Autor:

Priista de toda la vida, el exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid, actualmente preso en México y sujeto a proceso de extradición hacia Estados Unidos, tejió una extensa e intrincada red financiera para lavar cientos de millones de dólares producto del tráfico de drogas. Contralínea reconstruye las rutas del dinero que fabricó mediante el uso de prestanombres, la creación de empresas off shore en los paraísos fiscales de las Islas Caimán e Islas Vírgenes Británicas, en complicidad con instituciones bancarias nacionales y del extranjero. En forma paralela, abrió una cuenta secreta por 100 millones de pesos para apoyar las campañas de diputados y presidentes municipales del Partido Revolucionario Institucional


José Réyez / Primera parte

De acuerdo con reportes confidenciales de la Administración de Drogas y Narcóticos (DEA, por sus siglas en inglés), de la Unidad de Investigaciones de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) de México, de la Procuraduría General de la República (PGR), testimonios de testigos protegidos incluidos en el proceso penal 101/2003, y peritajes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Mario Villanueva Madrid echó mano de familiares, funcionarios del gobierno de Quintana Roo, amigos y prestanombres para blanquear el dinero que obtenía por el pago y la protección que brindaba al cártel de Juárez, encabezado por los hermanos Amado y Vicente Carrillo Fuentes.

Entre las operaciones financieras que realizó para ocultar los fondos ilícitos, abrió cuentas bancarias en la Consultoría Internacional Casa de Cambio Ixe; en Casa de Cambio Tiber; en Grupo Financiero Banca Serfín; en el Chemical Bank de Nueva York; en Banca Serfín Nassau Branch; en BCH; en Bancomer; en Banco Internacional; Bancrecer e Inverlat; Banpaís; el Bank of New York; el Bank of America Cayman; el First Union National Bank of Florida; el Banco Atlántico de Miami, Florida; el Citibank Buffalo, entre otros, sin que alguna de estas instituciones reparara en el origen del dinero que el político priista depositaba o transfería a múltiples cuentas. A pesar de que los expedientes contra Mario Villanueva revelan la participación de las instituciones financieras en el lavado de dinero, ninguna ha sido investigada y muchos menos sancionada por ese delito grave.

Numerosos oficios, documentos de las transferencias, los depósitos, contratos y cheques fechados entre 1991 y 2000, investigados y suscritos por Sergio Raúl Díaz Roura, director de Investigaciones de la CNBV, confirman la complicidad de las instituciones bancarias en el manejo de las operaciones con recursos de procedencia ilícita, que llevó a cabo Villanueva Madrid, antes y cuando ocupó la gubernatura de Quintana Roo (1993-1999).

La cuenta regresiva

Desde la “puerta de entrada” del trasiego de drogas de Colombia a México y Estados Unidos, como se le conoce a la Península de Yucatán, la compleja red delictiva de blanqueo de capitales que construyó Mario Villanueva fue operada por su secretario de Finanzas en el gobierno del estado, José Chejin Pulido, y su cómplice Francisco Javier Bradley Haug –a la postre testigo protegido por la Procuraduría General de la República con el nombre clave Hans–, mediante diversos instrumentos financieros producto del narcotráfico.

Antes de concluir su mandato como gobernador del estado, el 5 de abril de 1999, Mario Villanueva ya era buscado por la justicia federal, acusado de tener vínculos con Amado Carrillo Fuentes, apodado el Señor de los Cielos. Señalado por los delitos de lavado de dinero, delincuencia organizada, asociación delictuosa, intimidación y contra la salud. De acuerdo con la averiguación previa PGR/UEDO/004/99, fue capturado el 24 de mayo de 2001 junto con los miembros del cártel de Juárez: Alcides Ramón Magaña, Albino Quintero Meráz, Gilberto Fabián Campos Martínez, Oscar Benjamín García Dávila, Agustín Bello Hernández, José Olivo Méndez Rico y Marco Antonio Caamal Canul.

El exfuncionario priista colocó los recursos en cuentas extranjeras de Suiza, Nueva York, Islas Británicas e Islas Caimán. Utilizó su influencia política para manejar, a través de testaferros, a los ejecutivos de los bancos que realizaban las operaciones financieras mediante la creación de empresas off shore, en las que invariablemente aparecen en los consejos de administración Mario Villanueva, familiares y sus cercanos.

