Autor:

Aquí… también es Matamoros

Iluminada por la fuerza productiva de casi 128 mil ciudadanos económicamente activos –de una población compuesta por 575 mil habitantes, de acuerdo a los diversos censos oficiales–, Matamoros se yergue como una metrópolis que va más allá de ser una ciudad simplemente fronteriza.

Norberto Lacarriere Lezama

Matamoros, Tamaulipas

Se trata de un sitio donde históricamente se definieron destinos revolucionarios y políticos que le transformaron al mismo México y en el que socioeconómicamente convergen cientos y cientos de proyectos.

Por esto y más se cree que no es ni gratuito ni pretencioso el nombre que recibió desde hace años, así que esta zona llamada la Gran Puerta de México se abre a diario para que la industria, con y sin chimeneas, le demuestre al mundo que la calidad de la mano de obra matamorense compite a nivel internacional.

Potencial financiero

La ciudad tiene tres parques industriales

–CIMA, FINSA y Las Ventanas– en los que se soporta la economía regional, mediante importantes contratos colectivos con cuatro sindicatos de jornaleros y trabajadores de maquila, los que albergan a cuando menos 80 mil afiliados que laboran en la industria de la transformación.

Según las cifras del IMSS, Secretaría de Economía-Subdelegación Local, INEGI y Secretaría local de Desarrollo Económico, el total aproximado en ese renglón de la productividad se compone de 96 mil empleados, pues a los 80 mil ya citados se les suman unos 16 mil de confianza. A estos se suman 16 mil hombres de la rama de la construcción, más 12 mil en los servicios empresariales, amén de unos 10 mil burócratas.

Entre sus plantas hay filiales de corporativos mundiales con los que se han obtenido premios mundiales de calidad –entre ellos el ansiado y afamado Shingo Prize, por decenas de millones de horas-hombre sin accidentes y con pleno apego a la excelencia en la manufactura.

Si bien es cierto que la crisis monetaria de Estados Unidos repercutió con cifras preocupantes de desempleo durante 2009 (alrededor de 7 mil plazas desocupadas), durante el primer trimestre de 2010 se recuperaron unas 1 mil 500, gracias a la llegada de 2 empresas, además de que logró impedirse el cierre de la compañía que en el pasado se llamó RIMIR, uno de los bastiones laborales más representativos del municipio.

Respecto al turismo, éste se ha frenado en el rubro del entretenimiento pero no deja de mantenerse en cuanto a otras de sus vocaciones, como sucede en lo religioso con cerca de 20 mil misioneros extranjeros que en promedio visitan Matamoros al año.  Tan rentable es, que grupos empresariales de la India han invertido aquí, en la compra de hoteles.

Factor educativo

En la enseñanza la población actual de estudiantes se compone de 125 mil alumnos que cursan en unas 420 escuelas, desde la enseñanza básica el nivel superior.

Las casas de estudio universitario público son el Instituto Tecnológico de Matamoros (con 11 carreras) y el campus de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (con 4 facultades, entre ellas Medicina y Enfermería), aunque con un carácter técnico está la Universidad Tecnológica. A esta oferta se suman los 4 planteles profesionales privados.

Salud

En materia hospitalaria pública se dice que hay avances pero es la creciente población la que causa que la demanda rebase la oferta, aunque en el sector privado se ha notado más el progreso profesional de la medicina. Tanto, que cada vez es más frecuente la mención del “turismo clínico”, que se refiere al número de visitantes extranjeros que llegan a México a atenderse de sus males con especialistas connacionales.

Medios informativos

Especialistas en telecomunicaciones opinan que “no puede considerarse más a Matamoros como un lugar pequeño, si se toma en cuenta el número de medios de información y entretenimiento que existen”.

En suma, la zona tiene: cuatro televisoras (dos de ellas son de reconocidos consorcios, pero sólo una tiene presencia nacional, como es Grupo Fórmula), cinco empresas radiodifusoras,  no menos de cuatro periódicos de mayor circulación y alrededor de 10 portales de Internet, entre ellos uno que es considerado la primera estación de radio por la red cibernética.

