Nuestros lectores

Autor:

Por qué no a la mesa de diálogo En días pasados, la Comisión Diocesana de Justicia y Paz, que encabeza el padre Uvi (Wilfrido Mayren Peláez), convocó a una mesa de diálogo para la zona triqui y, en específico, a dos fuerzas políticas con proyectos totalmente diferentes y opuestos: el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) y el Municipio Autónomo de San Juan Copala. Reconocemos las grandes aportaciones que el padre ha hecho a la pacificación en varios conflictos comunitarios en Oaxaca; pero en este asunto en particular, una mesa donde ambas partes dialoguen cara a cara sería desastroso para la región triqui, pues, sin duda, la dirigencia del Municipio Autónomo sería severamente cuestionada por quienes lo han perdido todo, lo que daría pie a una desintegración de la organización y, por lo consiguiente, un sin fin de venganzas personales. Las consecuencias, como siempre, las sufrirían los compañeros indígenas, que menos saben de estos procesos. Es por eso que, sin pretender influir en la decisión de los compañeros, estamos de acuerdo con su decisión de no sentarse en una mesa de diálogo donde la mentira sea el maquillaje para tratar de limpiar la imagen de una dirigencia que ha demostrado no caminar con el pueblo. Porque haciendo un análisis de sus comunicados y, sobre todo, de la práctica política del MULT, hemos concluido lo siguiente: existe una separación entre las comunidades del MULT y su dirigencia, porque, en la práctica, el que decide todo es una sola persona. Existe una política vertical y autoritaria, como en las negociaciones con el Estado en las que el único que decide es el señor Heriberto Pazos, persona soberbia que se aprovecha de la fuerza de las comunidades para beneficio personal, para manipular la miseria y la necesidad de la gente humilde bajo un esquema de política clientelar que reproduce la política del Estado mexicano al que dice atacar. La comisión de diálogo del MULT, que asistió ante el padre Uvi, no lleva la facultad para decidir hasta no consultar con el señor Heriberto Pazos, y la posición política que ha prevalecido en el dirigente del MULT ha sido la de imponer un “comisionado de paz” gubernamental que “lleve recursos” a la región triqui, una especie de administrador que eche abajo el proyecto autonómico, porque así son las indicaciones del Estado y porque no conviene al dirigente del MULT un proyecto diferente que surja del diálogo de los campesinos e indígenas que viven en la región triqui, que derrote las multas, las marchas forzadas, los encarcelamientos y todos los demás castigos a los que no se disciplinen a su mandato. El señor Heriberto Pazos conoció a fondo la propuesta del proyecto autonómico (porque se la hicimos llegar), que consistió en que el edificio del Municipio de San Juan Copala quedara en manos de una fuerza civil de paz, y tanto el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (MULTI) como el MULT deberían replegarse al área en la que vienen participando, así como la marcha del silencio que se desarrollaría sólo por mujeres triquis el 12 de octubre, para iniciar desde abajo un proceso de diálogo en el que se analizara la situación y se propusieran soluciones por las propias comunidades y no por dirigencias, como el caso del MULT, que impone para su conveniencia. El dirigente del MULT se sintió ofendido con esta propuesta y echó pestes en contra de quienes se atrevieron a promover el diálogo real desde el proyecto autonómico. Gritó imposición y llamó a otras organizaciones democráticas para quejarse. Vociferó a los cuatro vientos que, aunque fuera el “santo papa”, no aceptaría ninguna propuesta de este tipo, demostrando así su práctica autoritaria y de corrupción. Desechó una propuesta honesta, pensada con el único fin de evitar más odio y rencor entre los triquis. De lo anterior, hay testigos. Lo que sucedió después nos da la razón, porque el señor Heriberto Pazos dice una cosa en público y hace otra a escondidas. Mientras aceptaba la mesa de diálogo (ante el padre Uvi), daba instrucciones para que la alianza con Toño Pájaro, pistolero de la Ubisort (Unidad para el Bienestar Social de la Región Triqui), avanzara hacia la toma del Palacio Municipal, no importando que fuera a sangre y fuego, y menos que hubiera mujeres y niños. Hoy, el palacio está en manos de la Ubisort bajo la complicidad del dirigente del MULT, lavándose las manos de tan horrenda actitud. Qué luchador social es quien engaña al