Autor:

El candidato a rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Ascencio Villegas Arrizón habla en exclusiva sobre sus principales compromisos que asumirá con los estudiantes, académicos y trabajadores de la Máxima Casa de Estudios si es elegido el 12 de marzo. “Mi principal reto será que la sociedad y el pueblo de Guerrero se sientan orgullosos de su universidad, y que nuestra Alma Mater coadyuve en la solución de los problemas que aquejan a las siete regiones de nuestro estado”, acota

“Mi rectorado tendrá como objetivo primordial a los estudiantes, a quienes prestaremos especial atención para brindarles una educación de excelente calidad que les permita ser competitivos a nivel internacional”, dice el exdirector del Centro de Investigación de Enfermedades Tropicales (CIET) de la UAG, con sede en Acapulco.

El primer compromiso será defender, conjuntamente con todas las demás universidades del país, la Universidad Pública como bien público, pues éste es el único medio que tiene un país para poder lograr el verdadero desarrollo, y, por tanto, lucharemos porque la UAG reciba un subsidio suficiente y necesario para que pueda cumplir con sus funciones sustantivas, señala Villegas Arrizón.

Argumenta que “invertir en la educación es invertir en el bienestar del pueblo, en la formación de mejores ciudadanos, porque además, la educación en nuestro tipo de universidades permite a las personas de escasos recursos aspirar a tener una formación – como cualquier otro ciudadano- que les posibilite el derecho de vivir bien, con los mínimos necesarios satisfechos.

“A Guerrero le va a ir mucho mejor si tiene una universidad fortalecida, si tiene una universidad que coadyuve a formar buenos profesionistas que ayuden al desarrollo de nuestro estado”, enfatiza el exdirector de la Unidad Académica de Medicina.
En un segundo compromiso queremos avanzar en la calidad académica que oferta la universidad, comenta el candidato del Frente por la Reforma Democrática de la UAG, por ello tendremos como una prioridad formar profesionistas del más alto nivel de calidad. Refiere que “lo estamos logrando afortunadamente, pues ya tenemos programas que pueden competir con los de otras universidades del país, gracias a lo cual los estudiantes de Guerrero pueden ir a otras universidades a realizar intercambios académicos”.

LAS FINANZAS

Villegas Arrizón revela que “desgraciadamente en los últimos rectorados (de Nelson Valle López, Gabino Olea Campos y Hugo Vázquez, exceptuando el que está por concluir) se administraron mal los recursos que recibía la universidad, de tal manera que cuando entró el actual rector no alcanzaba para pagar la nómina, mucho menos para apoyar a los estudiantes, a las casas de estudiantes, a los comedores universitarios, a los investigadores para que éstos no estuvieran a expensas de los proyectos internacionales o nacionales. El rector Arturo Contreras ha hecho un gran esfuerzo financiero a través de conseguir partidas presupuestarias para sanear las finanzas de la UAG”, reconoce Ascencio Villegas. Gracias a ello se ha pagado el SAR, el FOVISSSTE, y por primera vez, en cincuenta años de autonomía universitaria, los trabajadores tenemos acceso a créditos para viviendas”.

El candidato de 21 organizaciones universitarias señala: “Debemos diseñar una estrategia de cómo hacer llegar recursos a la universidad – además del que recibe del gobierno federal y estatal-, a través de fuentes de financiamiento como en la elaboración de proyectos productivos, de ofertar servicios a los diferentes niveles de gobierno, mediante la vinculación con las empresas, de tal modo que ayudemos al desarrollo económico del estado, porque podemos hacerlo con nuestra capacidad. Nuestra masa crítica, intelectual, académica más connotada está en la universidad, aquí tenemos a más del noventa por ciento de los pocos miembros del Sistema Nacional de Investigadores que en hay en Guerrero. Creo que si nos juntamos los investigadores y los académicos y logramos contagiar al resto de universitarios podremos vincularnos con los tres niveles de gobierno, para allegar más recursos a la UAG.

Es decir, explica, no queremos ser una universidad que sólo esté pidiendo recursos, queremos ser una universidad que esté proponiendo soluciones a los problemas de Guerrero, una universidad eficientemente productiva en tal sentido.

