Nuestros lectores

Autor:

Despojo de recursos naturales, plan internacional, dice

Con respecto del proyecto transexenal 2030, todo lo que está pasando no es más que un plan internacional orquestado por las grandes corporaciones, banqueros internacionales y gobiernos poderosos, para tomar el control absoluto de los bienes de la humanidad y de la humanidad misma. No existe la piedad, la conciencia social ni el respeto por ningún elemento de la naturaleza.

Sólo la acción organizada, informada y decisiva puede salvar la vida de las especies animales (incluidos los seres humanos) de una catástrofe de proporciones apocalípticas, que puede empezar a suceder en muy poco tiempo de no haber cambios inmediatos. Ahora más que nunca, debemos guiarnos por nuestra racionalidad y sentido común. ¡Algo tenemos que hacer ya!

Luis del Prado

Proyecto México 2030 no pasará, señala

Felipe Calderón y sus 40 ladrones se llevarán un fiasco, pues subieron al trono a quienes se van de bruces por el botín. Su proyecto 2030 fracasará: el pueblo se levantará y tendrá la fuerza de resistir pacíficamente. Su plan de odio y represión no nos dividirá; nos organizaremos.

Olivia Esquivel

Comuneros de Santa María Ostula denuncian asesinatos

A los pueblos y gobiernos del mundo

Al pueblo de México

La Comisión por la Defensa de los Bienes Comunales de la Comunidad Indígena de Santa María Ostula hace del conocimiento público que el 23 de febrero del presente año, alrededor de las 15:30 horas, el comunero Javier Robles Martínez (quien además es regidor indígena del municipio de Aquila) y el profesor Gerardo Vera Orcino fueron levantados y secuestrados en el centro de la cabecera municipal de Aquila por un grupo paramilitar fuertemente armado; razón por la que tememos por su vida e integridad física. Ambos comuneros participaban activamente en la lucha de la comunidad por la defensa de sus territorios y autonomía. En dicho sentido, tenemos la firme convicción de que nuestros compañeros fueron secuestrados por su participación en la lucha social de la comunidad para la recuperación de las tierras localizadas en el paraje de Xayakalan.

La anterior situación se suma al que, desde el pasado 18 de agosto y hasta el día de hoy, ocho comuneros de Ostula y El Coire han sido violentamente asesinados, sin que nadie realice las investigaciones y finque las responsabilidades correspondientes. Los medios de comunicación locales ocultan la existencia impune de poderosos cárteles mafiosos en la zona y señalan falsamente que nuestra lucha comunal es la causa de estos asesinatos y de otros desmanes; esto con el fin de facilitar la persecución y la represión hacia nuestro movimiento.

Asimismo, el día 26 de julio de 2008, el profesor Diego Ramírez Domínguez –comunero perteneciente a nuestra comunidad y coordinador, hasta su muerte, de la Comisión Especial que nuestra asamblea general nombró para la defensa y recuperación de las tierras de Xayakalan– fue violentamente asesinado.

Ante los hechos manifestados, hemos decidido crecer nuestra resistencia a todos los niveles necesarios. Exigimos la presencia del gobernador del estado y del procurador general de Justicia del estado en nuestra comunidad para que se aclaren los crímenes cometidos en la región y en contra de nuestra comunidad, y se resuelvan nuestras exigencias, mismas que puntualizamos a continuación:

Presentación con vida de los comuneros Javier Martínez Robles y Gerardo Vera Orcino; esclarecimiento del asesinato del profesor Diego Ramírez Domínguez y el castigo a los autores intelectuales y materiales de su muerte, e investigación de los asesinatos hasta hoy impunes de ocho comuneros pertenecientes a las comunidades nahuas de la costa; respeto a la posesión que nuestra comunidad guarda sobre las tierras que recuperó el pasado 29 de junio en el paraje conocido como Xayakalan; creación de mecanismos por parte de los gobiernos estatal y federal que garanticen en forma definitiva la tenencia de dichas tierras a favor de nuestra comunidad; el reconocimiento del nuevo asentamiento humano que hemos establecido en las tierras recuperadas y que lleva el nombre de Xayakalan; la creación de un plan de seguridad que inhiba nuevos ataques por parte sicarios o grupos paramilitares contratados o protegidos por supuestos pequeños propietarios de La Placita, municipio de Aquila, Michoacán; el otorgamiento de garantías por parte de los gobiernos federal y del estado de Michoacán para el funcionamiento de las policías comunitarias y su guardia comunal en las comunidades de Santa María Ostula, El Coire y Pómaro, es decir, en todo el territorio nahua de la costa michoacana.

Por último, queremos hacer nuevamente del conocimiento general la cuenta bancaria en la que pueden hacer depósitos económicos todos aquellos que deseen solidarizarse con nuestra lucha:

Cuenta “Perfiles” Banamex –a nombre de Víctor Selestino Grageda, tesorero de la comunidad– 7989603, clave número 002497044779896031, sucursal Lázaro Cárdenas 447.

Santa María Ostula, Aquila, Michoacán, 24 de febrero de 2010.

