Autor:

El primero de los ejercicios de opinión pública que Hora Cero llevará a cabo en Tamaulipas para conocer las preferencias de los electores para el Gobierno del Estado, las principales alcaldías y seis diputaciones locales, muestra que el pri iniciará con ventaja. Sin embargo, en algunos municipios, como Reynosa, hay sorpresas


Reynosa, Tamaulipas

A unas semanas del inicio oficial de las campañas que culminarán con las elecciones del próximo 4 de julio, el Partido Revolucionario Institucional (pri) arrancará en la delantera de las preferencias electorales tanto en la gubernatura como en las alcaldías de los principales municipios de Tamaulipas.

Lo anterior se desprende con los resultados del primero de los sondeos que Hora Cero realizará durante este proceso electoral, mismo que se llevó a cabo entre el 1 y 13 de abril pasado en un universo de dos mil 928 residentes de los 13 municipios más importantes de la entidad.

Los requisitos para poder ser encuestados fueron los siguientes: ser mayor de edad, residir en el territorio tamaulipeco, en el municipio o distrito donde se hizo el sondeo, y contar con credencial del Instituto Federal Electoral (IFE).

En este ejercicio de opinión pública se contactó al azar a los ciudadanos en lugares públicos en diferentes estratos sociales.

A los que accedieron a participar se les presentó una hoja con la pregunta: por qué partido y candidato votarían, tanto para gobernador como para alcalde, en caso de que hoy se llevara a cabo el proceso electoral.

Cabe señalar que en el sondeo se consideraron a los candidatos que ya habían sido designados por los diferentes partidos políticos hasta el inicio de este trabajo estadístico (uno de abril).

De esta forma, las opciones que se ofrecieron para gobernador fueron: Rodolfo Torre Cantú, por el pri; José Julián Sacramento, por el pan; Armando Vera García, por el pt, y Alfonso De León Perales, por Convergencia.

En el caso del prd sólo se incluyeron las siglas del instituto político, pues en los días del sondeo no había candidato al Gobierno del Estado.

En los municipios de Reynosa y Matamoros –cabeceras de los distritos electorales V, VI, VII, X, XI y XII, respectivamente– se le preguntó a los residentes de estas secciones por quién votarían en la elección a diputado local.

Para la realización de este trabajo se consideró la cartografía y límites distritales determinados por el Instituto Electoral de Tamaulipas (ietam).

Además de conocer las preferencias políticas de los participantes en este sondeo, se pidió la calificación del uno al 10 (siendo uno la calificación más baja y 10 la más alta), a la gestión del gobernador, Eugenio Hernández Flores.

A continuación se presentan los resultados de este trabajo.

Torre adelante

De acuerdo a los resultados del sondeo, si el proceso electoral se llevara a cabo el día de hoy, el candidato del pri al Gobierno del Estado, Rodolfo Torre Cantú, recibiría el 60.4 por ciento de los votos por encima del abanderado del pan, José Julián Sacramento Garza, con 30.2 por ciento.

Aunque hasta el cierre de este trabajo aún no contaba con candidato oficial a la gubernatura, el prd lograría el 4.8 por ciento, seguido por Alfonso De León Perales, representante de Convergencia, quien obtuvo el 2.4 por ciento de las menciones. En quinto lugar se ubica Armando Vera García, del Partido del Trabajo, con el 2.2 por ciento.

De acuerdo a algunos analistas consultados, el porcentaje de preferencia entre los electores de Torre Cantú sería el máximo que podría alcanzar en las próximas elecciones, mientras que Sacramento Garza podría ver incrementado su porcentaje de aceptación entre la ciudadanía conforme avancen las campañas.

Las dos mil 928 personas que participaron en este sondeo dieron una calificación de 7.2 a la gestión del ejecutivo estatal, a unos meses de terminar su sexenio.


En reynosa, el PRI en riesgo

En Reynosa se aplicaron un total de 420 encuestas donde se preguntaron las preferencias electorales para gobernador, alcalde y diputados locales por los distritos V, VI y VII.

Del total de los entrevistados, el 53.1 por ciento dijeron que votarían por el candidato del pri al gobierno, Rodolfo Torre Cantú, por encima de José Julián Sacramento, del pan, quien obtuvo el 32.9 por ciento de las menciones.

En el caso de la alcaldía la ventaja es para el candidato del pri, Everardo Villarreal Salinas, quien recibió el 61.2 por ciento de las preferencias, superando al candidato panista Jesús María Moreno, con el 28.8 por ciento.

