Autor:

Con una muy buena traducción del inglés a nuestro idioma por parte de Teresa Carter, hace cinco años se publicó el libro Energía y poder. La lucha por el control de la electricidad en el mundo. Es un arsenal de documentadas ideas, verídicos análisis y un panorama del problema y soluciones que abarca experiencias de Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia (la autora del magnífico texto, Sharon Beder, es australiana, profesora en la universidad de Wollongong, y combatiente de las privatizaciones) y otros mercados del mundo. Es un libro de lectura obligada, como suele decirse, para los más de 16 mil trabajadores que se resisten a sus despidos y que integran, todavía, el Sindicato Mexicano de Electricistas. Y también para todos aquellos que quieran adentrarse a ese fenómeno, cuando el actual régimen derechista-panista insiste en privatizar la industria eléctrica.

Sharon Beder puso una sensacional dedicatoria: “A los diseñadores de políticas de otros tiempos que tuvieron el buen sentido de poner los servicios básicos en manos públicas”. Uno de esos servicios (a los que hay que reformar para actualizarlos, y no desmantelarlos al ponerlos en manos privadas) es la electricidad que, nacionalizada (en México) hace ya más de medio siglo, está en vísperas de su desnacionalización. Por lo que es urgente que los trabajadores o integrantes de los sectores que se oponen al total desmantelamiento del sector público lean este libro, que hace un recorrido de la agenda de los servicios públicos desde 1900 y las desregulaciones (al calor del monetarismo de Milton Friedman y sus abortos: Reagan y Thatcher… hasta Salinas, Zedillo y Calderón).

Es una investigación de casi 700 páginas, pero con tal claridad y manejo sencillo del tema que atrae de inmediato al lector, desnudando el “evangelio de la privatización”, los “apagones”, el encarecimiento del servicio y las 1 mil triquiñuelas gubernamentales y privadas para hacer de la electricidad una manipulación más para someter a la población, asustada, con la amenaza de las suspensiones eléctricas. Para así llevar a cabo las privatizaciones, que solamente han conducido, en América Latina, a que “la gente sea más pobre [al grado de que] el 40 por ciento vive en la pobreza y el desempleo se ha duplicado… Para la mayoría de estos países, la privatización (en el caso específico del calderonismo, la privatización se fue al extremo: la liquidación de la empresa) es sinónimo de despidos y precios elevados”. Cita la autora del libro que “un mar de fondo popular y político se está gestando desde los Andes… contra el experimento de un capitalismo de libre mercado (sin controles) que ha enriquecido a funcionarios corruptos y multinacionales sin rostro”. Esperamos impacientes el resultado de esta promesa.

Ficha bibliográfica:

Autora:        Sharon Beder

Título:         Energía y poder. La lucha por el control de la electricidad en el mundo

Editorial:      Fondo de Cultura Económica, colección popular, número 664

Contralínea 212 / 12 de diciembre de 2010

Comments

comments