Autor:

Para exponer su conferencia magistral Democracia y consensos: fuentes de legitimación, estuvo en nuestro país el florentino Luigi Ferrajoli, autor de Derecho y razón: Teoría del garantismo penal que, en palabras del prologuista, nada menos que Norberto Bobbio, “es la apuesta por la elaboración de un sistema general del garantismo o, si se quiere, la construcción de las paredes maestras del estado de derecho, que tienen por fundamento y fin la tutela de las libertades del individuo frente a las variadas formas de ejercicio arbitrario del poder, particularmente odioso en el derecho penal”.


Obra monumental por la calidad de la investigación, con cinco capítulos en casi 1 mil páginas, donde su autor publicó hace más de dos décadas que, como “teórico general del derecho, pertenece a la familia de los positivistas en la tradición de Kelsen”.

Autor también de la Teoría sistematizada del derecho y Democracia autoritaria y capitalismo, sobre la marcha de su conferencia vertió severas críticas al militarismo como recurso para combatir la criminalidad, que es un “error evidente que no solucionará el problema de la violencia en México” (El Financiero y La Jornada, 9 de febrero de 2010).

Y agregó: “La utilización del Ejército en labores contra el crimen organizado, aun con la figura de un mando único, es… básicamente demagógica y muy incorrecta. Es necesaria la capacitación investigadora, no la fuerza militar o policiaca. La lógica de la guerra alimenta la guerra y paradójicamente produce un sustancial fortalecimiento de la fuerza criminal… la fortaleza de las organizaciones criminales nace de la debilidad del Estado”.

Derecho y razón: teoría del garantismo penal ha sido traducida del italiano al español por cinco expertos. Y es un tratado excepcional que integra la tutela de los derechos fundamentales a la creación de los diversos órdenes jurídicos penales y contempla al derecho positivo penal como la primacía de las libertades constitucionales, como su principal finalidad.

Sólo así se puede y debe impartir justicia penal y comprenderla como uno de los límites al poder y a los poderes de la división de éstos como integrantes del Estado federal, democrático y republicano. Un derecho penal también como freno a los abusos de los gobernantes.

Luigi Ferrajoli trata de hacer comprender que el derecho penal, si bien busca sancionar las conductas a las que se les imputa algún o algunos delitos, ha de contemplar la defensa del presunto responsable en el contexto de los derechos humanos y de éstos su factor común: el derecho a la libertad. Y para frenar la ilegalidad del poder por medio de otorgar las garantías procesales al presunto individuo que, como persona, tiene derechos y éstos han de respetarse al máximo para sentenciarlo en caso de que se prueben los actos y hechos de su conducta.

Ficha bibliográfica:

Autor: Luigi Ferrajoli

Título: Derecho y razón

Editorial: Trotta-1995

cepedaneri@prodigy.net.mx


Fuente: Contralínea 172 – 07 marzo 2010 – www.contralinea.com.mx

Comments

comments