Acorralado por la justicia federal tras el interrogatorio al que fue sometido por el entonces fiscal antidrogas de la PGR, Mariano Herrán Salvati, actualmente preso en el penal de Nayarit, Villanueva permaneció prófugo durante dos años, por lo que el 20 de abril de 1999 fueron inmovilizadas sus cuentas 634-300495-7 en Banpaís; 251-5000023-9 en Bancomer y la tarjeta de crédito 4555 4036 0002 3581; así como el Fideicomiso 117536 en Bital, a nombre de su esposa Isabel Tenorio de Villanueva, por 2 millones 125 mil 750 pesos, y la cuenta 6082275744, en Bital, a nombre de su hijo Carlos Mario Villanueva Tenorio, actual diputado plurinominal por el I Distrito y quien se perfila como candidato del Partido Revolucionario Institucional a la presidencia municipal de Othón P Blanco.

La pista del dinero: CNBV y la DEA

El director de Investigaciones de la CNBV, Sergio Raúl Díaz Roura, realizó las indagatorias sobre el curso del dinero relacionado con Mario Villanueva y envió al Ministerio Público una gran cantidad de documentos que sirvieron de pruebas para fincarle responsabilidad penal por blanqueo de capitales y defraudación fiscal al exgobernador.

Desde hace más de una década, la agencia antidrogas estadunidense contaba con información de los vínculos de Mario Villanueva con el narcotráfico y el lavado de dinero, por lo que sostienen la petición al gobierno de México para que el exgobernador sea extraditado a Estados Unidos.

El 31 de agosto de 1999, Jaime Camacho, agregado de la DEA en Mérida, Yucatán, notificó a las autoridades mexicanas de la existencia de tres cheques: uno por 370 mil dólares, expedido por los operadores de Villanueva a favor de Fullstock Holdings, Inc, el 4 de febrero de 1997, de la cuenta 063000021 9981341821 0995 del First Union National Bank of Florida, Miami Florida 33156; otro por 375 mil dólares, a favor de Englehard Mill Investment Corp, del 4 de febrero de 1997, de la cuenta 063000021 9981341821 0999, del mismo banco, y el tercero por 375 mil dólares, a favor de Englehard Mill Investment Corp, del 4 de agosto del mismo año, de la cuenta 063000021 9981341821 0998, del mismo banco.

Así como dos cheques a favor de Comerciale Vincensa, SA, expedidos el 4 de agosto de 1997, de las cuentas 063000021 9981341821 0996 y 063000021 9981341821 0997, por 400 mil y 350 mil dólares, respectivamente, provenientes del First Union National Bank of Florida. Finalmente, una orden de pago de la Casa de Cambio Tiber a favor de Luis Ernesto Villanueva Tenorio, por 150 mil dólares, expedida el 7 de octubre de 1996, de la cuenta 107521 066010924 450240 031 01 del Banco Atlántico de Miami, Florida.

Entre sus investigaciones, Díaz Roura descubrió una transferencia del 10 de enero de 1996 por 8 millones de pesos de Serfín Cancún, y como beneficiario Banca Serfín –de la cuenta de inversión OBSSA 4701007-1–, realizada por Ramón Enrique Diez Cañedo, exempleado y excuentahabiente de Banca Serfín, cuyo expediente fue sacado del archivo muerto y utilizado en las operaciones de lavado por José Chejin Pulido, secretario de Finanzas del gobierno del estado y principal operador de Mario Villanueva, en complicidad con Francisco Javier Brady Haug, exempleado de Banca Serfín, quien se acogió al sistema de testigos protegidos de la PGR con el nombre confidencial Hans.

José Chejin Pulido y Francisco Javier Brady Haug, en complicidad con empleados bancarios, brokers y asesores financieros expertos en portafolios de inversión de capitales, operaron el lavado de dinero del exgobernador a través de las empresas off shore Kisin, SA; Harley Limited; Marimba Holding; Olimpus Limited, mediante la apertura y cancelación de cuentas, transferencias, compra de dólares, contratos de administración de valores, manejo de portafolios de inversión nacional y en el extranjero, y creación de fideicomisos.