En este municipio pudo verse la tendencia de los electores de “cruzar su voto”, pues aunque algunas personas dijeron simpatizar con el candidato a gobernador y diputados locales del pri, no lo hacían por Jesús María Moreno Ibarra, el candidato a alcalde blanquiazul.

Lo anterior se demuestra al observar los resultados de las preferencias de los electores en los tres distritos electorales en los que está  dividida la ciudad.

En el distrito V, que comprende la zona norte del municipio y que es básicamente la mayor parte de la mancha urbana, el puntero en las preferencias es el candidato priista Carlos Solís, con el 58.6 por ciento.

En segundo lugar se encuentra el abanderado panista, Hugo Ramírez Treviño, con el 27.9 por ciento, seguido de la candidata del pri, Laiza Reyna, quien recibió el 12.1 por ciento de las menciones.

Al observar los resultados del distrito VI –que concentra colonias populares como Lomas Real de Jarachina y Benito Juárez– se puede ver que el puntero es el candidato panista Raúl García Vivián, con el 50.7 por ciento de las preferencias, seguido por la abanderada del pri, Amelia Vitales Rodríguez, con el 42.1 por ciento.

En el distrito VII –que concentra el área rural del municipio y colonias como La Joya, Almaguer y otras ubicadas en la salida a Matamoros– las preferencias son para el candidato del pan, Héctor Pérez Ibarra, con el 50.7 por ciento de los votos, seguido por el candidato del pri, Reynaldo Garza Elizondo, con el 42.1 por ciento.

Llama la atención que los distritos VI y VII, donde los aspirantes a la diputación panistas llevan ventaja; concentran colonias con una gran población que siempre han sido consideradas “bastiones panistas”, como lo son Lomas Real de Jarachina y La Joya.

En el caso de Reynosa, los participantes en el sondeo otorgaron una calificación de 6.9 a la gestión de Hernández Flores.

En Matamoros, hegemonía priista

En Matamoros participaron 300 personas, de las cuales 100 eran de la zona norte (cabecera del distrito X), 100 de la zona noreste (cabecera del distrito XI) y 100 de la zona sureste (cabecera del distrito XII).

Para la elección a gobernador, el 64.3 por ciento de los participantes aseguraron que votarían por el candidato priista Torre Cantú, mientras que el 26.6 por ciento dijo que lo haría por el panista Sacramento Garza.

El tercer lugar lo ocupa el prd con el 4.6 por ciento de las menciones, seguido por el abanderado del pt, Armando Vera García, con el 2.3 por ciento, y el candidato de Convergencia, Alfonso De León Perales, con 2.2 por ciento.

Para la alcaldía, el 65 por ciento de los participantes en el sondeo dijeron que votarían por el candidato del pri y exdiputado local Alfonso Sánchez Garza, mientras que el 25.3 por ciento aseguró que lo harían por el panista Ramón Antonio Sampayo Ortiz.

En el caso de Sánchez Garza, éste aspiró a la candidatura a la presidencia municipal de Matamoros hace tres años, cuando fue designado el hoy alcalde Erick Silva Santos, mientras que Sampayo Ortiz fue el último alcalde panista que ha tenido esta frontera (1995-1997).

El 5.7 por ciento de los participantes en el sondeo aseguró que votarían por el prd, mientras que el 2.3 por ciento por Convergencia y el 1.7 por el Partido del Trabajo.

Al observar los resultados por secciones, se puede ver que en el distrito X, que comprende la parte norte del municipio, el primer lugar de las preferencias lo tiene la candidata de la coalición pri/verde/panal, Rosa Isela Arizoca, con el 62.0 por ciento de las menciones, seguida por el candidato panista, Juan Martín Reyna, con el 25.0 por ciento.

En el distrito XI, que comprende la zona noreste de la ciudad, el primer lugar lo ocupa el priista Carlos Valenzuela con el 65.0 por ciento de los votos, seguido por el pan (que aún no tiene candidato) con el 21.0 por ciento.

En el distrito XII de Matamoros, que incluye la mayor parte de la zona rural del municipio, el primer lugar lo ocupa el priista Daniel Sampayo con el 60.0 por ciento, seguido por Sara González del pan con el 30.0 por ciento, y el prd (que aún no tiene candidato) con el 4.0 por ciento.