ESTUDIANTES, MINA DE ORO

El investigador en el campo de la medicina admite “nos estamos volviendo una universidad elitista, que le estamos cargando el problema financiero a los estudiantes, a quienes se les cobran cuotas que muchos no pueden pagar, esto por el egoísmo que hemos tenido de sólo pensar en nuestros derechos los maestros y trabajadores, que son necesarios de atender por supuesto, pero a veces nos hemos olvidado que el centro de nuestra atención son los estudiantes, a quienes nos debemos precisamente, nosotros, académicos y trabajadores.

De ahí que mi rectorado va a instrumentar, de manera prioritaria, una política para servir fundamentalmente a los estudiantes, mediante el saneamiento financiero que garantizará la gratuidad de la educación tal como está escrito en la Constitución, la firma de convenios suficientes con la empresa privada, con los gobiernos estatal y municipales para que el estudiante desde muy temprano se vaya involucrando en la actividad laboral, para que cuando termine sepa qué hacer y lo haga con la mayor eficacia posible.

Procuraremos mejorar las condiciones en las casas de estudiantes, comedores universitarios, laboratorios, bibliotecas, centros de cómputo, y alentar a los estudiantes para que sean emprendedores, algo que no es privativo de las escuelas privadas, aclara el candidato de la Alianza Ganadora que conforman 21 organizaciones universitarias.
“Cuando hablamos de emprendedores no me refiero a que queramos formar empresarios, esa es la idea equivocada que se tiene. Nos referimos a que el estudiante tenga la capacidad de tomar iniciativas, que sea propositivo y que sepa hacer lo que él quiera en su vida, que no esté maniatado esperando a que le llegue un empleo, a que le resuelvan sus problemas personales”.

Hay una mina de oro en los estudiantes, en las aulas y en las casas de estudiantes donde viven muchos de los líderes estudiantiles, recalca el candidato Ascencio Villegas, por eso a mí me dio mucha tristeza que el Ejército Mexicano se haya introducido en una de nuestras casas de estudiantes (en la madrugada del 17 de diciembre pasado en busca de delincuentes). “no es ahí donde debe buscar el Ejército a los maleantes, no porque sean pobres algunos de nuestros estudiantes son delincuentes, no queremos que los estigmaticen, jóvenes que, como sus padres, están haciendo un gran esfuerzo para poder superarse, por eso, contrariamente a criminalizarlos, debemos buscar la manera de cómo estimularlos, de premiarlos”.

Por eso, dice, implementaré un programa para que los estudiantes no sólo puedan desarrollarse académicamente, sino también en actividades culturales y deportivas, en mi administración va a haber mucho apoyo para ellos y mucho trabajo adicionalmente para que no esperen solamente los apoyos sino para que sean generadores de los recursos que necesitan para transformarse.

AUTÉNTICOS MAESTROS UNIVERSITARIOS

Por otro lado, necesitamos que los maestros realmente se habiliten como tales, porque la mayoría son profesionistas, abogados, contadores, ingenieros, arquitectos, economistas, médicos, etcétera, que es diferente, subraya el candidato de la Alianza Ganadora, que tiene como lema de campaña ‘Universidad de calidad y compromiso social’.

“Es muy diferente ser contador a ser un maestro, es decir, ser un buen contador a enseñar la contabilidad, ser un excelente médico a enseñar medicina, recalca”.
Ascencio Villegas menciona las características de un buen docente universitario, “es aquél que además de dominar las técnicas didácticas, crea óptimos ambientes de aprendizaje, y maneja las nuevas tecnologías educativas para así ofertar cursos y diplomados vía internet a sus alumnos, aquél que sabe manejar adicionalmente el nuevo modelo educativo que centra todo en el estudiante. Ahora nuestro centro de aprendizaje es el estudiante, explica el candidato, antes éramos nosotros los maestros, quienes nos preparábamos y sólo dábamos nuestra clase y si el estudiante aprendía que bueno, esa era la forma clásica del proceso enseñanza-aprendizaje.

Pero actualmente no, ahora tenemos que garantizar que el estudiante no sólo sabe cosas, sino que sabe hacer cosas y que también se generan en él actitudes cívicas, propositivas, de un buen ciudadano, con una cultura sólida también.
Villegas Arrizón explica que este modelo es contrario al seguido en las universidades privadas, “donde centran su interés en desarrollar en los estudiantes sus capacidades empresariales. Nosotros hemos adoptado este modelo más humano, más humanista, pero no es fácil desarrollarlo, para ello necesitamos capacitarnos, actualizarnos permanentemente en nuestras respectivas especialidades, conducirnos con valores como la democracia, los aspectos de género, la interculturalidad porque somos un estado multiétnico, el 17 por ciento de nuestra población es indígena.
Diariamente convivimos con los indígenas en las aulas, en las calles, en la ciudad, en el campo, y sin embargo no sabemos cómo tratarlos, cómo aprovechar sus potencialidades y cómo coadyuvar para que se desarrollen a plenitud, porque en verdad tenemos mucho que aprender de ellos y ellos de nosotros”.