Peritajes de la SHCP confirman lavado

Los dictámenes del 3 de mayo de 2000, suscritos por peritos en contabilidad pública, adscritos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, revelaron que José Chejin Pulido aperturó cinco cuentas bancarias: dos en el Banco del Atlántico, SA; una en Bital, SA (hoy HSBC); y dos a Banca Serfín, SA, en las que totalizó operaciones por 5 millones 245 mil 979 pesos.

Se detectó que de la cuenta 40121664182 de Bital se giraron el 18 de marzo de 1999 un cheque a nombre de Manuel López, por 87 mil 480 pesos; otro a favor de Rubén Murillo, el 30 de marzo de 1999, por 500 mil pesos; cuatro cheques a favor de José Chejin Pulido, por un total de 2 millones 993 mil 265 pesos.

José Chejin Pulido aperturó el 22 de septiembre de 1995, en Banca Serfín, la cuenta 25000688, y en Operadora de Bolsa Serfín, SA (OBSSA), la cuenta Bursátil 4701007-1, en las que realizó depósitos, inversiones y erogaciones por 75 millones 620 mil 833 pesos, de los cuales 33 millones 82 mil 439 pesos fueron traspasos de la cuenta 4701007-1 de OBSSA, por 17 millones 482 mil 439 pesos, con los que se respaldó la expedición de 46 cheques de la Cuenta Eje (25000688), por un total de 58 millones 138 mil 393 pesos.

Respecto de los depósitos, en su mayoría proviene de las ventas del fondo de Casa de Bolsa (traspasos automáticos), los cuales ascendieron a 17 millones 482 mil 439 pesos, importe que concuerda con la suma que se presenta en la columna de otros egresos de la “Relación de retiros de inversiones” de la cuenta 4701007-1, recursos que aunados a las dos operaciones realizadas el 8 de enero de 1996, por 8 millones de pesos cada una, indican que fueron por “Venta de Fondo Casa de Bolsa”. Sin embargo, los conceptos referidos (Cuenta Eje) no concuerdan con los conceptos señalados en la “Relación de retiros de inversiones”, cuenta 4701007-1.

Desde la apertura de las cuentas bancaria y bursátil, se realizaron erogaciones por 76 millones 700 mil 378 pesos, de los cuales 33 millones 482 mil 439 pesos, que se indican como depósito en la cuenta 25000688 de Banca Serfín, provienen de traspasos de la cuenta 4701007-1 de OBSSA, por 17 millones 482 mil 439 pesos, y de la venta de fondos del 8 de enero de 1996, por 8 millones de pesos, para hacer un total de depósitos y operaciones bursátiles por 51 millones 217 mil 939 pesos.

Respecto de los retiros por 43 millones 292 mil 939 pesos, se realizaron diversas erogaciones en Banca Serfín, por 17 millones 482 mil 439 pesos, por ventas del fondo de casa de bolsa, recursos que sirvieron de soporte en la expedición de 46 cheques de la Cuenta Eje 25000688 en Banca Serfín, de Ramón Enrique Diez Cañedo Ruíz (traspaso simultáneo); en la expedición de dos cheques de Operadora de Bolsa, por 900 mil pesos, a favor de terceros y “por traspasos Ref” en la trasferencia de divisas al Bank Of América de Chicago, Illinois, por 910 mil 500 pesos; “Serfín Ref”, en dos retiros del 8 del enero de 1996, por 8 millones de pesos cada uno, por traspaso banca electrónica y cargo Banca Serfín, por la expedición del cheque 5060 del 10 de enero de 1996 a favor de Banca Serfín, por 8 millones de pesos.

El cheque 5060 se cambió en Banca Serfín, por 1 millón 63 mil 123 dólares, los cuales se transportaron a Consultoría Internacional Casa de Cambio para su canje por 7 millones 924 mil 041 pesos, los cuales se transfirieron a Banca Serfín Nassau para el contrato de inversión de Harley Limited, por 527 mil 566 dólares, y a Kissin, SA, por 527 mil 566 dólares. Los recursos nuevamente se transfirieron los días 13, 19 y 24 de enero de 1996 al Chemical Bank Lehman Brothers, la emblemática institución financiera de Wall Street que sucumbió la crisis mundial del capitalismo contemporáneo en 2008.