Los residentes de Matamoros participantes en el sondeo otorgaron una calificación de 7.6 por ciento a la gestión del gobernador.

En Nuevo Laredo… cómoda ventaja

Para el municipio de Nuevo Laredo se aplicaron un total de 300 encuestas, donde el 66.3 por ciento de los participantes dijo que en las próximas elecciones pretenden votar por el candidato del pri, Torre Cantú, mientras que el 27.6 por ciento lo haría por el panista a la gubernatura.

Para la alcaldía, el 63.0 por ciento de los participantes votaría por el candidato del pri, Benjamín Galván Gómez, mientras que el 20.6 por ciento lo haría por el pan.

Analistas políticos aseguran que el exjefe de la Oficina Fiscal del Estado en Nuevo Laredo no era el mejor posicionado en las encuestas para recibir la nominación priista, pues esta posición estaba el actual gerente general de la Comapa, Carlos Montiel Saeb.

Sin embargo, tras la decisión, las fuerzas al interior del priismo supieron reagruparse alrededor de Galván Gómez, quien goza de una cómoda ventaja al arranque de la campaña.

Al calificar la gestión del gobernador, los residentes de Nuevo Laredo le otorgaron una calificación de 7.8.

En Ciudad Victoria, gran diferencia

En la capital de Tamaulipas participaron 300 potenciales electores con los siguientes resultados: el 69.7 por ciento votó por el candidato priista Torre Cantú, superando al aspirante panista que logró 24.0.

Para la presidencia municipal la ventaja la tiene el candidato del pri, Miguel González Salum, con el 70.0 por ciento, seguido por el pan (que aún no selecciona abanderado) con el 24.0 por ciento.

Por lo general la capital de Tamaulipas siempre ha sido considerada un bastión priista, donde el Revolucionario Institucional no tiene problemas para alcanzar el triunfo. Incluso fue en esta ciudad donde el actual aspirante a la gubernatura Torre Cantú obtuvo una votación que le permitió ser considerado el tercer candidato con más sufragios en todo el país en el pasado proceso electoral federal.

Los residentes de Ciudad Victoria le otorgaron una calificación de 7.2 por ciento a la gestión del gobernador.

En Tampico, ventaja para el PRI

En el municipio de Tampico el universo sondeado fue de 350 ciudadanos, con el 57.6 por ciento a favor del candidato del pri, Torre Cantú, mientras que el 36 por eligió a Sacramento Garza.

Para la alcaldía, el 57.4 por ciento de los participantes de este ejercicio aseguró que votaría por el priista Miguel Manzur, contra el 35.4 por ciento que optaron la expriista y ahora panista Magdalena Peraza.

La designación de Peraza levantó inconformidad entre algunos sectores de Acción Nacional en Tampico, quienes incluso han realizado plantones de protesta en la sede de la dirigencia estatal del partido.

Sin embargo, con el paso del tiempo los integrantes de los diferentes grupos políticos que conforman el panismo jaibo se han comenzado a integrar a la campaña de la diputada local tricolor con licencia.

Los residentes de Tampico le otorgaron una calificación de 7.5 a la gestión Hernández Flores.

Altamira, más de 20 puntos de ventaja

En el municipio de Altamira se levantaron un total de 250 entrevistas en donde el 56.8 por ciento se pronunció por Torre Cantú, mientras que el 30 por ciento por Sacramento Garza.

Para la presidencia municipal, el 55.2 por ciento de los participantes dijo que votaría por el candidato del pri, Pedro Carillo Estrada, seguido con el 32.8 por el panista José Luis Vargas Ortega.

En Altamira las personas que participaron en el sondeo otorgaron una calificación de 6.9 por ciento a la gestión del gobernador Eugenio Hernández Flores.

En Madero, dos a uno

En el municipio de Ciudad Madero se aplicaron un total de 250 encuestas con los siguientes resultados: el 60.8 por ciento de los participantes eligieron a Torre Cantú y 30.8 al candidato del pan.

Para la alcaldía, el 62 por ciento dijo que votaría por el tricolor Jaime Turrubiates, mientras que el 29.9 por ciento lo haría por el panista Pedro Covarrubias.

Al calificar la gestión del gobernador del Estado, los residentes de Ciudad Madero le otorgaron una calificación de 7.3.

En Mante sigue la tendencia

En Ciudad Mante el universo fue de 200 personas. El 56 por ciento votaría hoy por Torre Cantú y el 29.5 por ciento por Sacramento Garza.