pueblo y a las organizaciones democráticas, sociales y revolucionarias con un discurso progresista lleno de sentimientos, pero flaco en su aplicación real. Hoy, Heriberto Pazos ha cumplido la encomienda del poder capitalista al que dice tanto despreciar, pero que, en los hechos, es su amo y señor. Tarde o temprano, la verdad saldrá a la luz y entonces, como lo dice él mismo, “los traidores del movimiento popular caerán en el basurero de la historia”. Por todo esto, considero necesario aclarar lo siguiente: admiro y reconozco la lección de resistencia que el pueblo Triqui ha dado a Oaxaca a través de tantos años de lucha; entendemos que la violencia en la región ha sido generada por intereses extraños a su cultura. Respeto profundamente a los compañeras y a las compañeras de las dos organizaciones, pero no estoy de acuerdo con decisiones impositivas y autoritarias de cualquier dirigente, que lo único que fomentan es el odio y el rencor entre hermanos. Como adherente a La Otra Campaña, he acompañado parte del proceso autonómico de San Juan Copala. Desde que la violencia se agudizó en abril, acompañamos de manera abierta a los compañeros de Copala. Sobre todo en la canalización de sus heridos para que tengan atención médica adecuada y, a petición de un grupo de mujeres que llegaron huyendo a esta ciudad, les ayudamos a instalar el plantón, que aún mantienen en el zócalo capitalino. Inmediatamente, empezaron las amenazas sobre las plantonistas y sobre mi persona en particular, con el argumento de que si yo no soy triqui, no me debo meter. Por eso, vaya esta pequeña reflexión como denuncia. Hago responsable de lo que me pueda pasar a Heriberto Pazos Ortiz y a toda la dirigencia del MULT. Ya están en manos de compañeros de confianza, en el estado, fuera de él y también fuera del país, datos específicos que no dejan lugar a dudas de las amenazas, así como los nombres de dirigentes, de todos, para que, en caso extremo, los compañeros juzguen qué se hace. Porque creemos en la autonomía como un camino fundamental para la emancipación del país. Mientras haya un soplo de vida, estaremos acompañando, no dirigiendo, estos procesos, a la orden de nuestros hermanos como pueblo con el más profundo respeto a sus formas de decidir. Si este acompañamiento molesta tanto y, por eso, en lugar de generar propuestas dignas del pueblo triqui, le apuestan a la muerte, sea pues, señores. Ramiro Martínez, adherente a la Otra Campaña Se duele por la indiferencia ante Copala Como duele el drama de los desplazados de San Juan Copala. No alcanzo a comprender tanta masacre entre hermanos. ¿Qué Copala no es México? Por favor, gobiernos federal estatal y municipal, dónde está la ayuda para nuestros hermanos. Por qué tanto terror. Por qué tanta crueldad si son, como nosotros, personas que sienten, que sufren. Estoy muy aterrada. No soporto que a estas pobres mujeres les pasen estas cosas tan feas. Y no soporto el sufrimiento de sus hijos, que tanto sufren desde niños. Qué malos somos. La responsabilidad no es nada más del que los martiriza: es de nosotros también. No hemos hecho algo por estos hermanos y hermanas. No nos volvemos a donde están muriendo. Qué tristeza que a esta pobre gente se le trate peor que a un animal de ricos. Por caridad, hagamos algo. Rezaré por ustedes, hermanos. Carmen Gil Apoya a nahuas de Ostula Admiro a la gente del pueblo nahua de Ostula. Que la comunidad siga unida para evitar que las pocas tierras se las expropie el gobierno y luego las privatice. Sabemos que los militares violentan y amenazan; destruyen patrimonios. A eso van a estas comunidades. Pareciera que luchan contra pueblos donde prevalece la razón, la unión, el progreso. Los indígenas tienen el derecho de defender su patrimonio. Leidy del Rosario Cruz Gómez Sin esperanza en Gabino Cué Con la entrevista que realizó Contralínea a Gabino Cué, las cosas han quedado muy claras. Ya escuchamos la voz de las coaliciones oportunistas. Gabino es la continuidad de Ulises Ruiz. Leímos una declaración bastante estúpida acerca del Municipio Autónomo de San Juan Copala. Estamos con ustedes, compas en resistencia. Félix García Guerra contra la población, dice Lo que se está viviendo en México sí es una guerra, pero contra el pueblo. Es una guerra planificada desde fuera, por los imperios judeocristianos occidentales. Por un lado, buscan mantenernos ignorantes, y, por otro, matarnos de hambre. Y si protestas, ahí están los milicos… Y si por alguna razón