Autor:

Reportes de viajes de trabajo de empleados de la Secretaría de la Función Pública a reuniones de la OCDE, en su sede francesa, revelan falta de transparencia y de rendición de cuentas. Entretanto, los servidores públicos entregan informes vacíos sobre los compromisos reales que asumen ante el llamado “club de París”


Para perfeccionarse en prácticas de honestidad y rendición de cuentas, conocer el servicio civil de carrera y combatir la corrupción, entre otros temas, la Secretaría de la Función Pública (SFP) comisionó entre 2004 y 2009 a varios funcionarios para participar en los diversos Comités de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), como consta en la documentación que entregó la Unidad de Enlace de esa dependencia a la solicitud de información pública gubernamental de un particular. Por esa fuente se conoce que Javier González Gómez, director general de Eficiencia Administrativa y Buen Gobierno de la SFP, asistió a tres versiones sucesivas del Comité de Gobernanza Pública (CGP), con sede en París, Francia, financiado con generosos viáticos. De este mismo beneficio disfrutaron: Carlos Miguel Valdovinos Chávez, Carlos Fernando Álvarez Cuadra, Luis Ernesto de la Fuente Pantoja y Marcelo José Villarreal Coindreau.

El 15 de abril de 2008, Javier González Gómez abordó el vuelo 439 de Air France con destino a París, Francia, para acudir a la 37 sesión del CGP de la OCDE. El funcionario recibió viáticos por 1 mil 800 euros para cuatro días. Su gasto diario se estimó en 450 euros. A su retorno a México, comprobó 831 euros (442 por concepto de hospedaje), devolvió 969 y dejó sin comprobar 257.89 euros correspondientes al rubro de “Alimentos, propinas y taxis”, según la Relación de gastos sin comprobante no. 405.

En el informe de su comisión, González Gómez indica que “se cumplió con el programa de actividades previsto”, pues aprobó la agenda, revisó las conclusiones de la reunión anterior y discutió los avances en los temas del comité. Prestó “particular atención” al Plan de Trabajo 2009-2010, a las discusiones sobre administración y gobernanza de riesgos en el sector público, al desarrollo de políticas públicas con participación activa de la ciudadanía y a los procesos de modernización gubernamental con indicadores de desempeño gubernamental.

Seis meses antes, del 15 al 18 de octubre de 2007, González Gómez viajó –por Aeroméxico– a la 36 Sesión del Comité de Gobernanza Pública de la OCDE, en París. Recibió 1 mil 350 euros de viáticos para cuatro días y comprobó 840.26 euros: 211.66 euros en alimentos y 620 euros por hotel. Dejó sin comprobar 170 euros por taxis y propinas.

En su informe, explica que aprobó la Agenda del Comité, revisó las conclusiones de la 35 sesión del CGP y discutió otros avances. Como describiría meses después, “se prestó particular atención” a la presentación “Indicadores: el gobierno en un vistazo”. Participó en el Foro OCDE en Roma (10 años de la Convención Anticohecho) y en el Memorándum de Entendimiento entre la Comisión Federal de Reforma Regulatoria y la OCDE. Concluye que su asistencia refrendó “el interés de la SFP para participar en tareas de medición del desempeño gubernamental para el Programa de Mejoramiento de la Gestión” de la SFP.

Año y medio antes, el 4 de abril de 2006, Javier González Gómez viajó a París en el vuelo 437 de Air France para asistir a la reunión del Comité de Gobernanza Pública de la OCDE. Para los cinco días que duró su comisión en el extranjero, la SFP le dio viáticos por 1 mil 800 euros, aunque el Anexo del finiquito de viáticos y pasajes, con folio 450 del 12 de abril de 2006, indica que ese servidor público recibió 1 mil 350 euros, de los que comprobó 694.03 euros (135.54 euros por concepto de taxis y propinas, 436.24 euros por concepto de hotel y 92.25 euros por concepto de comidas). No comprobó 605.97 euros por concepto de “taxis y propinas”.

