Autor:

Luego de más de nueve meses de asedio, grupos paramilitares tomaron el pueblo de San Juan Copala, centro ceremonial y político de la nación triqui y cabecera del proyecto autonómico que impulsaron ocho comunidades.

De acuerdo con la información proporcionada por la Coordinación de Derechos Humanos y los voceros del municipio autónomo, las casas han sido saqueadas e incendiadas; más de 400 personas han sido desplazadas y cuentan tres muertes y cuatro desapariciones desde que ingresaron los grupos armados el pasado 13 de septiembre.

Los indígenas triquis han denunciado los hechos desde que empezó el cerco, en noviembre del año pasado, y advirtieron de la posible incursión armada desde hace semanas. Contralínea presenta la serie de investigaciones realizadas en los últimos meses, donde se da cuenta de la violencia y la impunidad con que actúan grupos pertrechados y armados con fusiles de asalto “de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas”.

Copala, zona de guerra

Desde hace más de seis meses, una ciudad es asediada por paramilitares en Oaxaca: San Juan Copala. Las indiscriminadas ráfagas de AK-47 contra el principal centro político y ceremonial de la cultura triqui se mantienen a todas horas. Las emboscadas contra los pobladores que se atreven a salir de sus casas suceden casi a diario. Más de 30 muertos y centenas de heridos ha dejado el sitio a una población que resiste una guerra. La orden de los grupos armados es no dejar salir ni entrar a nadie: que los triquis que optaron por la autonomía se rindan por balas y por ausencia de alimentos y medicinas. Antes de la llegada de los paramilitares, el Ejército y las policías abandonaron sus cuarteles

Se rompe el cerco paramilitar

San Juan Copala, Oaxaca. Todos los días, desde hace seis meses, hombres armados apostados en los cerros que rodean Copala disparan a todo lo que se mueve. La orden que recibieron, cuenta uno de ellos, es que nadie salga ni entre a este pequeño pueblo de la región triqui oaxaqueña. Así,evitan que llegue el abasto de comida, agua potable y medicinas a las cerca de 800 personas que, hambrientas, sobreviven atrapadas en este infierno.

El castigo a San Juan Copala

La reorganización de los grupos paramilitares en la región triqui inició luego del movimiento de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca. La construcción del municipio autónomo fue vista por los caciques locales y por sectores del propio gobierno estatal como una declaración de guerra. La reprimenda se dirige contra los triquis que creyeron que podrían ser “autónomos”

Estado mexicano, negligente con Copala

Tras seis meses de asedio armado en contra del Municipio Autónomo de San Juan Copala, Oaxaca, la Secretaría de la Defensa Nacional asegura no ser la dependencia competente siquiera para garantizar la integridad de los legisladores y civiles que participaron en la caravana de ayuda humanitaria, del pasado 8 de junio. La administración estatal tampoco se responsabilizó. Evencio Nicolás Martínez –secretario de Gobierno ligado al grupo paramilitar Ubisort– afirmó que la zona es afectada por “pugnas internas”

Estado mexicano, inexistente en región triqui

La Sabana, CopalaOaxaca. Más de 400 elementos de la Policía Estatal de Oaxaca, 50 de la Procuraduría General de Justicia del Estado y 40 agentes de la federal Policía Investigadora Ministerial (PIM, antes Agencia Federal de Investigación), armados con fusiles de asalto AR-15 y pistolas calibre .38 súper, son insuficientes para replegar a la Unidad para el Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort), organización que por segunda vez impide la entrega de ayuda humanitaria a los habitantes del Municipio Autónomo.