El profesor universitario ideal, entonces, además de que ostente una maestría y doctorado, algo que aspiraremos en los próximos cuatro años, sería aquél que incorpore a su ser estos valores, el de la democracia, del respeto a los derechos humanos, al medio ambiente, etcétera, valores que transmitirá en las aulas a sus estudiantes y entonces todos juntos podremos transformar gradualmente nuestra sociedad mediante la sustentabilidad. “Y yo sé que si lo podemos lograr porque dentro de la universidad hay gente que es experta en cada uno de estos aspectos, que nos pueden capacitar a los demás maestros”, asegura.

CONTRA LA CORRUPCIÓN

No negamos que en la universidad tenemos problemas de falta de probidad, de integridad, admite el candidato de la Alianza Ganadora. Por eso aspiramos a que en la universidad no haya actos de corrupción de ningún tipo, a que no haya venta de calificaciones, por ejemplo, a que no haya acoso sexual a los estudiantes. Enfatiza que “trataremos de que todos cumplamos lo que por ley estamos obligados, y por lo que nos pagan, cumplir con nuestras clases, nuestras actividades de investigación, los trabajadores administrativos y funcionarios que cumplan con sus tareas cotidianas.

“Y que tampoco se presione a los estudiantes en los procesos electorales, que no se les coaccione. A mí me daría mucha vergüenza ganar, ser rector, en base a que los profesores hayan presionado a los estudiantes a cambio de calificaciones. Tenemos que aspirar a ser una universidad ejemplo de integridad para la sociedad, porque nosotros no sólo formamos profesionistas, sino también ciudadanos, si en la universidad vienen a aprender malas mañas, actos de corrupción, y demás vicios, los mismos van a reproducir allá afuera en su vida profesional”.

La universidad no debe de ser una reproductora de ese tipo de actos nocivos para la convivencia social, arguye Villegas Arrizón, tiene que ser, por el contrario, una gran educadora de ciudadanos con una fuerte convicción ciudadana que ayude a la transformación positiva de nuestro estado y de nuestro país que están ávidos de gente con probidad.

Asegura que en la medida de que el rector ponga el ejemplo de que es el primero en cumplir con la ley, al igual que los funcionarios de la administración, que el presupuesto universitario se maneja con transparencia, que le rendimos buenas cuentas a la comunidad universitaria, que no abusemos del poder, le vamos a poder exigir al maestro y al trabajador de que también cumpla con su parte.

Villegas Arrizón abunda sobre el tema que más daño causa a la sociedad, “así como existe la macrocorrupción existe la microcorrupción, las dos van de la mano, sé que allá afuera están tristemente mal, pero eso no es un pretexto para que en la universidad uno se comporte de la misma manera. Algunos me dicen que no hable de estas cosas, porque voy a asustar, voy a ahuyentar, confiesa, pero la mayoría de estudiantes y maestros me dicen que sí hable, y eso me da fortaleza porque necesitamos de una universidad en donde todos nos sintamos orgullosos de formar parte de ella. Y lo más importante es que la sociedad guerrerense se sienta orgullosa de su universidad.

CULTURA Y DEPORTE

El candidato de las organizaciones FREDEUAG, AR, ACNR, CGU, MRU, FADU, UDA, MAS, FSI, ED, MASGRO, UPA, FACOM, Foro Siglo XXI, Bloque de Sectores, Grupo Villa, Grupo Prepa 27, Grupo Juan José Ramón de la fuente y Maestros Democráticos de Zona Norte, afirma que la universidad tiene que ser un gran referente de la cultura en nuestro estado.

Villegas Arrizón revela que en su juventud “estudié teatro durante dos años y entonces me sensibilicé a la cuestión del arte en general, por ello aprecio el valor de la cultura y el rescate de la cultura de nuestro pueblo”.
También voy a emplear parte de mi energía y a rodearme de la gente capaz para poder desarrollar este aspecto en nuestra universidad, asegura. Buscaremos en Chilpancingo, Acapulco, Taxco e Iguala espacios donde los estudiantes, maestros y trabajadores universitarios puedan practicar y desarrollar la cultura.