El informe del director general adjunto de Innovación y Buen Gobierno de la SFP indicó entonces que, como representante de México y delegado del comité, pudo “discutir y opinar sobre la integración del Programa de Trabajo 2007/2008 del CGP y proponer estrategias y líneas de acción” –no describe cuáles–. Sin explicar cómo lo logró, indica que se “aseguró la sincronía de las líneas y estrategias de la Agencia de Buen Gobierno en el programa de trabajo del comité”.

Del 16 al 20 de septiembre de 2006, meses antes de que concluyera la gestión de Vicente Fox, correspondió a Carlos Miguel Valdovinos Chávez, director general de Simplificación Regulatoria, ir a la Reunión Ordinaria del Comité de Gobernanza Pública de la OCDE, en París. El aviso de comisión, con folio 46280, le dio viáticos por 2 mil euros, aunque el Anexo del finiquito de viáticos y pasajes describe que el funcionario recibió 1 mil 500 euros. Al término de su comisión, comprobó 831.40 euros, de los que 600.70 correspondieron a gastos de hotel. No comprobó 103.50 euros por concepto de “taxis y propinas”, y devolvió 565.10 euros.

En su informe, Valdovinos detalla su reunión con el embajador de México ante la OCDE y las reuniones del Comité de Trabajo sobre Administración Regulatoria y Reforma, donde revisó los documentos de estudio de Corea del Sur y de Suecia, países que “han logrado importantes avances en la mejora regulatoria hacia la ciudadanía”.

Un primer documento que rastrea el vínculo entre la OCDE y la SFP en los gobiernos de la alternancia política, es el Aviso de comisión, con fecha 24 de marzo de 2003, y que pareciera un error tipográfico ya que describe la comisión para Carlos Miguel Valdovinos Chávez, del 10 al 26 de abril de 2004, para asistir a reuniones de la OCDE en Alemania y Francia con el fin de “fortalecer la implementación de una nueva gestión pública en México”.

El largo periplo del funcionario fue por Lufthansa, vía México-Frankfurt, Frankfurt-París, París-Colonia, Munich-Frankfurt, y de ahí, su retorno a México. Valdovinos recibió 4 mil dólares por viáticos, de los que comprobó 1 mil 252.50 dólares (entre ellos, 905.45 dólares de hotel y 300.85 dólares por comidas) y dejó sin comprobar 1 mil 216.41 dólares, que comprenden 633 dólares por “taxis, internet, comidas, lavandería y propinas”. De los otros 1 mil 531 dólares no informó nada.

Su informe de misión describe que asistió a la aprobación del mandato del Comité 2005 y al programa de trabajo 2005-2006 del Comité. Detalla Valdovinos que su participación consistió en “felicitar los trabajos que se han llevado a cabo a la luz del CGP; agradecer el apoyo y asesoría que hemos recibido en México por parte de la OCDE en nuestro proceso de modernización del gobierno”. No escatima en señalar que a través de ese organismo se han obtenido mejores prácticas de buen gobierno, que “han sido inspiración fundamental” para poner en marcha puntos fuertes en la Agenda de Buen Gobierno de México.

El director general de Simplificación Regulatoria de la SFP describe sus actividades de cabildeo (lobby): Odille Sallar, la entonces directora del PGC de OCDE, “me expresó su agradecimiento por los comentarios sobre el apoyo de la OCDE”, ya que pocas veces se escuchan en reuniones de ese tipo, acerca del desempeño y “los beneficios que recibimos con el apoyo de organización”. Entre otros, se reunió con Christian Vergez, jefe de la División de Gobernanza y Rol del Estado de OCDE; con Stephan Jacobsone, director de Administración Regulatoria; Peter Ladergaard, administrador del Programa Mejora Regulatoria.

Finalmente, el informe dice que México es uno de los 10 países con mayor participación en las actividades de la OCDE; sin embargo, “es uno de los que menos representatividad tiene”. Propone “incorporar a la Embajada para asuntos ante la OCDE” (en realidad, Delegación Permanente de México ante la OCDE en París) los sistemas de información presidencial, para que se informen del avance de la Agenda de Buen Gobierno.