los milicos estuvieran de nuestro lado, ahí están las bombas atómicas. Giap Salvador Felicitan por reportaje sobre la costa michoacana Gracias por el excelente reportaje sobre los nahuas de Santa María Ostula. Gracias por decir la verdad. Gracias por defender la raíz y la tierra. Xuchitl Vázquez Pallares Ya acaban con México, dice Felicidades por el excelente reportaje sobre la situación de las carreteras de México. Esto pone al desnudo todas las porquerías de la que son capaces estos aberrantes dirigentes de la nación. ¿Cómo llevar a juicio a este tipo tan desagradable si sólo se burla de las leyes sabiéndose apoyado por el “señor” presidente? No cabe duda que no quieren acabar con el país: ya están acabando con él. Antonio Ruiz Felicita por reportaje acerca de vendedoras por catálogo Cuando no existen oportunidades laborales, uno agradece al empleador y considera que se le ha dado una oportunidad extraordinaria. Al leer su reportaje, sentí mucha tristeza de ver cómo somos explotadas. La objetividad con la que está escrito el artículo sobre quienes nos dedicamos a las ventas directas, me sacudió; fue una sacudida moral. Está muy bien documentado. Entraron en las entrañas de todo el sistema. Tengo muchos años trabajando en esto y, algunas veces, hasta he adquirido deudas para poder cumplir con los objetivos que nos marcan las empresas. Los felicito por hacernos conscientes de nuestra situación. Ema Perfecta Las normales rurales, siempre a contracorriente Revista Contralínea: No sólo es grato sino altamente reconfortante y regenerador encontrar esta publicación. Soy exalumna de la Escuela Normal Rural de Amilcingo, Morelos. Así es: soy orgullosamente normalista rural. Actualmente trabajo como supervisora escolar en el Estado de México, en el municipio de Netzahualcóyotl, de donde soy originaria. Deseo expresarles mi reconocimiento por la información que difunden. Efectivamente, en 1980, año en que ingresé a la escuela, las condiciones eran las mismas a las relatadas en el reportaje. Cuando era estudiante, comíamos con 19 pesos diarios. Nunca nos pudimos bañar con agua siquiera tibia en invierno. ¿Carne? Impensable. Pero eso sí: los docentes que teníamos eran gente muy preparada, pero, además, consciente de su responsabilidad como formadores de docentes. Enseñaban con el ejemplo: hacer mucho con poco, experimentar la educación vivencial y el aprendizaje significativo, conceptos aprendidos hace más de 25 años y muy en boga en la actualidad, y a promover el verdadero desarrollo de la comunidad. Por ello, logramos una eficaz comunicación no sólo con el pueblo de Amilcingo, sino con todos los pueblos del Oriente del estado: Tlacotepec, Zacualpan, Huazulco… De verdad, hay mucho que contar: historias de lucha, y no sólo de lucha social o política, sino cultural y académica. Permítanme decirles que, con todas las limitaciones, el perfil con el que egresé en 1984 no le ha pedido nada a ningún contemporáneo egresado de otras instituciones con otros planes de estudio y otros recursos de infraestructura. En fin, hay mucho que decir sobre las normales rurales y pocos foros de expresión. Historias en el tintero de Amilcingo, hay muchas por contar: desde el día en que los campesinos evitaron que la policía estatal desalojara la escuela, hasta el lamentable fallecimiento de tres alumnas que viajaban de raid… María del Carmen Ramírez Zárate Gafes, desperdiciados por el Estado mexicano, considera Con respecto de los Grupos Aeromóviles de Fuerzas Especiales (Gafes), el gobierno mexicano no supo valorar a estas personas ni motivarlas con un sueldo mejor. Yo no tengo nada que ver con la delincuencia porque tengo un trabajo digno, en el que llevo ocho años, pero ésa es mi opinión. Soy un exgafe y, a pesar de todo lo que aprendimos, también nos enseñaron a ser humildes: no demostrar o utilizar lo que sabemos cuando no se requiere. José Ángel Macías Aún venden más tiendas familiares que supermercados, señala Aunque sin duda los autoservicios son grandes proveedores de insumos básicos, las tiendas de abarrotes y misceláneas acaparan todavía una gran parte. Mientras que a los supermercados, una persona va una vez a la quincena, a una tienda pequeña la misma persona acude en más de una ocasión al día. Los autoservicios quisieran de buena gana desaparecer las pequeñas tiendas, pero, por lo pronto, esto causaría un desabasto. Hoy por hoy, la venta al menudeo supera a los supermercados. Y hay que mantener eso. Saludos. Roberto