Asunto: Solicitud de medidas cautelares

Comisión Nacional de los Derechos Humanos

Quinta Visitaduría General Asunto: Solicitud de medidas cautelares

Copala: gobierno mexicano oculta información a Europa

Los activistas europeos emboscados en San Juan Copala habían propuesto a sus gobiernos y organizaciones no gubernamentales apoyar propuestas de desarrollo para los pueblos indiosmexicanos sumidos en la pobreza. La solidaridad de los activistas de los derechos humanos encontró las balas de la organización paramilitar Ubisort, que mataron al finlandés Jyri Jaakkola y a la mexicana Bety Cariño. A pesar de las promesas de Felipe Calderón, hasta ahora no hay investigaciones ni detenidos

El adiós al “máximo líder”

Yosoyuxi, Copala, Oaxaca. Hombres, mujeres y niños triquis van del llanto a la sonrisa. Del más sentido grito de dolor a la carcajada. Todos bailan para despedir Timoteo Alejandro Ramírez–“líder natural” de esta comunidad y “líder de líderes” del movimiento por la autonomía de la “nación triqui”–, y a su esposa Tleriberta Castromasacrados en su domicilio el pasado 20 de mayo.

Le decían Timo sus compañeros de lucha

Yosoyuxi, Oaxaca. Quizás porque sólo se trató del crimen de un líder indígena triqui y de su esposa, quienes luchaban por la autonomía de los pueblos indios, al funeral de Timoteo Alejandro Ramírez y de su esposa Tleriberta Castro no asistieron políticos ni funcionarios públicos. Tampoco llegó a dar el pésame el gobernador priista oaxaqueño, Ulises Ruiz, ni su secretario General de Gobierno, Evencio Nicolás Martínez. Menos se apareció al entierro algún representante del panista Felipe Calderón. También brillaron por su ausencialegisladores federales y locales de los partidos políticos. Esta vez nadie acudió en busca del voto electoral de los dos indígenas muertos.

Profesionales del crimen

Una operación quirúrgica, preparada con meses de antelación, acabó con la vida del máximo líder de las comunidades triquis simpatizantes de la autonomía. La estrategia para asesinar a Timoteo Alejandro Ramírez no tiene precedentes en la región. No fue una emboscada ni una irrupción armada en la comunidad de Yosoyuxi, Oaxaca; se trató de un operativo con sicarios encubiertos que ingresaron hasta el hogar de la familia Alejandro Castro

Grupo paramilitar mata a Timoteo Alejandro Ramírez

Timoteo Alejandro Ramírez, líder triqui de la comunidad de Yosoyuxi y uno de los principales impulsores del Municipio Autónomo de San Juan Copala, Oaxaca, fue asesinado en su casa este jueves 20 de mayo de 2010.

En pie la lucha por la autonomía

Pese al asesinato del líder triqui, Timoteo Alejandro Ramírez, el movimiento por la autonomía de San Juan Copala continúa. Representantes del municipio autónomo consideran esta muerte “un crimen de Estado” y señalan que tras el homicidio, el movimiento no caerá en “provocaciones” del gobierno

“Nación triqui” refrenda lucha por la autonomía

El asesinato de Timoteo Alejandro, máximo dirigente del movimiento por la autonomía del pueblo triqui, cimbra las estructuras del Municipio Autónomo de Copala y del MULTI. Los “líderes naturales” de las comunidades en resistencia no tienen duda: se trató de un crimen de Estado. Culpan a los gobiernos de Felipe Calderón y Ulises Ruiz. Advierten un embate paramilitar, pero se muestran firmes: “Ni nos rendimos ni nos vendemos; antes nos matan en nuestras casas”. Resuelven luchar hasta consolidar definitivamente el proyecto autonómico

Rufino Juárez: la Ubisort también dispara

La Sabana, Copala, Oaxaca. Apenas se retira la Caravana de Paz que intenta entrar a San Juan Copala cuando el líder de la Unión para el Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort), Rufino Juárez Hernández, se unge triunfal y sale a pie de carretera rodeado de un numeroso grupo de mujeres y un discreto equipo de seguridad, para festejar su victoria pírrica.