Igualmente, confiesa que “como he sido deportista, cada vez menos por la edad y por el trabajo, como médico y sabedor del valor que tiene el deporte para la salud de las personas pienso darle todo el apoyo al deporte”. Yo sueño con tener un gimnasio para los maestros y los trabajadores, adelanta Villegas Arrizón, para que en lugar de estar pensando en un asilo para ancianos, porque ya vamos para allá, estoy pensando en cómo los maestros y trabajadores vayamos a ejercitar nuestro cuerpo y despejar nuestra mente.

MIRAR HACIA EL PUEBLO

Ascencio Villegas narra que “he podido dialogar con los maestros de todas las Unidades Académicas, y con los trabajadores de las dependencias que luego son señaladas con poco compromiso académico y social, y he despertado el deseo y el interés en ellos de recuperar el compromiso de llevar a nuestra universidad a niveles de mayor trascendencia. Siempre les he dicho en que estamos llegando a una edad en que debemos reconocer que la universidad nos dio todo lo que pudo, y ahora es el momento de darle a nuestra universidad todo lo que nosotros podamos”.

La universidad tiene una gran deuda con la sociedad guerrerense, recuerda, gracias a ella tenemos nuestra autonomía, el pueblo nos ha defendido cuando lo hemos necesitado, y ahora necesitamos volver nuestros ojos hacia él y ver cómo podemos ayudarle. Vamos a tender todos los lazos que sean necesarios con los empresarios, las organizaciones gubernamentales, con la sociedad civil, los gobiernos municipales, estatal y federal para ver cómo podemos coadyuvar en el desarrollo de la sociedad, que no es sencillo, para tratar de revertir los problemas de analfabetismo, desnutrición, emigración, de abandono del campo, en suma, de la miseria en que viven muchísimas comunidades del estado.

No olvidemos que muchos funcionarios de los tres niveles de gobierno son egresados de la UAG, enfatiza, pero queremos que sean más, y mejores, y no digo que los que están sean malos, simplemente tenemos que aspirar a formar funcionarios potenciales que ayuden a solucionar los problemas que aquejan las siete regiones de Guerrero. Respecto de su relación como rector con los gobiernos federal, estatal y municipales, Ascencio Villegas advierte que “tendrán en la universidad a un gran aliado, y no importa de qué partido sea el próximo gobernador”.

RECONOCIMIENTO

Hay tres aspectos positivos que debemos darles continuidad y que es necesario defenderlos a ultranza, asevera Villegas Arrizón. Uno es la mejora de la calidad. El rector Arturo Contreras Gómez le apostó a la calidad y ha llevado a esta universidad al grado de que el 86 por ciento de la matrícula de nivel licenciatura esté inscrito en programas de buena calidad. Pero ahora necesitamos no nada más elevarla al cien por ciento, subraya Ascencio Villegas, sino hacer competitiva nuestra universidad a nivel internacional, esto es, que los estudiantes universitarios guerrerenses puedan ir a continuar estudios por intercambio académico o de posgrado a universidades de Estados Unidos y de Europa, incluso, de América Latina donde se está desarrollando un nuevo modelo que está rindiendo buenos frutos en cuanto al desarrollo de los pueblos.

Al respecto, relata, tenemos buenos ejemplos de Unidades Académicas, y ahora le vamos a dar todo el empuje a aquellas Unidades Académicas que no le han apostada a la buena calidad para que se emparejen. Y vamos por el nivel medio superior, advierte ahora queremos que las preparatorias estén formando estudiantes de buena calidad y las que puedan de alto rendimiento para que lleguen mejor preparados a las licenciaturas. Lo otro que hay que reconocerle al rector Arturo Contreras es el saneamiento financiero, quien a través de diversas gestiones que ha hecho en los diferentes niveles de gobierno y mediante un gasto austero y de transparencia ha logrado sanear las finanzas en la universidad.

Segundo: “Necesitamos seguir saneando las finanzas hasta que lleguemos a un punto en el que nos alcance para pagar la nómina y nos sobre para poder invertirlo en investigación y en la mejora de las condiciones de estudio de todos los estudiantes, para que puedan hacer intercambios académicos, para poder apoyar al deporte y a la cultura, para que podamos apoyar a los maestros para que se puedan seguir preparando, para que no les sigamos cobrando a los estudiantes”.