Respecto de los egresos de la Cuenta Eje, mediante 46 cheques por 17 millones 482 mil 439 pesos, 25 se expidieron a favor de Martín Ruíz Cuevas, exsecretario particular de Chejin Pulido, por 9 millones 758 mil 371 pesos; 19 a favor de Ramón Enrique Diez Cañedo Ruíz, es decir a Chejin Pulido, por 7 millones 163 mil 218 pesos; dos a favor de Operadora de Bolsa Serfín, por 560 mil pesos, que se abonaron a la cuenta 4701007-7; y dos cargos del 8 de enero de 1996, cada uno por 8 millones de pesos, por concepto de “Traspaso sucursal” y “Compra de fondos Casa de Bolsa”, descripción que no concuerda con los conceptos referidos en “Relación de Inversiones por Depósito”, cuenta 4701007-1, los cuales indican “Su Depósito Directo en Serfín Can por Comprobar” y “Su Depósito en Banca Serfín”.

Tales discrepancias en conceptos se ahondan según la información contenida en el “Reporte de Tesorería Automática Serfín”, del 8 de enero de 1996 (que obra en la Averiguación Previa PGR/UEDO/99), en la que se relacionan diversas transacciones: un cargo por 8 millones de pesos, realizado en “Plaza Mex” a la cuenta 25000688 (Cuenta Eje) y un abono por 8 millones de pesos a la cuenta 1034514, cuyo titular es OBSSA, ambas transacciones operadas con la cuenta 1086941, “Plaza Mex” (que pudiera ser de Serfín).

Villanueva Madrid celebró el 14 de agosto de 1992 un contrato de administración de valores con Banpaís, número de cuenta 634-300495-7, donde aparecen como “depositantes” Isabel Tenorio Romero y Luis Ernesto Villanueva Tenorio, que se operaron a través de inversiones en pagarés en dos periodos.

El primero, del 1 de enero de 1993 al 2 de agosto del mismo año, por 2 millones 78 mil 83 pesos, que retiró el 2 de agosto de 1993. El segundo, del 13 de septiembre de 1993, por 2 millones 132 mil 988 pesos, del que no hay constancia de que fueran retirados. La primera inversión en pagarés, que se mantiene hasta el 31 de diciembre de 1993, ascendía a 2 millones 282 mil 673 pesos. De estas inversiones, realizó retiros el 7 de enero de 1994, por 839 mil 191 pesos; el 23 de mayo de 1994, por 1 millón 435 mil 175 pesos, y de 18 mil 306 pesos no identificados.

El 9 de agosto de 1993, Mario Villanueva firmó un contrato de títulos en administración y depósitos en dinero con BCH, cuenta 040-002159-3, cuenta de cheques 6816290, señalando como primer depositante a él mismo, como segundo a Isabel Tenorio Romero, con una inversión a plazo fijo del 16 de diciembre de 1993 al 15 de enero de 1994, por 416 mil pesos.

De las operaciones de inversión que se realizaron a través del Fondo de Cobertura 389585, cuenta de cheques 6816290, ésta se inició con la compra de acciones los días 24 y 27 de enero de 1994, de 255 mil 283 acciones por 415 mil 498 pesos, recursos que pudieran derivar del vencimiento de la inversión a plazo fijo, y de 190 mil 75 acciones por 309 mil 999 pesos, respectivamente. La inversión se incrementó con la compra de 602 mil 536 acciones el 30 de marzo de 1994, cuyo importe fue de 999 mil 998 pesos. A esa fecha, 1 millón 47 mil 894 acciones ascendían a 1 millón 739 mil 137 pesos.

Para abril de 1994, realizó diversas operaciones: el día 15 compró 743 mil 911 acciones por 1 millón 240 mil 999 pesos; el 29 vendió 1 millón 791 mil 805 acciones por 3 millones 5 mil 376 pesos, con lo que la valuación al cierre de mes era de cero acciones y de importe cero, situación que en apariencia sucedió por el cambio, el tipo de inversión o cambio de forma de presentación del estado de cuenta, ya que en el relativo al mes de mayo se indica un saldo inicial de 3 millones 5 mil 376 pesos; por lo tanto, se observa que hubo un cambio de acciones por títulos.