Declaración de los Jefes de Misión de la Unión Europea en México sobre los hechos de violencia en San Juan Copala (Oaxaca)

Declaración de los Jefes de Misión de la Unión Europea en México sobre los hechos de violencia en San Juan Copala (Oaxaca). La Unión Europea condena el ataque armado que sufrió el pasado 27 de abril una caravana integrada por defensores de derechos humanos, periodistas y ciudadanos europeos cuando se dirigía a San Juan Copala (Estado de Oaxaca). En el ataque perdieron la vida la ciudadana mexicana Beatriz Alberta Cariño Trujillo y el ciudadano finlandés Jyri Antero Jaakkola, y varias personas resultaron heridas.

Amenazan de muerte a 35 mujeres y niños triquis que salieron de San Juan Copala

La mañana de ayer viernes 35 mujeres y niños triquis salieron del pueblo de San Juan Copala y fueron interceptados en el poblado de La Sabana por hombres armados, quienes los amenazaron con que serían ejecutados en caso de que intentaran regresar con alimentos y medicinas.

Copala: organizaciones disputan los ramos 28 y 33

La ambición por controlar las partidas 28 y 33 del Presupuesto de Egresos de la Federación es una razón más para que los paramilitares de la Unión para el Bienestar Social de la Región Triqui y del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui apunten sus fusiles de asalto contra la población de San Juan Copala, Oaxaca. El Municipio Autónomo sólo exige que entreguen los recursos que les corresponden y se transparente el gasto

Capturado por paramilitares

Luego de la emboscada a la caravana de paz que pretendía llegar a San Juan Copala, el periodista Roger Valle cayó en manos de los paramilitares. El corresponsal en la Sierra Mixteca del diario Noticias de Oaxaca narra su experiencia como testigo del asesinato del finlandés Jiry Jaakkola, pues viajaba en el asiento ubicado detrás del chofer, en la Van blanca que encabezaba el convoy de ayuda humanitaria

Calderón, al banquillo de la justicia internacional

El gobierno federal mexicano ya enfrenta un conflicto diplomático por su nula actuación ante la emboscada paramilitar contra una caravana humanitaria internacional, ocurrida en Oaxaca a fines de abril. Pese al mutismo oficial, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Organización de las Naciones Unidas y la Unión Europea exigen a Felipe Calderón rendir cuentas. En Europa se multiplican las manifestaciones de repudio por ese ataque impune

Ulises Ruiz, sin reponsabilidad en el asesinato: MULT

Heriberto Pazos Ortiz –dirigente del MULT y del Partido Unión Popular– deslinda al gobierno de Ulises Ruiz y a su propia organización del asesinato de Timoteo Alejandro Ramírez, líder del MULTI, y de su esposa Tleriberta Castro. El Municipio Autónomo, sin embargo, acusa un crimen de Estado, perpetrado con la complicidad del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui y de la Ubisort

Sobrevivir a la emboscada

Un grupo de más de 20 hombres con armas largas se desgajó de uno de los cerros. Emboscó a lacaravana de paz que se dirigía a San Juan Copala. Las balas de AK-47cuerno de chivo entraron por decenas en cada automóvil. Mataron a dos personas e hirieron a casi una decena. Dosperiodistas de Contralínea se encontraban en el lugar para documentar la conflictiva situación de la región triqui. Los reporteros se convirtieron en víctimas y en presa de la organización paramilitar que mantiene cercado al municipio autónomo. Fueron casi tres días de huir por la montaña y sobrevivir hasta el rescate

Resistencia triqui

“La creación del municipio autónomo de San Juan Copala, Oaxaca, representa un paso más en la larga lucha de nuestros pueblos contra la injusticia”, declaró la comunidad triqui en enero de 2007.

Oaxaca: paramilitares frustran caravana humanitaria

Paramilitares de la Unidad para el Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort) impidieron una vez más el paso a la caravana internacional de ayuda humanitaria, que pretendía romper el cerco en contra del Municipio Autónomo de San Juan Copala, Oaxaca, México.

