Autor:

En el último año en Guanajuato se incrementó el número de jóvenes que por diferentes causas, como depresión, soledad o adicción a las drogas, decidieron escapar por la puerta falsa

Francisco Hernández´

La noche del miércoles 27 de octubre del año pasado una fuerte discusión de una pareja al interior de la casa marcada con el 111, llamó la atención de los vecinos en la calle Plan Sexenal en la colonia Patria Nueva en Celaya.

Ella discutía y le reclamaba a él por problemas económicos y el por qué se había drogado de nuevo. Poco a poco la discusión subió de tono al grado que varios de los vecinos alcanzaban a escuchar los gritos de ambos.

De repente, ella lo amenazó con irse de la casa; él le pidió que no lo hiciera y la amenazó que de hacerlo se quitaría la vida. Ella tiene 16 años, él tenía apenas 14.

“Ella le estaba reclamando varias cosas, entre ellas del dinero porque necesitaban comprar algo para la casa. De repente ella lloró y le dijo que se iba a ir de la casa y él se molestó mucho, entonces siguieron discutiendo otro ratito más, él decía que se iba a matar si se iba y ella se salió, nadie pensó que el muchacho iba a cumplir su palabra”, dijo Josefina M., una de las vecinas que escucharon la pelea ese día.

Cuando la joven mujer ignoró las amenazas y se salió de la casa, su pareja Sergio Hernández, al parecer fue presa de un ataque de ansiedad agudo y en estas condiciones decidió atar un trapo a manera de cuerda en una barra metálica en alto y en el otro extremo se ató del cuello. Después saltó y se ahorcó.

Según el testimonio de algunos vecinos, el joven tenía problemas de adicción a algunas drogas como el thinner e incluso en base al reporte de las autoridades tras levantar su cuerpo, se estableció que en la noche de la discusión con su pareja había inhalado sustancias tóxicas.

La joven mujer regresó en la mañana del día siguiente al creer que su pareja ya estaría más tranquilo pero su sorpresa fue mayúscula al encontrarlo colgado sin vida de la barra metálica.

Las estadísticas

Según estadísticas de la Secretaría de Salud del gobierno del estado, los suicidios han disminuido considerablemente en comparación con el 2008, pero aún así los números siguen siendo altos.

Por ejemplo, en el 2008 se registraron 311 casos de suicidios en los diferentes municipios del estado, para el 2009 el número se redujo a 286 y hasta el 22 de diciembre del 2010 se habían presentado 283 casos ese año.

Sin embargo, el problema que más preocupa a las autoridades es el hecho de que un alto porcentaje de suicidios en los últimos dos años corresponden a personas menores de 18 años.

Tan sólo en el 2009 el 17 por ciento de los casos registrados fue de personas jóvenes y en el 2010 la tendencia subió al 20 por ciento.

Las causas, a decir del secretario de salud del gobierno del estado, Jorge Armando Aguirre Torres, en muchas ocasiones se debe a problemas que para el mundo adulto pueden resultar sencillos o no tan graves de resolver.

“Nuestros jóvenes se nos están yendo, se están quitando la vida por situaciones que para uno aparentan ser muy sencillas”.

Una de las principales causas por las que también se ha incrementado el suicidio en las personas jóvenes o menores de 18 años, es porque en la mayoría de las ocasiones muestran algunos síntomas o ‘señales’ en donde dan a entender que tomarán este tipo de acciones, pero son desestimadas por los adultos.

Por ello, dijo que es importante que cualquier mínima señal o aviso de los jóvenes en donde expresen que van a tomar una decisión de este tipo, no debe ser desestimada por los padres de familia, maestros o incluso por los propios amigos de la posible víctima.

“De nosotros depende que nos llamen, mandar los mensajes de prevención, de que acuda la gente a las unidades médicas y si algún jovencito o jovencita nos dice ‘ya no le veo sentido a la vida’, ¡entonces hay que creerle!, porque nosotros como padres de familia, entre amigos y jóvenes debemos estar alertas de estas señales de acción suicida.

“A veces los padres de familia ni los maestros nos enteramos, sino los amigos de la posible víctima que la ven triste y sin sentido por la vida. Cuando alguien lo dice, hay que hacerle caso porque antes pensábamos que lo hacen por llamar la atención o por impresionar a los demás y consideran que eso de la ‘depre’ es algo de moda, pero hay que tomarlo con mucha seriedad”.

Temporadas suicidas

Además, otro de los factores que inciden en el incremento de tendencias suicidas en la gente es precisamente la temporada navideña o cuando se aproximan fechas memorables como el día de la madre o el día del padre.

Tan sólo en la temporada navideña, la tendencia suicida en las personas se llega a incrementar hasta en un 30 por ciento, según dijo el funcionario.

“Históricamente diciembre, enero y febrero es cuando se elevan los números de suicidios y esto obedece a múltiples causas, pero finalmente una de las principales es por la soledad que trae consigo la depresión, tristeza, angustia y desesperanza y no le encuentran sentido a la vida.

“Hay dos épocas en donde hemos visto que se incrementan los suicidios: en mayo y junio y en noviembre y enero, son dos épocas en las que se incrementan el número de lesiones autoinfringidas y en ésta época hay algunos aspectos como soledad, que los días son más cortos y hay menos sol en los días que estimula las sustancias antidepresivas en el cuerpo humano”.