Villanueva Madrid realizó inversiones en el Fondo de Cobertura 389585 por 4 millones 379 mil 615 pesos, entre el 24 de enero y el 6 de septiembre de 1994; realizó depósitos entre el 1 de enero de 1994 y el 13 de mayo de 1996 por 7 millones 367 mil 065 pesos, estimando que en este importe quedan incluidos los recursos canalizados en el fondo de cobertura; y del 14 de mayo al 30 de noviembre de 1996, por 573 mil 491 pesos.

También abrió la cuenta maestra 251-5000023-9 en Bancomer, el 14 de diciembre de 1995, y designó como beneficiarios a Isabel Tenorio de Villanueva, Luis Ernesto, Carlos Mario y Marisa Villanueva Tenorio, en la que hizo depósitos hasta el 3 de abril de 1999 por 3 millones 874 mil 989 pesos.

Respecto de la cuenta bancaria 0835-170513-92 Beduino G 152 en el Credit Suisse, que aperturó el 23 de septiembre de 1994 Mario Villanueva y que obtuvo el Ministerio Público de la Federación con base en el Acuerdo de Asistencia Jurídica Mutua del Gobierno de Suiza, se conoció que los recursos que invirtió se canalizaron como inversiones a un Banco en Suiza a través de transferencias.

Éstas se efectuaron con seis cheques librados de dos cuentas bancarias en el extranjero a Bancomer (uno), Banpaís (cinco), a la orden de SKA, por 1 millón 968 mil 166 dólares con nueve cartas de instrucción, de las cuales cinco fueron a instituciones financieras del país: BCH (una), Banco Internacional (una), Banpaís (tres), por 835 mil 905 dólares, y cuatro a instituciones financieras del extranjero, por 1 millón 909 mil 931 dólares, recursos que se operaron desde la apertura hasta el 2 de abril de 1996, y que totalizan 4 millones 714 mil 002 dólares.

Respecto de los retiros, se localizaron siete documentos de Aviso de débito y uno de Aviso de crédito (por devolución de fondos). Realizó transferencia el 18 de abril de 1996, de la cuenta 0835-0170513-92 Beduino G 152 del Credit Suisse, a nombre de Mario Villanueva, a la cuenta 52-85461 del First National Bank of Chicago de Casa de Cambio Tiber, por 499 mil 985 dólares, recursos que se identifican con la marca de cruce (I), dejada en la Relación de Avisos de Débito y Crédito, y con la marca de cruce (III) y (IV), marcada en el estado de cuenta 52-85461 del First Chicago, de septiembre de 1995, de la Casa de Cambio Tiber.

Mediante el dial de compra número 0162323 de la Casa de Cambio Tiber, del 18 de abril de 1996, realizó la compra de 499 mil 985 dólares, con la observación de: “Transferencia recibida en el Firs el 17 de abril de 1996, del Credit Suisse pagamos con efectivo”.

En el dial de venta 0162184, del 18 de abril de 1996, de la Casa de Cambio Tiber, realizó una operación de venta de documento en dólares, de los cheques de Banco del Atlántico 92598, 92599 y 92600, de los cuales tres fueron girados por la Casa de Cambio Tiber, de la cuenta 0996-450240-031 del Banco Atlántico de Miami, Florida. El 92598 fue expedido el 18 de abril de 1996 a la orden de Eusebio Azueta Villanueva, por 300 mil dólares. El 92599, del 18 de abril de 1996, y el 92600, a la orden de Luis Ernesto Villanueva Tenorio, por 198 mil 735 dólares y 950 mil dólares, respectivamente.

Luis Ernesto Villanueva Tenorio aperturó la cuenta maestra 9003547052 en la que designó como beneficiarios a Isabel Tenorio Romero y Marisa Villanueva Tenorio; realizó depósitos hasta el 31 de diciembre de 1998, por 911 mil 451 pesos. Asimismo, aperturó en Bital, el 2 de septiembre de 1998, la cuenta 6082275751, en la que realizó depósitos por 90 mil pesos. Y constituyó con su hermano Carlos Mario Villanueva Tenorio, actual diputado priista local, una sociedad anónima y una sociedad de producción rural de responsabilidad limitada, en las cuales aportó 230 mil pesos, como participación accionaria en el capital inicial.