Lugar envidiado

Por su ubicación geográfica este municipio sigue en proceso de ser el despunte de inmensos logros y no sólo eso: según especialistas, se consolidará como sitio único, (dueño de cuatro puertos internacionales), siempre y cuando se tenga la visión y madurez para impulsarles en lo marítimo, lo aéreo y lo ferroviario, ya que estas áreas se han desaprovechado por décadas.

Cabe recordar que en lo terrestre, Matamoros tiene 4 puentes de enlace binacional con Estados Unidos, aunque de ellos sólo uno le reporta recursos económicos a las arcas municipales.

Cambios y mejoras a la infraestructura

Gracias al programa de rescate de edificios históricos se salvaron varios de los inmuebles edificados durante los siglos XIX y XX, con lo que se alcanzó a conservar la imagen tradicional de la arquitectura de la región, aun cuando en varios casos lejos de tratarse de una “restauración” los responsables del fideicomiso encargado de este renglón procedieron a renovar las fachadas.

No obstante, el rescate tenía que ser integral y no sólo físico, por lo que se decidió alejar poco a poco al transporte público de la zona centro y de la misma manera retirar parcial o totalmente las prácticas antisociales como la prostitución, que desde 1982 comenzó a ejercerse en el primer cuadro de la ciudad.

Hay más: gestiones de los gobiernos municipales que operaron de 2002 a 2007 hicieron que el Banco para el Desarrollo de América del Norte dotara a Matamoros de millonarios recursos a fondo perdido, para impulsar la infraestructura hidraulica.

Con esas cantidades se construyeron tanques elevados que motivaron la instalación de nuevas subestaciones de bomberos.

Recientemente, el alcalde Erick Silva Santos anunció que el BANDAN le autorizara 20 millones de dólares, con los que se rehabilitará e instalará el pavimento en cerca de 200 colonias.

Cuna de prosperidad

Hay en esta ciudad un origen que pocos conocen y que alguna vez lo remarcó el finado cronista vitalicio, Emiliano Sáenz de los Reyes: “Si Matamoros no hubiera existido, lugares como Monterrey, Nuevo León tal vez jamás habría crecido hasta convertirse en la capital financiera de México”.

Según el relato, las familias pioneras que llegaron a la Sultana del Norte nacieron o procedieron de este rincón del Noreste de México, cuando se le conocía como San Juan de los Esteros Hermosos.

Más méritos

Esta ciudad tiene varios orgullos. Durante sus 183 años de existencia con el nombre con el que actualmente se le conoce, se ganó a pulso los títulos de “Heroica”, “Leal” e “Invicta”.

Además: en su territorio también se gestaron planes que determinaron la vida de México, como fue la elaboración del Plan de Palo Blanco, a cargo del general Porfirio Díaz, que significó la reforma del Plan de Tuxtepec, tras el cual Díaz se anunciaba como el próximo presidente de la República.

En sus suelos se gestaron batallas importantes. De hecho, y con el ejemplo palpable de la Casa Mata, hoy convertido en museo, siguen en pie aquellos muros que resistieron los embates bélicos, durante la Revolución Mexicana.

IDENTIDAD SOCIOCULTURAL

Esta localidad tiene 3 museos, 1 galería de arte, un teatro poseedor de una arquitectura que proyecta una acústica nítida y un complejo cultural sin precedentes. Los lugares son:

4El Museo casamata: Recientemente restaurado y modernizado por museógrafos del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Este inmueble era parte de los fortines que servían para proteger a la ciudad de ataques en la época de la Guerra Norteamericana y durante la Guerra civil de 1910.

Ahí también se alberga la hemeroteca publica, así como la sala María del Pilar, en la que frecuentemente se brindan recitales o reuniones gubernamentales.

4El Museo de del agrarismo

nacional: Concebido en 1998 por un profesor rural retirado –Héctor López Ponce–, se localiza al lado oriente del municipio en el ejido Lucio Blanco, sitio que lleva el nombre del general que en 1913 realizó el primer reparto agrícola revolucionario en el país.

4El Museo de arte contemporáneo de Tamaulipas: También conocido como el MACT por sus siglas, el antiguo Museo del Maíz fue construido por Mario Pani, ganador del premio nacional de Arquitectura.

Este espacio constantemente exhibe colecciones artísticas de pintores y escultores, entre ellas las del maestro José Luis Cuevas y de Pablo Picasso.

