Nuestros lectores

Autor:

La influencia católica en los scouts sí está documentada, señala

Señor director:

Solicito atentamente la publicación de la siguiente carta, que hace referencia a la del señor José Peniche, publicada en Contralínea 160 (6 de diciembre de 2009).

La participación de jerarcas y grupos católicos como los Caballeros de Colón en la formación e historia de los scouts está profusamente documentada en el libro Los scouts en México a través de los años, del sacerdote Fernando Soto-Hay y García, publicado en 2009 en dos volúmenes (Vol. I: 1908-1954; Vol. 2: 1955-1977) por la Asociación de Scouts de México, AC.

Soto-Hay expone, por ejemplo, que en 1931 los Caballeros de Colón, así como el arzobispo Pascual Díaz Barreto, apoyaron la formación de los primeros grupos de exploradores (Vol. I, p. 47). Según documentos que se reproducen en ese libro, en 1937 el secretario del Consejo Nacional de los Scouts de México era Edelmiro Traslosheros, quien fuera también dirigente de los Caballeros de Colón (p 151). Asimismo, se menciona la participación de la Acción Católica Mexicana (p. 71) y las reglas que promovió dentro de los exploradores. En 1938, el capellán del Grupo 2 de scouts era Benjamín Pérez del Valle (p. 169), también fundador de las Congregaciones Marianas; mientras que el arzobispo de México mediaba en conflictos que habían surgido entre los scouts (p. 150). Soto-Hay cita muchos otros datos de influencias confesionales en el periodo comprendido hasta la década de 1970.

 

Edgar González Ruiz

Asesinato de Ramiro, para silenciar la lucha por los más pobres, dice

Acerca del asesinato del comandante Ramiro, no es nuevo que los gobiernos asignen este tipo de tareas a los asesinos de siempre, disfrazados de militares o policías. Es la única manera de silenciar los verdaderos movimientos guerrilleros, los que luchan por la justicia social de los más pobres. Guerrero siempre ha sido foco de verdaderos luchadores sociales. Esto porque es uno de los estados más significativos en miseria y pobreza. Además, ha sufrido el caciquismo y a toda la clase de gobernantes que, hasta la actualidad, tiene, como el incapaz y sospechoso de corrupción Zeferino Torreblanca.

José Antonio Limones Cruz

 

Los que “nos deparará” con CFE, comenta

Muy interesante el reportaje sobre los abusos de la Comisión Federal de Electricidad. Muestra claramente la situación que nos deparará a quienes estábamos con Luz y Fuerza del Centro, luego de las arbitrariedades del gobierno.

Mercedes Cabañas

Organizaciones guerrerenses demandan respeto a los derechos humanos

Cuando en 1948 se realizó la Declaración Universal de Derechos Humanos, fundamentados en la protección de la vida y la dignidad de los seres humanos, los Estados que la firmaron y respaldaron se comprometieron a asegurar el respeto universal y efectivo de los mismos, aceptando que el cumplimiento de dicho compromiso representa la parte más importante de la declaración. Hoy en día, 61 años después, en el caso mexicano, podemos afirmar que el compromiso, más que incumplido, ha sido roto.

La pobreza y la marginación ancestral en que viven millones de mexicanas y mexicanos desde hace siglos es el resultado de la depredación que han realizado en México políticos, empresarios, religiosos y quienes supuestamente se encargan de velar por la paz, la seguridad y la justicia nacional. Guerrero, al lado de Chiapas y Oaxaca, concentra el mayor número de población indígena del país. No es un hecho casual que sea justo en las regiones montañosas donde estos grupos han logrado encontrar refugio y sobrevivir, pues a la par de políticas de despojo de tierras, explotación y esclavismo, ha existido durante siglos una persecución violenta con el objetivo único de desaparecer a ese sector de la población que sigue resistiendo los cada vez más feroces y sofisticados mecanismos de aniquilamiento. El panorama es aún más vergonzoso cuando los gobiernos que se suceden utilizan el discurso de igualdad, democracia y legalidad para acceder al poder mediante promesas de desarrollo que luego son incumplidas cínicamente, cancelando además cualquier posibilidad de diálogo entre los engañados y quien les engañó. Más triste se vuelve el escenario si hablamos de la violencia en que millones de mujeres están obligadas a vivir, violencia desde las instituciones, legislaciones, planes y políticas públicas, pero también expresada y reproducida en los hogares que debieran representar el refugio máximo de un ser humano: la cultura machista y patriarcal mantiene a las mujeres prácticamente en un secuestro de sus libertades donde su cuerpo a veces les significa una prisión en que se les castiga.