Silva Sánchez Denuncian detención injusta de comunero michoacano A los medios de comunicación A los organismos defensores de los derechos humanos A las organizaciones democráticas e independientes Al pueblo en general La criminalización de la pobreza y protesta popular y la de todo aquel disidente u opositor a las políticas fascistas del gobierno federal ha sido una constante de los que se aferran en sostener este régimen en decadencia. Muchos son los ejemplos para afirmar este hecho: detención-desaparición de luchadores sociales; asesinatos selectivos de defensores de derechos humanos; encarcelamiento de comuneros que defienden sus tierras; violación de jovencitas por miembros del Ejército Mexicano. Estas violaciones a los derechos humanos tienen el objetivo de atemorizar y de inhibir el descontento popular, que se ha acrecentado a partir de la llegada de la ultraderecha al poder. En este contexto nacional de crisis económica y política que las administraciones panistas han conducido al país, el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) denuncia la detención arbitraria del comunero y profesor de educación indígena Espiridión Aguilar Rangel, de la comunidad indígena de Caltzontzin, municipio de Uruapan, Michoacán. El viernes 15 de septiembre fue detenido por agentes federales vestidos de civil a las 7:40 aproximadamente, cuando se dirigía a su trabajo en la escuela de la comunidad antes mencionada. Fue trasladado inmediatamente a las instalaciones del Poder Judicial de la Federación, situado en esta ciudad, donde se les indicó a los familiares del detenido que el delito que se le imputa es por daños al medio ambiente y cambio de uso de suelo, indicándoles que el juez del Quinto Distrito daría el dictamen el lunes 18 de septiembre a las 9: 30 horas. El Poder Judicial de la Federación dictó auto de formal prisión, de seis meses a nueve años sin derecho a fianza, sin tener las pruebas suficientes para demostrar el delito, lo que comprueba una vez más la arbitrariedad con la que se conduce la justicia en nuestro país. Existen documentos firmados y avalados por las tres instancias gubernamentales: la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), por parte de la federación; el gobierno del Estado y el ayuntamiento municipal, en los que se le da la autorización para construir una olla agrícola en un terreno comunal. Es a raíz de este hecho que se le detiene y consigna por delitos del fuero federal, por haber derribado 30 árboles, previa autorización de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa). Ante la cerrazón de las autoridades federales, las comunidades indígenas y organizaciones populares nos manifestamos en las calles como única alternativa de hacer llegar nuestra voz a los oídos de los encargados de impartir justicia, para que echen atrás esta aberrante resolución. La exigencia de la libertad inmediata del compañero es una demanda legítima, a la cual ya muchas voces de otras organizaciones hermanas y sectores sociales se han sumado y enarbolado, al mismo tiempo que se exige la libertad inmediata de los presos políticos y de conciencia en el país. Peticiones de solidaridad: 1. Hacemos un llamado urgente para que se sumen a la exigencia por la libertad inmediata del preso político y de conciencia Espiridión Aguilar Rangel. 2. Se manifiesten para pedir a los gobiernos de Michoacán y federal que cesen persecución, hostigamiento, amenazas, desaparición forzada, tortura y criminalización de la pobreza y protesta popular en Michoacán contra quienes luchan por el respeto a sus derechos humanos, económicos, sociales, culturales y ambientales. 3. Responsabilizamos a los gobiernos estatal y federal de la integridad física y sicológica del profesor, preso por defender los bosques, aguas y tierras de la comunidad indígena de Caltzontzin. 4. A todos los organismos de derechos humanos de Michoacán y México, solicitamos la intervención de sus buenos oficios para pronunciarnos y manifestar nuestra condena a esta detención violatoria de los derechos humanos del comunero y profesor. Fraternalmente, ¡Libertad inmediata del profesor Espiridión Aguilar Rangel y de todos los presos políticos y de conciencia en el país! ¡Por la presentación con vida de todos los detenidos-desaparecidos por el Estado mexicano! ¡Alto a la criminalización de la pobreza y protesta popular! ¡Alto a la militarización en el país! Frente Nacional de Lucha por el Socialismo Comunidad Indígena de Caltzontzin