2004, el año de los viajes

Carlos Fernando Álvarez Cuadra, director adjunto de Estructuras (y actual director de Recursos Humanos de la Secretaría de Economía), viajó a Roma, Italia, del 1 al 14 de octubre de 2004, para “identificar mejores prácticas en servicios civiles europeos”. Lo hizo por la aerolínea KLM vía Amsterdam-Londres-Roma Ámsterdam-México y en tres tramos terrestres por autobús que lo condujeron de Londres a París, de ahí a Bruselas, y de esa ciudad a la capital italiana.

Entonces, el funcionario recibió 5 mil 850 dólares como viáticos. Según el documento de finiquito del 2 de diciembre de ese año, reintegró pasajes por 364.57 euros. Su informe de misión (en el que aparece Sandra Zuluaga, directora general de Análisis de Estructuras y Profesionalización, como parte de ese recorrido) detalla que conoció cómo funcionan los sistemas de Servicio Civil en países “que han recorrido largo trayecto, como Francia, Bélgica y Roma.

Explica que la Oficina del Servicio Civil del Gabinete del Reino Unido posee el más consolidado y reconocido Servicio Civil de Carrera, por lo que “es importante fortalecer los lazos de comunicación y cooperación”. De su estancia en el Ministerio de la Función Pública de Francia, describe que debe analizar “a detalle la información proporcionada”, igualmente con el resultado de su asistencia al Departamento de la Función Pública de Italia.

Sandra Consuelo Zuluaga Rodríguez hizo la misma ruta que Álvarez Cuadra. Recibió viáticos por 6 mil 500 dólares, de los que reintegró 302.93 euros por pasajes, como consta en el documento del 16 de noviembre de 2004.

A ese viaje se sumó Marcelo José Villarreal Coindreau, director general adjunto de Análisis de Estructuras y Profesionalización de la SFP, aunque con dos días menos de duración. Su misión era asistir a la reunión de Recursos Humanos de la OCDE; recibió viáticos por 4 mil 950 dólares. Villarreal Coindreau entregó factura de hotel y comprobantes por 2 mil 356.91 euros y reintegró 227.23 euros por concepto de pasajes. Del resto no se transparentó el destino.

Además de participar en la Reunión del Grupo de Trabajo de Recursos Humanos de la OCDE, asistió a reuniones de “conocimiento y profundización” en las prácticas de servicio civil en Gran Bretaña, Francia e Italia (en el Formez, Escuela Superior de la Administración Pública). Su informe cita que “se explorará la posibilidad de celebrar algún convenio o acuerdo marco” con el Formez. También dice de su contacto con el doctor Salvatore Squillace para profundizar en su sistema de familias de profesiones para el servicio civil.

El 1 de octubre de 2004, Luis Ernesto de la Fuente Pantoja viajó a París, Francia, en una comisión de nueve días; asistió al grupo de Trabajo en Administración de Recursos Humanos de la OCDE. Recibió 4 mil dólares por viáticos, comprobó 2 mil 228.49 euros y devolvió 171.51 euros. El informe de su misión refiere que se reunió con directivos de la Función Pública Territorial de la Escuela de Administración del Ministerio de la Función Pública del Estado francés.

En ese mismo periodo, Fernando Zepeda Herrera, asesor del subsecretario de la SFP, viajó a la capital de Francia para asistir a la misma reunión de la OCDE; recibió 4 mil dólares de viáticos. Al término de su misión, devolvió 669.88 euros y comprobó gastos por 1 mil 730.12 euros más. Su informe de comisión, de un párrafo, es idéntico al de Luis Ernesto de la Fuente Pantoja.

Corrupción endémica

El documento Corrupción en el sector público; una fuente internacional de medidas de prevención (1999), de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), percibe a la corrupción como una “amenaza a instituciones públicas democráticas, que permiten la influencia de intereses impropios en el uso de recursos públicos y del poder, minando la confianza de los ciudadanos en las actividades legítimas del Estado”, pues fomenta ineficiencia y desvía recursos de su destino institucional.

