Autor:

General Motors y Ford Motor Company, trasnacionales de origen estadunidense, son incentivadas con más de 3 mil millones de pesos mediante subsidios del Fondo Pyme y exenciones en el pago de impuestos. Los beneficios se han entregado desde el inicio de la administración de Vicente Fox hasta la fecha. La Secretaría de Economía y el Conacyt han sido los vehículos de financiamiento, revelan informes oficiales


Las administraciones panistas de Felipe Calderón Hinojosa y Vicente Fox Quesada han beneficiado con más de 3 mil 300 millones de pesos a las dos compañías automotrices más importantes del mundo: General Motors y Ford Motor Company, revelan informes oficiales. Además de la entrega de recursos a las trasnacionales, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) observa supuestas irregularidades, al menos en las cuentas públicas 2006 y 2008.

Del Fondo de Apoyo para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Pyme), las empresas de origen estadunidense se allegaron más de 1 mil 200 millones de pesos en tres años (2005, 2006 y 2008). En tanto, les fueron condonados en pago de impuestos más 2 mil 90 millones pesos, mediante el proyecto de “estímulos fiscales” iniciado en 2001.

Son, por lo menos, seis proyectos que la Secretaría de Economía ha subsidiado a través del programa que pretendía incentivar a la pequeña y mediana empresa. Los kardex de la dependencia, ahora encabezada por Gerardo Ruiz Mateos, indican que Ford Motor Company se allegó de 1 mil 229 millones 229 mil 600 pesos, en 2005, 2006 y 2008.

Los cuatro proyectos de esta armadora se desarrollaron bajo el concepto de “Revitalización del clúster de innovación automotriz del valle de México” y la “Construcción de una nueva planta manufacturera de transmisiones automotrices nueva generación de encendido seco Getrag-Ford”.

General Motors, su competidora en el mercado automotriz, obtuvo 740 millones 690 mil pesos para los proyectos “Desarrollo del nuevo complejo automotriz (Green Field)”, así como en la “Nueva planta para manufactura de automóviles y transmisiones automáticas en el complejo de General Motors de México en San Luis Potosí”, en dos operaciones realizadas en 2005 y 2008.

Observaciones de la ASF

En el Informe del resultado de la revisión y fiscalización superior de la Cuenta Pública 2005, la ASF documentó que 200 mil pesos entregados a Ford, así como otros 418 millones 419 mil 900 pesos, se entregaron a través de más de 180 esquemas empresariales que no justificaron la utilización de los fondos públicos.

De la Cuenta Pública correspondiente al segundo año de gobierno de Felipe Calderón, el máximo órgano de fiscalización observa inconsistencias en la entrega de recursos, por 2 mil 418 millones 581 mil 800. De éstos, 439 millones 890 mil pesos corresponden a los Proyectos del Fondo Pyme en el Ejercicio 2008 del ámbito San Luis Potosí, asignados a General Motors, y otros 162 millones 429 mil 600 a Ford.

El informe observa “la ausencia de documentación soporte y el cumplimiento de los requisitos que sirven de base para evaluar y autorizar el proyecto correspondiente, omisión que debió haber sido observada por el secretario técnico del Fondo Pyme y la Dirección de Apoyos Empresariales, dependiente de la Secretaría de Economía”.

Además, los fiscalizadores de la ASF no acreditaron que fueran programas detallados y calendarizados (corto, mediano y largo plazo), con impactos en materia de creación de nuevas empresas, derivadas de la ejecución del proyecto.

El organismo coadyuvante de la Cámara de Diputados para la revisión de la Cuenta Pública, a cargo de Juan Manuel Portal Martínez, informa que las categorías de proyectos “productivos” y “estratégicos”, a los que pertenecieron los operados por las automotrices, tampoco cumplen ni acreditan “la descripción del proceso de innovación tecnológica, cómo éste beneficiará la generación de empleo y el incremento en la competitividad de las Pymes”.

Exenciones por más de 2 mil MDP

Además de los apoyos económicos que los gobiernos del Partido Acción Nacional han entregado a las firmas estadunidenses, se les ha condonado el pago de impuestos por otros 2 mil millones de pesos.

Los nueve informes del Estímulo fiscal a la investigación y desarrollo de tecnología, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), muestran que ambas compañías no tuvieron que pagar 2 mil 98 millones 835 mil 91 pesos a la hacienda pública.

A General Motors –líder en ventas en México, según la página de internet portal automotriz– le fueron concedidos “estímulos” por 1 mil 771 millones 419 mil 635 pesos. Las pérdidas fiscales por la condonación en el pago de impuestos a Ford ascendió a 327 millones 415 mil 457 de pesos.

Se solicitaron entrevistas con el secretario de Economía, Gerardo Ruiz Mateos, y con el director general del Conacyt, Juan Carlos Romero Hicks, acerca de los mecanismos que permiten que los recursos etiquetados para las micro y pequeñas empresas mexicanas terminen financiando a las trasnacionales automotrices. Al cierre de edición, no hubo respuesta.


Fuente: Contralínea 172 – 07 marzo 2010 – www.contralinea.com.mx

Comments

comments