Los recientes informes de organismos locales, nacionales e internacionales en materia de derechos humanos en Guerrero y México son una muestra clara de la ineficacia del modelo de desarrollo que se ha impuesto, ignorando las prioridades nacionales y dejando de lado las necesidades fundamentales de millones de personas en beneficio de pequeños grupos y el capital extranjero. Aunado a lo anterior, la enorme mentira de la guerra contra el narcotráfico ha permitido a las fuerzas castrenses hacer a todas luces lo que antes realizaban en la clandestinidad, abusos de poder y crímenes atroces se han revestido de impunidad por décadas y actualmente utilizando al sistema de procuración e impartición de justicia como una marioneta manipulada desde el poder en contra de la sociedad. Es indignante saber que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de los siete casos contra México iniciados en los últimos dos años, juzgue cinco provenientes de Guerrero y todos ellos relacionados con militares. Se trata de casos que al no encontrar justicia en nuestro país han debido ser expuestos al escrutinio internacional, perpetuando así un círculo vicioso de venganza con el que el Estado mexicano intimida, hostiga y reprime a quienes claman por justicia.

La criminalización de la protesta social es un método de solución cada vez más utilizado por el gobierno de México y el de Guerrero ante su incapacidad de hacer frente a las fallas estructurales que obligan a las personas a protestar cuando sus derechos humanos son violados. El desprestigio social apoyado en medios de comunicación comerciales y manipulables forma también parte de este esquema de criminalización mediante el cual han sido encarcelados durante décadas cientos de compañeras y compañeros que se dedican a la construcción de un México justo, libre e incluyente. Al cumplirse 11 años de la declaración que protege el derecho a defender los derechos humanos, afirmamos con preocupación que no existen en México garantías para ejercerlo sin que la vida de las defensoras y defensores esté en riesgo permanente.

Por todo lo anterior, las organizaciones promotoras y defensoras de los derechos humanos en el estado de Guerrero demandamos:

1. Libertad a los presos políticos de Guerrero y México.

2. Castigo a los militares que han violado los derechos humanos.

3. Desaparición del fuero militar.

4. Regreso de los militares a sus cuarteles.

5. Presentación con vida de todos los desaparecidos.

6. Promulgación de una ley que proteja a las y los defensores de derechos humanos.

7. Solución a las demandas económicas y sociales del pueblo de Guerrero.

8. Respeto a los medios de comunicación alternativos como Radio Ñomndaa, la palabra del agua.

9. Solución justa al problema de Tlapa y Tierra Colorada y al conflicto de Alacatlatzala.

10. Reconocimiento al comisariado de los bienes comunales de Cacahuatepec.

11. Mayor atención al campo.

12. Seguridad en las comunidades de la Sierra.

13. Alto al ecocidio provocado por las grandes empresas turísticas y trasnacionales. Como ejemplo está la situación del complejo turístico Punta del Mar en Zihuatanejo, donde las demandas de la ciudadanía son sólo el retiro de las aguas residuales que llegan directo a la bahía; retiro del espigón de Puerto Mío, conservación de la Laguna de las Salinas como área natural protegida; alto a los asentamientos humanos en la periferia; alto a las concesiones otorgadas con corrupción para muelles de empresas particulares que sólo buscan privatizar: Pichilingue Member’s deck, Jar State en Playa Icacos, en Acapulco (además de ecocidio, es una violación a los derechos ambientales y sólo causan conflictos sociales).

14. Cumplimiento a los acuerdos pactados con el magisterio en cuanto a la aplicación de una propuesta alternativa de educación diferente a la ACE.

15. Respeto al derecho colectivo sobre la tierra y territorio.

Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC); Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Parota (CECOP); Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad (CCTI); Movimiento Popular Vicente Guerrero; Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG); Asociación de Familiares de Detenidos, Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a Derechos Humanos (Afadem); Taller de Desarrollo Comunitario (Tadeco); Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan; Centro Regional de Defensa de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, AC; Instituto Guerrerense de Derechos Humanos; Radio Comunitaria La Palabra del Agua; Consejo Ciudadano del Municipio de Chilapa; Organización de Pueblo Indígena Me’phaa (OPIM); Organización Para el Futuro del Pueblo Mixteco (OPFPM); Asociación Civil Esperanza; Organización de Pueblos Originarios para el Desarrollo Social; Red de Organizaciones Ambientalistas de Zihuatanejo (Rogaz); Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos AC.

 

Contralínea 162 / 20 de Diciembre de 2009

Comments

comments