México, miembro de la OCDE desde 1994, emitió el 11 de octubre de 2007 un informe en el que describe el seguimiento a la Fase 2 de las 22 recomendaciones que le hizo el grupo de trabajo sobre corrupción de ese organismo. Ahí describe que 10 de ellas fueron “totalmente implementadas” en la plenaria de octubre de 2006. De las 12 pendientes, siete fueron parcialmente puestas en marcha, mientras que no se consideró aplicar el resto de ellas. Las primeras proponen una amplia campaña de difusión sobre el tema y la obligación de empresas mexicanas que invierten en el exterior a no realizar sobornos. Para garantizar ese compromiso, señaló a las embajadas y al Banco de México como los conductos oficiales por los que la institución bancaria desarrolló programas para las instituciones y agencias gubernamentales relacionadas con empresas que realizan negocios en el exterior.

En su evaluación de noviembre pasado, Transparencia Internacional dijo que percibe a México como un país corrupto en el que son frecuentes los sobornos que pagan las empresas nacionales cuando operan en el extranjero; una modalidad sólo es superada por algunas firmas rusas y chinas. Otra forma común de corrupción es el uso de relaciones familiares o personales, seguido del soborno a funcionarios de niveles inferiores para “acelerar las cosas”, así como a políticos de alto nivel y partidos políticos.

El informe Seguimiento de México a la implementación de las recomendaciones específicas de la Fase 2, de la Secretaría de la Función Pública (SFP), indicaba a la OCDE que hizo una presentación ante el Comité de Ética del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas sobre el rol del sector empresarial contra la corrupción (del 26 al 29 de junio de 2007). Emitido por el grupo de trabajo sobre corrupción, el informe no incluyó, en su respuesta a la SFP, la solicitud de información pública de Humberto Hernández Haddad, abogado y exdiplomático.

Además de los acuerdos que México mantiene en el seno del llamado “club de París”, ha ratificado tres convenciones internacionales: la Convención para Combatir el Cohecho de Servidores Públicos Extranjeros en Transacciones Comerciales Internacionales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico; la Convención Interamericana contra la Corrupción de la Organización de Estados Americanos, y la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción. (NE)

Los secretos de la SFP

La constante presencia de altos funcionarios de la Secretaría de la Función Pública en los trabajos de los comités de la OCDE para adquirir conocimientos e intercambiar información en materia de gobernanza, servicio civil de carrera, rendición de cuentas, recursos humanos y transparencia resulta incompatible con la clasificación de un gran número de archivos de esa dependencia que contienen información sobre esas temáticas. Apenas el 26 de febrero de 2009 fueron clasificados 127 expedientes de la Unidad de Auditoría Gubernamental que contienen información sobre el control y auditorías de actividades públicas, como el 010/09 S, que será accesible en dos años. Según esa unidad, son 906 los documentos inaccesibles bajo ese rubro temático.

A su vez, la Unidad de Políticas de Mejora de la Gestión Pública de la SFP tiene dos archivos reservados: el PMG2008, que contiene información relativa a temas de desarrollo administrativo y programas de mejora de la gestión, clasificado por tres años desde el 1 de agosto de 2008; el TMI-002, que estará disponible hasta agosto de 2011.

Por su parte, la Unidad de Políticas de Transparencia y Cooperación Internacional clasificó 41 expedientes desde 2004 y el plazo de reserva ya venció. La información que contienen es referente a “promover la celebración de instrumentos de coordinación en materia de combate a la corrupción”. Entre los títulos de esos expedientes se encuentran: propuesta de convenio marco de colaboración SFP- proyecto de la cultura de la legalidad; propuesta de convenio de colaboración con el Instituto Mexicano de Contadores Públicos; propuesta de trabajo de la Comisión de Cultura de la Legalidad, y la propuesta del primer Premio Nacional de Integridad, Transparencia y Rendición de Cuentas, clasificado el 21 de abril de 2008 y liberado en fecha desconocida.

La Unidad de Política de Recursos Humanos de la Administración Pública Federal clasificó 25 expedientes desde 2006; entre ellos, 16 con evaluaciones del servicio profesional de carrera, que podrán conocerse hasta 2010, como el titulado: DGAEDP/LBCENEVAL 2004/BRHE2006/001. El expediente “Secretaría de la Función Pública” se clasificó por cuatro años y estará disponible hasta 2011, y el DGSPC/HE/0001/SFP/2009, que se desclasificará hasta el 16 de abril de 2014. (NE)

Fuente: Contralínea 169 – 14 de febrero de 2010

Comments

comments