Espectáculo y desolación

Autor:

En un verdadero espectáculo para los vecinos del Empalme y del ejido Presidente Cárdenas se convirtió la llegada del agua, proveniente del río Bravo, fue desviada a esta zona para evitar la inundación de la ciudad de Matamoros, pero afecta a las comunidades rurales del municipio de Valle Hermoso.

José Luis Mancha

Valle Hermoso, Tamaulipas.

El agua empezó a llegar al vaso Villa Cárdenas, alrededor de las seis de la tarde del miércoles 21 de julio pasado, lo que aprovecharon cientos de lugareños para observar las actividades que realizaba el personal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) al arremolinarse sobre la estructura del enorme puente que divide a los municipios de Valle Hermoso y Matamoros.

Alrededor de unas veinticinco familias del poblado Empalme, que tenían su domicilio en la parte oriente del bordo del vaso Lázaro Cárdenas, quedaron bajo el agua.

Vecinos afectados, como Lázaro Rodríguez Rodríguez, se encontraban sacando del interior de sus viviendas sus muebles, mientras que otros desmantelaban sus casas de madera o rescataban los techos de lámina.

Hamid Name Pineda, alcalde de Valle Hermoso, ya había dado instrucciones de avisar a los pobladores cuyas casas estaban en riesgo, pero no todos se fueron. En Matamoros, residentes del ejido San Lorenzo tuvieron que ser desalojados casi a la fuerza.

Mientras el agua continuaba con su cauce normal, en el arroyo del Tigre, las autoridades se colocaban los llamados “tapones” y en el poblado Anáhuac se hacia lo mismo para evitar la inundación de más comunidades rurales.

En la autopista Matamoros-Reynosa se cortó la carpeta en varios tramos para darle paso al desbordamiento del agua. Lo mismo ocurrió en la carretera del Sendero Nacional Valle Hermoso-Matamoros, por el poblado Anáhuac; la carretera Matamoros-Victoria, a la altura del puente “Los Guajes”, fue cerrada en sus dos carriles.

Y es que en Valle Hermoso el peligro por el desfogue da las presas colocó en situación de riesgo a miles de habitantes. El Distrito de Riego 025 Bajo Río Bravo nunca en su historia había recibido un caudal de agua de la magnitud que se ha registrado y los residentes aún esperan más agua que llegue a los vasos de ¨El Culebrón¨ y Lázaro Cárdenas. Otros poblados, como Nuevo Progreso, prácticamente se hundieron bajo las aguas desbordadas del río.

El ingeniero Rubén García, del módulo Santa Rosa, perteneciente al Distrito de Riego 025, dijo que el paso del agua por los Vasos Villa Cárdenas y Control 1 será provisional y confiaban en que en pocos días el caudal llegue hasta el Arroyo del Tigre.

También que en el sector norte del municipio quedó exactamente a un 15 por ciento de la superficie sin que se haya levantado la cosecha.

Aseguró que esto no va a representar ningún problema ni denuncia contra la Conagua o el gobierno federal, porque esos terrenos son propiedad de la Nación y “los ejidatarios solamente las explotan en su beneficio”.

Comments

comments