4La galería albertina: Este inmueble se encuentra en la esquina de la calle Siete y Morelos. Fue donada en 2006 para fines artísticos por la descendiente de la corregidora, Josefa Ortiz de Domínguez. Dicha tataranieta se llamó Delia García Domínguez y falleció hace algunas semanas.

4el teatro de la reformA: Se trata de un legendario edificio al que se atribuyen varios honores, entre ellos el haber sido designado el primer lugar para la entonación en Tamaulipas del Himno Nacional Mexicano, cuando éste cumplió su primer cincuentenario de haber sido compuesto.

Invariablemente, este lugar es recinto oficial de informes gubernamentales y cambio de poderes. Desde hace 16 años es el lugar donde se inauguran las ediciones del Festival Internacional de Otoño y cada año se presentan las obras de moda, con prestigiados artistas del arte escénico.

4El centro cultural parque olímpico: Su lema es “Cultura y Conocimiento”. Se edificó sobre los antiguos terrenos cuyos usos deportivos eran limitados, por lo que se decidió invertir en ellos alrededor de 120 millones de pesos que ayudaran a crear un auditorio para más de 1 mil 500 personas, así como varios centros de consulta –biblioteca, salas de conferencias, etc.–.

A este catálogo de inmuebles se suma el del Colegio San Juan Siglo XXI, que hoy opera como la primera escuela de música en Tamaulipas, pero que en el Siglo XIX sirvió para concentrar los poderes políticos del Estado. De acuerdo con su director, Cristóbal Juárez, está en proyecto la construcción de su propio espacio escénico, al que se denominaría “Teatro Bicentenario”.

En el Siglo XIX fue tal la grandeza cultural del lugar que por años a Matamoros se le llamó “La Atenas de Tamaulipas”.

PLAYA BAGDAD, EN ESPERA DE CRECER

Ubicada a 30 kilómetros del centro histórico, el mayor paseo natural de la zona es visitada por casi 300 mil personas al año, aun cuando su infraestructura turística es prácticamente mínima.

La explicación que se da ante estas carencias es que el despunte se frena por causas legales, especialmente en lo que se refiere a la certidumbre jurídica en la tenencia y uso de los terrenos, los que por su carácter federal sólo podrían ser dados en concesión.

Sin embargo, sobran los proyectos e intenciones de invertir en este balneario y, de hecho, el ánimo se ha acrecentado con la ampliación a cuatro carriles, dada desde 2005, de la carretera que conduce al sitio.

El asunto aquí no se detiene. En sus zonas más alejadas, como las pesqueras, existe la intención de hacer crecer al sector portuario. Esa parte del progreso ocasionará que las familias que por lustros se asentaron ahí irregularmente, tengan que ser reubicadas.

LA COSECHA DE TALENTOS

Esta es tierra natal y adoptiva de varios talentos.

Rigo Tovar, que le contó al mundo la historia de su Matamoros Querido. Javier Pazos, el creador de las cumbias de ritmos atemporales y Dulce, la voz que no se olvida, aunque también se encuentra Blanca Marroquín, cantante, artista teatral y coreógrafa, galardonada como orgullo de esta zona.

CONCLUSIóN

Este trabajo fue pensado en todos aquellos renglones que pocos conocen y que a veces muchos no alcanzan a ver y a valorar. Si acaso hay elementos nocivos que afectan la imagen de Matamoros, estas son los menos y si llegan a ser notorios es por su mismo carácter aislado.

Eso lo saben los inversionistas extranjeros, tal y como lo ha comentado la presidenta del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y de Exportación, Mónica Gonzáez Greer –por cierto, oriunda de Matamoros–, al señalar que aunque no es usual para un industrial norteamericano ver circular al ejército, la presencia militar termina por hacerles sentir más seguros.

Durante la elaboración de este trabajo, fluyeron diversas cifras en torno a la población real, ya que aunque el INEGI cite que se tienen menos de 600 mil habitantes, la generación de hasta 10 colonias irregulares al año sigue atrayendo a cientos de personas que conforman la llamada población flotante.

Por ello, el reportero se topó con una interrogante: “¿Y caben todos aqui?”

Se buscó la respuesta entre el sector privado, con los académicos, políticos y entre la población en general.

La contestación más convincente a la que se llegó fue.- “Si. Y hay para todos”.

Comments

comments