Autor:

Comité Central de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México*

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

A 75 años de su fundación, la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM) se ha mantenido en permanente resistencia. La sobrevivencia de las escuelas normales rurales, como de la propia organización, ha sido posible con base en actividades de presión y en gestiones ante las diferentes instancias gubernamentales.

La FECSM –fundada el 18 de junio de 1935 en la Central Campesina El Roque, Guanajuato– está integrada por todos los miembros de las Escuelas Normales Rurales del país. Estas escuelas –resultado de la Revolución Mexicana, en la que la unión del pueblo hizo valer el derecho fundamental de la educación pública y gratuita y logró que este derecho quedara inscrito en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos– ofrecen educación a los hijos de campesinos pobres.

Además, las normales rurales tienen la esencial tarea de llevar educación a los lugares más marginados y alejados en cada uno de los estados de nuestro país y de ofrecer una forma de vida digna para los campesinos. También, coadyuvar en la organización de estas poblaciones para mejorar su calidad de vida y trabajar en proyectos para el desarrollo social. Así, el egresado del normalismo rural es el que cuenta con el perfil para desempeñarse en estas comunidades.

Hoy, ante el contexto neoliberal en que México se encuentra, los estudiantes de las normales rurales redoblamos la lucha por la defensa de la educación pública y por la defensa de la formación que nuestras escuelas nos ofrecen: la de personas críticas, analíticas, reflexivas y activas, de carácter socialista (marxista-leninista). El embate actual contra la organización estudiantil ya no sólo es a través del hostigamiento y la represión física y sicológica: ahora también es mediante las estrategias de divisionismo al interior de nuestras bases.

Los gobiernos estatales y federal mantienen una política de desmantelamiento de la educación pública. El tiro de gracia que pretenden propinarle a este derecho es el cierre de las normales públicas. Las primeras de la lista son las normales rurales.

Ante tales circunstancias, y con esta primera entrega en este espacio que pretende ser de análisis de las políticas educativas y de las luchas populares en México, la FECSM declara:

Que se pronuncia por el fortalecimiento de la educación popular y científica sin discriminación social. Condena la educación profesionalista, religiosa e imperialista porque estas corrientes no permiten que el individuo tenga conciencia de su realidad y el universo.

Que se mantiene alerta, en defensa del sistema educativo de internado para las personas de escasos recursos económicos y que luchará por la creación de centros educativos suficientes y adecuados que pongan fin a la discriminación; y que defenderá y fomentará la participación de los estudiantes en la planificación y dirección de las actividades escolares.

Que es una organización democrática, combativa y revolucionaria. Sus luchas serán encaminadas y guiadas hacia la reivindicación de los derechos populares.

Que se pronuncia enérgicamente contra todas las fuerzas reaccionarias, partidistas y demás agrupaciones que pretenden desviar el proceso revolucionario, tratando de confundir a la clase desposeída con un lenguaje seudorrevolucionario.

Que participará en todos los movimientos que tengan como meta los legítimos derechos del proletariado y demás sectores populares en el avance ascendente del sistema socialista. Contribuirá a la lucha contra el imperialismo y la burguesía nacional que tienen en sus manos las riquezas del país.

Que condena enérgicamente la intensa campaña de corrupción y vicio que sobre el pueblo lanzan los medios masivos de comunicación, subsidiados y tolerados por el sistema actual de nuestro país (intervencionismo ideológico).

Que condena la corrupción del Estado burgués, el cual controla y mediatiza a la juventud y la clase explotada por medio de la ideología burguesa y el soborno.

Que condena la discriminación racial y que luchará en contra de los regímenes que tienen en sus cárceles presos políticos y que crean grupos paramilitares que solo sirven para reprimir al pueblo.

Que se pronuncia enérgicamente contra la intervención militar imperialista en las luchas de liberación de los pueblos explotados; que condena el neocolonialismo.

Que lucha contra el fascismo, la corriente reaccionaria que sostiene actualmente al imperialismo.

Que se pronuncia por la coexistencia pacífica y por la libre autodeterminación de los pueblos; que se solidariza con la lucha del proletariado mundial.

Bajo estos términos, la FECSM se mantiene en defensa de los derechos del pueblo y en apoyo fraternal a las organizaciones sociales que defienden y promueven los derechos del proletariado. Esto somos y desde esta perspectiva buscaremos contribuir al debate informado, honesto y en entera libertad.

*Organización estudiantil semiclandestina de carácter nacional, integrada por estudiantes de las escuelas normales rurales de México

CONTRALÍNEA 193 – 01 DE AGOSTO DE 2010

Comments

comments