Los estados de cuenta, constancias de transferencia, cheques, cartas de instrucción, solicitudes de aperturas de cuenta, copias de identificación y “diales” sirvieron de indicio al Ministerio Público para “demostrar que Mario Villanueva realizó conductas encaminadas a ocultar la naturaleza del dinero que trasladó a diversas cuentas bancarias en el extranjero, precisamente a Suiza”.

La danza de las transferencias

Díaz Roura, el 25 de enero de 2000, envió información de la Casa de Cambio Tiber de diversas transferencias de la cuenta 0835-0170513-92-000 de Credit Suisse, de Suiza a México; entre ellas, la del 13 de septiembre de 1995, por 200 mil dólares. También el 14 de septiembre de 1995 se entregó el cheque 031973, girado por Casa de Cambio Tiber de la cuenta número 1053780-1 de Bancomer, a la orden de Mario Villanueva Madrid, por 1 millón 249 mil 906 pesos; y otra transferencia, del 17 de abril de 1996, por 500 mil dólares a favor de Casa de Cambio Tiber.

Destaca la cuenta 0835-170513-92 a nombre del cliente 170513 Beduino, G152, de Credit Suiss, aperturada por Mario Villanueva y su hijo Luis Ernesto Villanueva Tenorio, en la que depositaron 4 millones 714 mil dólares. También la cuenta de inversión 4701007-1 de Operadora de Bolsa Serfín, con depósitos por 27 millones 8 mil 393 pesos. En ambos casos se advierte la diferencia entre el monto de las operaciones y los ingresos que reportó legalmente haber obtenido el exgobernador como funcionario público.

Díaz Roura detectó dos contratos de inversión de fondos, ambos por 527 mil 566 dólares, a nombre de las empresas off shore Kisin, SA, y Harley LTD, del 11 de enero de 1996; y una carta de instrucciones a Banca Serfín, Nassau Branch, enviada por Kisin, en la que solicita la transferencia de fondos a la cuenta 140 094 221 del intermediario bursátil Lehman Brothers, subcuenta 831 27683 13 627.

También, otra carta de instrucciones al Chemical Bank de Nueva York para el pago de 528 mil 365 dólares por el vencimiento de la inversión arriba indicada; el contrato de transferencia número 28596,3 por 1 millón 055 mil 132 dólares, cliente Banca Serfín, beneficiario Banca Serfín Nassau Branch, cuenta 544-7-04372, del 12 de enero de 1996.

Estos documentos se relacionan con el oficio ASJ/08258 del 26 de mayo de 1994, signado por el director de Permisos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, mediante el cual remite copia certificada de los expedientes 3709027999, 3809028645 y 5409161714 de tres personas morales denominadas Pesquera del Pacífico, otra de las empresas off shore de Villanueva.

El 4 de mayo de 1999, Díaz Roura informó de las transferencias, retiros a favor o para entregar a instituciones del sistema financiero mexicano por importes mayores a 1 millón de dólares, durante el período del 1 de noviembre de 1995 al 31 de marzo de 1996, realizados por los operadores del exgobernador.

Destacan la constancia del cheque certificado 5060 de la cuenta 103451-4 a nombre de Operadora de Bolsa Serfín; el contrato de intermediación Bursátil 4701007-1, cuenta de inversión OBSSA a nombre de Diez Canedo, del 22 de septiembre de 1995; así como los contratos de intermediación bursátil 4700727-5 a nombre de José Chejin Pulido; el 4700824-7 a nombre de Brady Haug, del 3 de octubre de 1991, y el 4700052-1 a nombre de Hilda Haug Solorzano, del 18 de agosto de 1997.

El 25 de mayo de 1999, Díaz Roura envió a la PGR un cuadro sinóptico del análisis de partidas de la cuenta universal Serfín 2500068-8 de Canedo Ruiz, al que anexó copia de 47 cheques librados. Así como una relación de depósitos en efectivo registrados en las cuentas de inversión 4701007-1, la cuenta de cheques de Serfín 500068-8, OBSSA 4701007-1, a nombre de Diez Canedo, en el que se detalla fecha, importe, tipo de cargo y referencia, por un total de 34 millones 138 mil 393 pesos.