Y tercero, puntualiza, estamos logrando el reconocimiento de la antigüedad real, como dicen, si uno se va a ir al cielo por sus buenos actos, yo creo que con este logro, el doctor Arturo Contreras Gómez tiene asegurado su boleto, porque pocas universidades en el país lo han logrado como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), lamentablemente la mayoría de ellas tiene ese grave problema.

El trabajador tiene derecho a gozar de una merecida jubilación, de una justa pensión, aclara Ascencio Villegas, porque uno no siempre va a tener las mismas fuerzas ni las mismas capacidades para trabajar.

Daremos certidumbre a los trabajadores en sus derechos laborales, reitera Villegas Arrizón, en estos últimos tres años hemos visto que sin tener conflictos internos, menos huelgas, hemos avanzado mucho en este terreno, de ahí que seguiremos siendo una universidad que atienda las necesidades de los trabajadores.

SUPERADOS, TIEMPOS DE CONFRONTACIÓN

Creo que en la medida en que haya el apoyo suficiente para que la universidad pueda cumplir con sus objetivos de formar estudiantes de buena calidad, cumplir con sus funciones sustantivas, no tiene por qué haber confrontación con ningún gobierno ni con dependencias federales o estatales. Por el contrario, tiene que haber una muy buena relación en la medida en que nosotros podamos ayudarles a los mandatarios y funcionarios a que hagan un mejor gobierno en beneficio del pueblo.

Villegas Arrizón destaca que “el subsidio destinado a la UAG para este año será insuficiente, harían falta unos 230 y tantos millones de pesos para cumplir con las metas del plan de desarrollo que nos hemos planteado, por eso yo insisto que el problema toral de la universidad es el financiero”.

PERIODISTAS Y COMUNICADORES

El candidato de la Alianza Ganadora confiesa, “yo tengo una gran frustración en mi vida desde que soy investigador, pero para mí la investigación no tiene valor si no le sirve a la gente, entonces me he enfrentado al problema de cómo comunicar los resultados de mi investigación, y como no soy comunicador, comunicólogo, es la gran frustración, de ahí que envidio a los periodistas de la prensa escrita, a los comunicadores de la televisión, de la radio, porque tienen ese don”.

Asegura que “ahora como rector mi preocupación va a ser mayor porque no sólo voy a sortear mi problema sino de todos lo investigadores, ese de comunicar todos los hallazgos de nuestras investigaciones”.
Los medios son fundamentales para que la sociedad conozca qué estamos haciendo en la universidad, pero no para que la sociedad diga, ah, sí, sí, la universidad está trabajando, y de esta manera nos dejen en paz, no, si no para que el producto de la investigación generada en la Universidad sirva para cambiar una realidad concreta.

Por ejemplo, todos los problemas de salud que tenemos se pueden evitar cuando la persona conoce los mecanismos de prevención, advierte.
Finalmente Ascencio Villegas Arrizón revela que es un admirador de los periodistas y comunicadores, “y en la medida en que pueda contribuir a que puedan ayudar a que la universidad cumpla con sus funciones y sus objetivos, para que se sepa en todo el mundo, también a través de internet, que en la Universidad Autónoma de Guerrero hay producción académica, científica, compromiso en la generación de conocimiento, y que coadyuva en el desarrollo de su sociedad, porque ahora necesitamos posicionar a la UAG en el contexto internacional, me voy a sentir muy complacido y contento con los medios de comunicación de Guerrero y del país”.

El 19 de enero el candidato a rector (para el periodo del 6 de abril de 2010 al 6 de abril de 2014) de la Alianza Ganadora, el doctor Ascencio Villegas Arrizón se registró (con su lema de campaña UNIVERSIDAD DE CALIDAD Y COMPROMISO SOCIAL) ante la Comisión Electoral del Consejo Universitario, instalada en la sede de Rectoría, en la ciudad de Chilpancingo, en compañía de su esposa, la también investigadora María Cecilia Vázquez León, el ex rector de la UAG, Marcial Rodríguez Saldaña, el académico Alberto Salgado Rodríguez, líder de Compromiso Guerrerense Universitario, directores y maestros de la mayoría de las Unidades Académicas, los líderes de 21 organizaciones universitarias, el empresario Mario Moreno Sotelo, y unos siete mil simpatizantes provenientes de la Montaña, Tierra Caliente, Zona Norte, Costa Grande, Costa Chica y región de Acapulco.

Contralínea Guerrero No. 32 /  Febrero 2010