Para la presidencia municipal, el 57.0 por ciento aseguró que votaría por el candidato del pri, Humberto Flores Dewey, mientras que el 30.0 por ciento lo haría por el abanderado panista, Anuar Jobi Hage.

Esta es la segunda ocasión que Jobi Hage participa en un proceso electoral, pues en las pasadas elecciones federal buscó sin éxito la diputación federal.

Los residentes de Ciudad Mante le otorgaron una calificación de 6.9 a la gestión del gobernador, una de las más bajas.

En Río Bravo, alcaldía peleada

En el municipio de Río Bravo se aplicaron 200 encuestas con las siguientes cifras: el 60 por ciento votaría por Torre Cantú el 4 de julio próximo, por 32.5 por ciento que eligió al senador panista con licencia.

En la carrera por la alcaldía el 50 por ciento eligió al abanderado de la coalición pri/verde/panal, José Raúl Bocanegra, y el 41 por ciento favoreció al panista Juan Diego Guajardo, en una de las diferencias más cerradas entre el primero y segundo lugar.

La designación de Bocanegra molestó a varios grupos al interior del pri e incluso generó la renuncia a su militancia tricolor de José Gómez Caballero, quien ahora busca la diputación local bajo las siglas del pan.

Además en estos momentos existen grupos al interior del pri que no han aceptado integrarse a la campaña de Bocanegra, por lo que esta nominación corre riesgo de “caerse”, coincidieron algunos analistas consultados por Hora Cero.

Los residentes de Río Bravo calificaron con un 8.0 la gestión de Eugenio Hernández Flores, la más alta evaluación de los 13 municipios.

En La Ribereña, una alcaldía disputada

Para este trabajo, en los municipios de Miguel Alemán y Díaz Ordaz se alcanzó un universo de 125 potenciales votantes.

En Miguel Alemán, el 60.2 por ciento aseguró que su voto será para el candidato del pri, Torre Cantú, seguido por Sacramento Garza con 31.1.

En cuanto a la presidencia municipal de Miguel Alemán, el 58.3 por ciento votaría por el abanderado tricolor, Ramón Rodríguez, el único candidato oficialmente inscrito en la contienda.

Aún así, el 33.0 por ciento de los participantes dijo que votará por el pan, el 4.9 por el prd y el 1.9 por por el pt y Convergencia.

Los residentes de Miguel Alemán le otorgaron un 6.8 de calificación a la gestión al ejecutivo estatal.

Mientras tanto, en Díaz Ordaz el 59 por ciento de las personas dijo que si hoy fueran las elecciones su voto sería para Torre Cantú, y el 36.4 por ciento para el panista Sacramento Garza. Sacramento.

En cuanto a la alcaldía, el 50.0 por ciento dijo que votaría por el priista José Flores Castellanos, mientras que el 45.5 por ciento lo haría por el panista Santiago Solís Rodríguez.

Este resultado llama la atención, pues tradicionalmente los municipios ubicados sobre las riberas del Río Bravo siempre han estado identificados con el Partido Revolucionario Institucional.

En Díaz Ordaz los participantes en este sondeo otorgaron una calificación de 7.0 a la gestión de Hernández Flores.

En Valle Hermoso cinco puntos de diferencia

Para conocer las preferencias en Valle Hermoso se aplicaron 154 encuestas con las siguientes cifras: el 53.9 por ciento aseguró que votaría por Torre Cantú, mientras que el 34.4 por ciento optó por Sacramento Garza.

En la elección de alcalde el puntero es el priista Efraín De León León, con el 47.4 por ciento; sin embargo el pan, aunque todavía no tiene candidato oficial, se encuentra muy cerca con el 42.2 por ciento.

El abanderado priista es diputado local con licencia, y aunque la decisión de convertirlo candidato del pri sorprendió a pocos, llama la atención el nivel de aceptación que tiene el pan, que aún no cuenta con un abanderado oficial.

Los residentes de Valle Hermoso dieron un 7.1 a la gestión del gobernador.

San Fernando, tres a uno

En el municipio de San Fernando el universo fue de 79 potenciales votantes. El 75.9 por ciento dijo que votaría por Torre Cantú y el 21.5 por ciento por el senador albiazul con licencia.

Para la alcaldía, el 72.2 por ciento se pronunció por el priista Tomás Gloria Requena contra 24.1 de la panista Martha Claudia Mendoza.