El 7 de abril de 1999, durante el cateo del inmueble propiedad de Mario Villanueva Madrid, de Paseo de Pino número 44, colonia Bosques de las Lomas, Delegación Miguel Hidalgo, ciudad de México, se encontró un estado de cuenta del 23 de agosto de 1996, aperturada en Credit Suisse, por 4 millones 474 mil 41 dólares, repartidos en el siguiente portafolio: 35.45 por ciento en papel eurocomercial de Cementos de México; 28.48 por ciento en certificado de depósito de Banco Mexicano Somex; 33.07 por ciento en certificado de depósito Banco Inverlat; 3 por ciento en el fondo de mercado de dinero de Credit Suisse Luxemburg; en CS Zurich, referencia de cliente 170513, Beduino G152, por 100 mil dólares; en First National Bank of Chicago, ABA 071000013; en la cuenta 52-85461 de Casa de Cambio Tiber, donde aparece una firma ilegible.

El 16 de julio de 1999, el subdirector jurídico de Banca Serfín informó que el intermediario bursátil Lehman Brothers, Inc, pidió transferir recursos por vencimiento de las inversiones de las empresas, SA, y Harley, Ltd, el 12 y 17 de enero de 1996. Respaldó el documento con la copia certificada de los documentos localizados en el cateo practicado por la PGR en el inmueble de Campestre número 18, colonia Campestre, Chetumal, Quintana Roo, propiedad de Luis Ernesto Villanueva Tenorio, entre los que resaltan dos confirmaciones de transacción expedidas por Lehman Brothers, de 19 de mayo de 1997, de la cuenta 831-47344-1-2.

También, los documentos que se localizaron en el cateo realizado en el inmueble de Armada de México número 95, colonia Campestre, Chetumal, en el que residían José Chejin Medina y José Chejin Pulido. Una tarjeta de presentación a nombre de Chejin Pulido como asesor financiero preferente de Operadora de Bolsa, en Cancún; tarjeta de presentación de Consuelo Márquez que la acredita como Account Executive de OBSSA International, Inc, a Subsidiary of Operadora de Bolsa, SA; la confirmación de operación de compra de 165 mil dólares de Vicap, SA, que envió Lehman Brothers vía el broker Consuelo Márquez a Chejin Medina, del 22 de mayo de 1997.

En la calle Paseo de Pino número 44, también se localizó el estado de inversión relacionado con el número de cliente 0835-170513-9 Beduino, del Schweizerische Kreditañstalt Credit Suisse Crédito Swizzero, correspondiente a los periodos del 1 de enero al 31 de diciembre de 1996; y una carta del 28 de agosto de 1996 dirigida al “Contra la salud Zurcí”, referencia 170513 Beduindo G152, con la leyenda: “P.f. enviar US$100’000.- con fecha valor 26.8.1996ª: First Nacional Bank of Chicago… ABA Cambio Tiber… ref. pantalla… atentamente… (una firma ilegible).

El apoderado legal de Consultoría Internacional, Casa de Cambio, SA, precisó que el 11 de enero de 1996, Serfín solicitó la compra de divisas para ser liquidadas al día siguiente por transferencia de 7 millones 924 mil 93 pesos.

El 18 de abril de 1996, Casa de Cambio Tiber entregó en efectivo 3 millones 697 mil 669 pesos a través de tres cheques del Banco Atlántico de Miami, Florida, de la cuenta 0996-450240-031: el cheque 92598, a la orden de Eusebio Azueta Villanueva, por 300 mil dólares; el 92599, y el 92600, por 198 mil 735 dólares y 950 mil dólares, respectivamente, a Luis Ernesto Villanueva Tenorio.

El 14 de abril de 2000, el director de Investigaciones Especiales de la CNBV envió documentos de Banca Serfín de transferencias recibidas el 27 y 29 de noviembre de 1996, por 1 millón 290 mil dólares y 2 millones 834 mil dólares, respectivamente, provenientes de Credit Suisse Bank a Banca Serfín Nassau.

La empresa Fisherman Properties Limited se creó el 25 de julio de 1996 bajo las leyes de Islas Vírgenes británicas, cuyo domicilio es el mismo de la Trident Trust Company Limited, lo cual se relaciona con el contenido del oficio 601-1-53954/00 del 14 de abril de 2000, en el que Díaz Roura informa de dichas transferencias, con las que se acredita que esa institución bancaria llevó a cabo diversas operaciones provenientes del Credit Suisse Bank.

Contralínea 174 / 21 de marzo de 2010

Comments

comments