además de un proceso de clasificación de la basura, principalmente los plásticos, vidrios y otros residuos orgánicos de fácil manejo.

El funcionario federal consideró importante que la comunidad rompa con las viejas prácticas de desechar sus residuos en basureros a cielo abierto y que comparta su interés en programas de difusión para que todos pongan la parte que les corresponde en este problema de sanidad ambiental.

Con ello se podría iniciar con la clasificación y disposición adecuada de residuos electrónicos y aceites de automotores comestibles.

“Ese tipo de residuos ya no pueden ni deben ser arrojados a los colectores de aguas residuales, mucho menos a las lagunas porque eso dificulta la tarea de nuestros sistemas”, sentencia.

Por su parte Homero de la Garza Tamez, secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del gobierno del Tamaulipas (SEDUMA), consideró que la construcción de rellenos sanitarios sería una manera de mejorar el cuidado a la ecología.

Explicó que hasta ahora los procesos que se están llevando a cabo en las ciudades para disponer de sus residuos no son satisfactorios.

“Estamos distantes del trabajo que debemos hacer respeto al tema”, indicó.

El funcionario indicó que el Gobierno del Estado            está interesado en apoyar a los municipios para que todos consideren la posibilidad de construir un relleno sanitario, sin embargo este es un plan a mediano plazo.

“Estamos en una etapa de identificación del diagnóstico de cada uno de los basureros y de ahí se derivan proyectos específicos. Es un asunto que cuesta dinero, no es sencillo, pero es un proyecto que tenemos que sacar adelante”, finalizó.

LA CAPITAL EN RIESGO

El subsecretario estatal de Medio Ambiente, Heberto Cavazos Lliteras, advirtió que en el caso de que Ciudad Victoria no construya un nuevo relleno sanitario podría enfrentar graves problemas de contaminación por basura, debido a la saturación del actual basurero municipal.

Consideró que este reemplazo es “inevitable”, debido a que el actual basurero se encuentra casi a su nivel más alto, lo que originaría que el?próximo año la capital del Estado no tenga donde echar los residuos que genera.

Dijo que será en este año cuando se lleven a cabo los estudios necesarios para la construcción del nuevo relleno sanitario.

Sin embargo descartó la posibilidad de que el nuevo basurero y el servicio de recolección de basura puedan ser concesionados a particulares, como ha ocurrido con municipios como Nuevo Laredo, Reynosa, Tampico, Madero y Altamira.

De acuerdo a un estudio realizado por algunos investigadores de Ceprode de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), sí es viable la construcción de un relleno sanitario, que es una idea que viene desde la pasada administración estatal y municipal.

Ello, dentro del programa de combate de tiraderos a cielo abierto que se ha emprendido tanto para las grandes ciudades, como para aquellos municipios con menor densidad poblacional o del área rural en el Estado.

Ciudades como Jaumave, Llera o Tula, por hablar de algunas, todavía trabajan en el manejo de sus desechos y se les ha proporcionado un manual para trabajar en la separación de los mismos.

Además, municipios como Antiguo Morelos, Xicoténcatl y Gómez Farías, podrán disponer de sus desechos en un tiradero regional de El Mante.

LA RESPONSABILIDAD DEL CIUDADANO

Lo dice un consultor urbano ambiental: La desprotección que padece el medio ambiente se debe a una constante agresión por parte del hombre y al no haber atacado y modificado férreamente las causas que llevaron a este problema de contaminación.

Carlos Micilio, es consultor Urbano Ambiental de Buenos Aires, Argentina y articulista invitado de la revista Ciencia-UAT.

Como autor de proyectos y programas ambientales en tratamiento de residuos, Micilio recomienda estar atentos a las alteraciones del cambio climático tratando de adecuar (entre otras cosas), medidas que impulsen las matrices energéticas para promover energías alternativas, resolver la problemática del agua y la incierta remediación de los residuos.

Estos paradigmas no ocurren por un capricho de la naturaleza sino por la actitud de numerosas personas, quienes desde diversos espacios evitan la solución de este problema por los costos financieros que representa.

El especialista agregó que dentro de todo este panorama de incertidumbres, muchos países se preparan para la gran contienda.

“Por citar algunos, vemos como en Estados Unidos con la separación domiciliaria de desechos se ha logrado reducir los residuos que se entierran en más de un 50 por ciento. Chile, a su vez, obtuvo préstamos económicos para mejorar su sistema de gestión de residuos que involucra paralelamente el cierre de numerosos vertederos.

“Uruguay tiene planificadas nuevas construcciones de rellenos sanitarios. Brasil varía entre los sistemas de reciclado, a la ciudad de Curitiba se le considera una de las ciudades más limpias del planeta por la concientización alcanzada.

“Argentina, a su vez, trata de resolver el padecimiento de los basureros a cielo abierto, los rellenos colapsados y la falta de una política de Estado que normalice los procedimientos a seguir más allá de las gestiones”, indicó.

El especialista aseguró que la mayor parte de la basura producida en el mundo (estimada en más de 2 billones de toneladas anuales) se entierra o se incinera.

Por ello las predicciones para las próximas décadas no son muy alentadoras, ya que muchos países tuvieron que reformular y fortalecer sus estrategias, direccionando sus esfuerzos en la minimización de los residuos en su origen, la reutilización y el reciclaje.

Y advierte: Para el año 2025, los países desarrollados quintuplicarán los niveles de generación de residuos, si a esto le agregamos la explosión demográfica que se espera en muchas ciudades del mundo, entonces podemos esperar problemas sanitarios, habitacionales y laborales.

Además los indicadores que revelan que una ciudad genera tal cantidad de toneladas de basura por día no son confiables, pues no muestran toda la realidad que existe, pues deberían de cuantificar y cualificar a todos los tiraderos o basureros a cielo abierto que hay tanto declarados como  no denunciados.

El consultor explicó que la misma sociedad continúa sin darle mayor importancia a la peligrosidad que representan los basureros a cielo abierto, que son portadores de infecciones respiratorias, intestinales, dengue, otitis, conjuntivitis, neumonías, bronconeumonías, gripe e intoxicación.

Micilio enfatizó: “Si no se concientiza a las sociedades con temas urbanos con programas sólidos y capaces de ser sostenibles en el tiempo, el deterioro será perpetuo y progresivo.

“Además el reciclador informal -cartonero, recuperador urbano o como se lo denomine-, también es un problema por resolver. Las condiciones actuales de la economía mundial hacen suponer que, víctimas de la desocupación, numerosas personas quedarán sin trabajo y tomarán esta actividad como alternativa por la caída de su fuente de ingreso.

Por otro lado, el precio del reciclado, como industria, aumentará cuando haya menos recicladores informales y seguramente mejorará cuando estas personas obtengan una mejor situación laboral”.

Comments

comments