Tierra y libertad

La Comisión por la Defensa de los Bienes Comunales de la Comunidad Indígena de Santa María Ostula

Sugiere investigar a la Profeco

Los felicito de corazón por el reportaje “Proyecto México 2030, la venta de un país”. Verdaderamente éste es el periodismo que necesitamos, el de investigación. Gracias a esta revista nos enteramos de lo que en verdad pasa en México.

Les sugiero hacer una investigación de cómo el libre mercado y las empresas defraudan al público, mientras la Procuraduría Federal del Consumidor no funciona.

Ernesto Márquez Prieto

Los verdaderos planes de Calderón

Proyecto México 2030, la venta de un país” es un excelente trabajo de investigación y difusión de los verdaderos planes de Calderón y los grupos que tienen realmente el poder en México.

María del Carmen Chiu Pablo

Felicita a Contralinea

Todos los artículos de Contralínea son sumamente importantes y cuentan con sólidas bases de información. Pero me hago la pregunta de siempre: qué hacemos nosotros para terminar con todas esas corrupciones que denuncia la revista y que son las que están acabando con nuestro país.

¡Nada!

Nos incomodamos, nos molestamos y hasta ahí.

Son un puñado de hampones de cuello blanco los coludidos con nuestras queridas autoridades y políticos de alto rango. Espero que algún día se termine con estas prácticas; pero lo dudo…

Saludos y felicidades por su magnífica revista.

Jorge González

Alto comisionado lamenta fallecimiento de Carlos Montemayor

La pérdida de Carlos Montemayor deja un profundo vacío no sólo en el mundo de la cultura y las letras, sino también en el amplio movimiento por la defensa y promoción de los derechos humanos en México. A su tenaz reivindicación de los derechos de los pueblos indígenas, se suma su contribución por la recuperación de la memoria histórica y la exigencia de garantizar los derechos a la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas de la violencia política en el contexto de la así denominada Guerra Sucia en México.

Su cercanía con los movimientos sociales y el aliento que les brindó en momentos cruciales son muestra de un intelectual comprometido con la justicia social y los derechos de las personas más desfavorecidas. Hasta los últimos momentos de su vida, manifestó ese compromiso al formar parte de la Comisión de Mediación entre el gobierno federal y el Ejército Popular Revolucionario. Se pierde a un referente lúcido, crítico y objetivo en el análisis de la realidad mexicana, imprescindible para aquellas personas dedicadas a la promoción y defensa de los derechos humanos.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos extiende sus condolencias a familiares, amigos y amigas.

OACNUDH México

Del EPR para la familia de Carlos Montemayor

No alcanzarían las lágrimas para poder calmar nuestro dolor y nuestra impotencia ante la muerte que nos ha arrebatado a uno de los hombres más ilustres del siglo XX y principios del XXI, Carlos Montemayor: su alegría contagiosa, los riesgos que conscientemente corría al denunciar la desaparición forzada y las muertes de otros luchadores sociales que también nos han sido arrebatados, virtudes que pocas veces se dan en un sólo hombre.

Es difícil para nosotros concebir esta muerte, pero desgraciadamente es parte de la vida. No podemos más que rumiar nuestra impotencia y soportar un dolor inmenso, un dolor que no cabe en el corazón de todos y cada uno de nuestros militantes. Hoy, más que nunca, debemos seguir su ejemplo, un ejemplo de lucha, de virtudes que sólo tienen los hombres que verdaderamente merecen una estatua física y una estatua en el corazón y en el pensamiento de todo luchador social.

No tenemos más palabras para acompañar y tratar de consolar a toda su familia en el dolor que ocasiona esta pérdida que tomaremos con entereza, valentía y estoicismo, tal como él lo asumió en todos sus actos. Lo esperaba el pueblo en cada uno de sus compromisos adquiridos, y desde hoy, empiezan ya a extrañar su presencia.

Nos unimos al dolor de los miembros de la Comisión de Mediación y de todos aquellos que lo quisieron y esperamos que sus cenizas esparcidas en donde él lo determinó caigan en campo fértil para que fructifique su ejemplo.

Parecerá extraño, pero el dolor que sentimos es un dolor tan profundo que no tenemos más palabras para manifestarlo. Por eso, nuestro Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario brinca las barreras del agradecimiento y entrega su cariño a la familia de este gran luchador social.

Estamos de luto, continuamos estando de luto, porque hay otros luchadores sociales que han sido asesinados y otros desaparecidos; que esto nos dé fuerza y valor para continuar reclamándolos y que se esclarezcan los hechos.

Desde nuestra trinchera de lucha, le decimos para que lo oiga todo el mundo:

¡Hasta siempre, ilustre maestro!

¡Por la revolución socialista, vencer o morir!

¡Por nuestros camaradas proletarios, resueltos a vencer!

¡Con la guerra popular, el EPR triunfará!

Comité Central del Partido Democrático Popular Revolucionario-Comandancia General del Ejército Popular Revolucionario

Año 46, república mexicana, 1 de marzo de 2010

Comments

comments