En relación con una causa muy específica del por qué la gente toma este tipo de determinaciones, dijo que hasta el momento no la han encontrado a pesar de los análisis y estudios que se han realizado a las personas que tienen a considerar este tipo de acciones.

Responsabilidad de los medios

Pero además de que en ciertos momentos del año hay temporadas depresivas para la gente que les induce a tomar este tipo de decisiones, otro de los factores que también influyen en la gente que llega a considerar el suicidio es por lo que ven, escuchan o leen en los medios de comunicación.

Esto se debe a que en algunos medios informativos describen explícitamente el suicidio de algunas personas, al grado que narran de manera casi perfecta cómo, paso a paso, cómo lograr que una persona se cuelgue o muestran fotografías demasiado crudas sobre los cuerpos de las víctimas tras el suicidio.

“Eso está documentado científicamente, los medios de comunicación en un momento dado, de acuerdo a cómo saquen la nota, pueden inducir en las conductas suicidas. Así lo ha demostrado la Organización Mundial de la Salud y expertos en salud mental.

“Por eso siempre hemos sido respetuosos de las notas que publican los medios pero siempre recomendamos que este tipo de notas en los periódicos no sean las de ocho columnas y que se hable de las medidas preventivas, sin los detalles, ni fotografías o pormenores porque luego de ahí toman ideas”.

A lo largo de la historia ha habido algunos casos en donde se ha comprobado que el conocer historias de suicidio inducen a algunas personas a hacer lo mismo, y puso como ejemplo el caso de la actriz norteamericana Marilyn Monroe.

“Cuando ella se suicidó y salió la nota en todos los medios de comunicación en Estados Unidos con lujo de detalles, mucha gente se suicidó de igual manera”.

01 800 29 000 24, línea de ayuda

El incremento en la tendencia suicida en la gente, en donde además un gran porcentaje son jóvenes, provocó la creación de una línea de ayuda gratuita en mayo del 2007, la cual hasta los últimos días de diciembre en el año pasado había recibido más de 8 mil 870 llamadas.

La línea de ayuda ha recibido llamadas de prácticamente los 46 municipios que forman parte de Guanajuato, pero algo que ha sorprendido a las autoridades sanitarias es que también se han registrado llamadas de personas desesperadas en otros estados e incluso de Estados Unidos.

“Es una línea de ayuda en donde hay personal especializado para atender este tipo de casos las 24 horas del día y los 365 días del año, pero incluso hemos hecho señalamientos de la existencia de ésta línea con nuestros paisanos y nos han llamado desde Estados Unidos también para pedirnos ayuda”, dijo el secretario.

Del total de llamadas que ha registrado esta línea de ayuda, la mayoría han sido realizadas por mujeres, pues representan el 75 por ciento de los registros, mientras que los hombres representan el resto de las llamadas recibidas.

Sin embargo, en relación con los casos de suicidios cometidos, son los hombres quienes llevan la delantera.

“Las mujeres lo intentan más frecuentemente pero los hombres son más eficientes. Por eso, las mujeres son las que más llaman, de todas las llamadas que hemos recibido en la línea de ayuda, la mayoría son mujeres.

“Los hombres llaman y creen que pueden sobrellevarlo pero hay un momento de desesperación en donde finalmente consuman esa decisión, mientras que la mujer sí pide ayuda aunque se sienta así”.

Respecto a las zonas del estado en donde se han registrado el mayor número de llamadas de ayuda y casos de suicidio, son los municipios del corredor industrial es en donde se tiene el mayor número de registros, es decir, en León, Silao, Irapuato, Salamanca, Celaya y Apaseo el Grande.

Tendencias y ayuda

En relación con las estadísticas, durante el 2010 se tuvo un brote importante de suicidios, pero además en diciembre de ese mismo año hubo un 12 por ciento más de casos de este tipo en comparación con el mismo mes en 2009.

Es decir, de los 283 casos registrados en todo el año pasado, más de 30 se llevaron a cabo en la parte final del año.

Por eso, el Secretario de Salud en el estado reiteró la importancia de la línea de ayuda para las personas que puedan sentir una tendencia suicida en algún momento determinado y explicó que quienes llegan a sentirse así, deben acudir con ayuda profesional de un psicólogo.

Para ello, dijo que en 42 de los 46 municipios del estado dentro del sector salud hay 300 personas especialistas en ésta rama de la medicina para atender cualquier problema o tendencia suicida en la gente a través de programas de salud mental para este tipo de casos.

“Tenemos a los especialistas en las Unidades Médicas de Especialidad, en donde podrán encontrar los Centros Nueva Vida Contra las Adicciones y ahí se tratan los casos de lesiones autoinfringidas, además de un Centro de salud Mental con psiquiatras que apoyan a la población en todo momento.

Además, otra de las recomendaciones para tratar de evitar los pensamientos o tendencias suicidas en la gente, es la activación física por medio del deporte, pues las reacciones químicas que esto genera en el cuerpo ayuda a eliminar este tipo de actitudes en la gente, según explicó el secretario.

“Es raro que un deportista se quite la vida porque el hacer ejercicio se producen más endorfinas que son antidepresivas y es un medicamento natural en contra de la depresión, por eso una de las mejores terapias es el hacer ejercicio”.

Comments

comments