El resto de los partidos obtuvo el 1.3 por ciento de los votos.

Los residentes de San Fernando otorgaron una calificación de 6.9 a la gestión de Hernández Flores.

Así, el Partido Revolucionario Institucional tiene “carro (casi) completo”, cuando faltan unas semanas para que empiecen las hostilidades oficiales en busca del voto.3

El Candidato No Natural, Errores De 2007 Y 2010

Si las tendencias electorales se mantienen hasta el 4 de julio, según el primer sondeo de Hora Cero, sería la segunda ocasión de que el pan de Reynosa perdería la alcaldía por culpa del corrupto exalcalde y actual diputado local, Francisco García Cabeza de Vaca.

Previo a los comicios de 2007, el candidato natural albiazul era el doctor Alfonso De León Perales, quien tres años atrás había renunciado al pri para subirse a un barco capitaneado por Cabeza de Vaca, candidato a la presidencia municipal que ganó con un amplio respaldo social.

De León Perales también terminó con el brazo alzado como candidato del pan a una diputación y llegó al Congreso del Estado, desde donde sería catapultado para convertirse en el aspirante natural a la alcaldía tres años después.

Pero Cabeza de Vaca lo traicionó en el camino y llegado el momento eligió a un regiomontano avecindado en Reynosa pocos años atrás, que había ocupado la Secretaría de la Función Pública en su administración: Gerardo Peña Flores.

Humillado por ese desplante para demostrar quién era el hombre fuerte del pan, el doctor De León Perales renunció al partido, se refugió en las siglas del prd que lo hizo su candidato a alcalde y, con los votos que obtuvo, propició la victoria del pri, con óscar Luebbert Gutiérrez reconquistando Reynosa.

Antes y durante la campaña, la candidatura del regiomontano Peña Flores generó serias fracturas y conflictos internos en Acción Nacional por el capricho de uno de sus militantes, abonando el camino para la victoria tricolor que puso la lápida a un proyecto de Cabeza de Vaca de convertirse en gobernador.

En el amargo recuento de los daños de aquella jornada electoral de 2007, el pan perdió la alcaldía de Reynosa y las dos diputaciones locales, gracias a las equivocaciones de Cabeza de Vaca.

Pero si alguien creyó que esa experiencia no volvería a repetirse, erró. El año pasado el corrupto exalcalde se salió con la suya e impuso otra vez a Peña Flores candidato a diputado federal.

La historia fue la misma: el pan perdió el escaño en el Congreso de la Unión y, con la cola entre las patas, Peña Flores se refugió en un puesto federal de tercer o cuarto nivel dentro de la Secretaría de Gobernación.

Cuando todo indicaba que dos errores eran suficientes para aprender y que nunca más que los comités nacional, estatal y local iban a someterse a los caprichos de Cabeza de Vaca, ¡pácatelas!, en la negociación que lo marginó para ser candidato al gobierno se impuso su voluntad.

Por tercera ocasión, el corrupto exalcalde se equivocará (si las preferencias de los electores no cambian), al sentar como aspirante a la alcaldía a otro desconocido para los electores, su amigo Jesús María “Chuma” Moreno Ibarra, humillando esta vez al candidato natural: Raúl García Vivián.

Y cuando se suponía que el exdiputado federal haría el berrinche de su vida, no tuvo más remedio que apechugar y buscar una diputación local por el Distrito 6 sur de Reynosa, uno de los bastiones albiazules entre 2000 y 2006, cuando el pan ganó cada una de las elecciones municipales y federales.

Con base en los resultados del sondeo de Hora Cero, García Vivián se perfila para ganar su distrito ante Amelia Vitales, abanderada del pri, mientras “Chuma” Moreno estaría destinado a perder contra Everardo Villarreal Salinas.

También el pan ganaría el Distrito 7 sureste con Héctor Pérez Ibarra, quien supera al tricolor Reynaldo Garza Elizondo, perdedor ante el doctor De León Perales en las elecciones de 2004.

Pero falta lo mejor cuando comiencen las campañas a mediados de mayo, porque nada está decidido. Seguramente al darse a conocer este sondeo, el pri aceitará la maquinaria para ayudar a los candidatos en riesgo.

Mientras eso sucede, parece que en el pan no aprenden de los errores… pero sobre todo de los caprichos.

hhjimenez63@hotmail.com

Comments

comments