Ubisort, grupo ilegal armado

Ni el Ejército ni la Marina actuaron ante el ataque paramilitar que se perpetró enJuxtlahuaca contra la caravana internacional de paz, aun cuando en México se libra una “guerra” contra el crimen organizado, señala el defensor de derechos humanos Ramírez Baena. La omisión –indica– se dio a pesar de que la Ubisort empata en la definición de “grupo ilegal”: los atacantes fueron más de tres, vestían uniforme camuflado y capuchas, y portaban armas de alto poder exclusivas de las Fuerzas Armadas. “La violencia en Oaxaca, para que Ulises Ruiz preserve al PRI en el poder” Caricatura Zona de miedo

Grupo paramilitar priista impone su ley y amedrenta al Estado

Paramilitares desafían a la comunidad internacional de defensores de derechos humanos y emboscan a activistas y periodistas en la sierra triqui de Oaxaca. El grupo, armado con fusiles de uso exclusivo del Ejército, asesina a la dirigente del centro Cactus, Beatriz Alberta Cariño, y al observador Jiry Jakkola, de Finlandia, país que actualmente ostenta la coordinación en materia de derechos humanos de la Unión Europea; también balea a decenas de personas. En estos hechos, desaparecen –y tras largas gestiones son rescatados– los reporteros de Contralínea Érika Ramírez y David Cilia

Defensores sociales, las víctimas

La emboscada paramilitar contra la caravana humanitaria –ocurrida en Juxtlahuaca,Oaxaca, el pasado 27 de abril– es el primer antecedente de un ataque de esta naturaleza en el mundo. El asesinato de los activistas Cariño TrujilloJiry Jaakkola se suma a las agresiones que sufren a diario los defensores de derechos humanos en México. La impunidad y el contexto de violencia e inseguridad favorecen esas embestidas, señalan organismos internacionales

El eslabón más débil de la Unión Europea

¿Qué pasa con los países periféricos de la Unión Europea?

Hasta estos momentos, el planteamiento para salir de la crisis en la Eurozona ha venido centrándose en los países considerados como la periferia de la misma: a Grecia, Portugal, España e Irlanda les han impuesto políticas de gran austeridad de gasto público que abarcan desde la reducción del gasto social hasta la disminución de la protección social, bajando los salarios, por medio de una gran desregulación de los mercados de trabajo.

La guerra que México oculta

La escalada de violencia afecta las relaciones exteriores de México. Mientras que los corresponsales extranjeros trabajan en este país como en una zona de guerra, parlamentarios europeos manifiestan su decepción por el incremento de las violaciones a los derechos humanos Contraluz:

Copala hoy: bajo la metralla

Hace más de siete meses que nadie puede caminar por las calles de San Juan Copala, el centro político y ceremonial de la cultura triqui, en el poniente del estado mexicano de Oaxaca. Desde aquel 28 de noviembre de 2009, cuando las primeras ráfagas de fusiles de asalto AK-47 y AR-15 obligaron a los pobladores a recluirse en sus casas, han pasado 219 días. Videos:

San Juan Copala

San Juan Copala, Oaxaca. Desde el 28 de noviembre de 2009, el centro político y ceremonial de la cultura triqui se encuentra en estado de sitio, sometido permanentemente a los disparos indiscriminados de los grupos paramilitares de la Unión para el Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort), de filiación priista, que encabeza Rufino Juárez, el alumno del actual secretario de Gobierno de Oaxaca, Evencio Nicolás Martínez. Desde entonces, 500 personas han sido desplazadas. Otras 30 han sido asesinadas y un número indeterminado, heridas. Todas han sido emboscadas.

Copala: tumba electoral (y política) de Ulises Ruiz

Hago el mal, y soy el primero en rugir. Pongo en obra las malas acciones, y hago a los demás responsables de ellas… soy la corrupción de un tronco podrido William Shakespeare

Comments

comments