Autor:

De acuerdo a datos oficiales, el llamado “Estado de la estrella solitaria” se ha convertido en el lugar predilecto para que los pensionados de la Unión Americana disfruten su retiro. El bajo costo de vida y la gran oferta hospitalaria es una alternativa atractiva en relación a otras entidades afectadas por la recesión económica


José Manuel Meza / McAllen, Texas

En las décadas de los 80 y los 90, el Estado de Florida gozaba de su más grande aceptación entre los pensionados estadounidenses para invertir en una vivienda y vacacionar, pero discretamente otro grande entró al quite: Texas.

Localizada en el conocido como “cinturón del sol”, esta entidad colindante con México se ha posicionado en niveles de preferencia históricos para el pueblo norteamericano de la tercera edad.

Cada año decenas de miles de personas emigran al sur del país para establecerse temporal o definitivamente y, de este modo, sacarle la vuelta a los intensos fríos y obtener provecho de una mejor capacidad adquisitiva.

Frente a otros Estados con temperaturas cálidas como California, Nevada, Nuevo México y Arizona, Texas lleva la delantera pues aquí la crisis hipotecaria no causó tantos estragos.

“El impacto positivo para Texas con la llegada de un mayor número de personas es importante pues los mercados están creciendo. La oferta en medicinas, vivienda, alimentación y hospitales es buena, lo que creó la gente de otros lugares se está aprovechando muy bien”, señaló Matt Ruszczak, vicepresidente de negocios de la Cámara de Comercio de McAllen.


TEXAS AL ALZA

No solamente porque posee una rica temperatura y los costos de vida son más asequibles Texas ha logrado llamar la atención sino también por la hospitalidad de su gente, la cual es mayoritariamente de origen hispano. De acuerdo al último Censo de la Nación, los grupos étnicos más numerosos son los mexicanos, con un 25 por ciento; le siguen los alemanes, con el 10 por ciento; afroamericanos, 10 por ciento; ingleses, 7.2 y esconceses-irlandeces con iguales cifras.

Cabe mencionar que antes del bajón financiero, tras el huracán Katrina, hubo un impacto negativo en las reservas de petróleo, lo que aquí contuvo la borbuja inflacionaria pues no se le apostó mucho a los créditos para casas y el margen de pérdida fue menor.

“Tenemos muy buen clima y el costo de vida es bajo. Tomemos en consideración que quienes vienen de otros lugares se sienten muy bien aquí. Contamos con un buen gobierno y también una actitud positiva enfocada en el desarrollo y éxito empresarial. Nos concentramos en la familia, en la calidad de vida y en el éxito de nuestros negocios”, explicó el licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Panamericana de Edinburg.

Responsable en parte del auge que hay para mudarse a Texas son las campañas publicitarias de la región, manejándola como un sitio seguro con comunidades de retiro de alta calidad. Además los vendedores de casa remolque registran ventas nunca antes vistas.

DATOS CONTUNDENTES

Recientemente, según difundió un diario estadounidense, el Estado de Florida publicó cifras que demuestran una disminución de 57 mil habitantes entre marzo de 2008 y marzo de 2009, el primer decremento anual desde 1940. Por el contrario, se ha estimado que este año la población texana ha aumentado en 150 mil personas.

En la actualidad la cifra supera los 24 millones de personas, lo que la convierte en la segunda entidad con más gente detrás de California.

“Ciertamente esto es muy óptimo para la economía, pero no olvidemos la cercanía que tenemos con México desde el punto de vista turístico por la interacción comercial y manufacturera en la frontera.

Es por ello que a Texas, de verdad, podemos seleccionarlo también como el mejor Estado para hacer negocios en todo Estados Unidos”, subrayó el entrevistado.

Sobre cómo se previene el gobierno estatal para recibir un mayor número de migrantes estadounidenses, Ruszczak dijo que las inversiones en desarrollo urbano y comercial continúan, pero se encuentran listos desde mucho antes.

“De verdad tenemos una muy buena infraestructura aquí en el área de Texas. Específicamente la industria médica, poseemos los mejores hospitales, centros y servicios en todo el país y el mundo. Creo que ya estamos muy bien preparados para ellos (residentes)”, refirió Ruszczak.

Vía telefónica añadió que la federación ha invertido sumas enormes de dinero para desarrollar el transporte y las carreteras, que de por sí ya son muy vastas.

A pesar de que en la entidad texana el idioma español está ganando rápidamente terreno, como incrementándose el número de latinos, los jubilados prefieren sus ciudades, como Houston, Dallas, San Antonio, Austin y Fort Worth, por citar algunas. Llama la atención que las tres primeras urbes colocan el Estado como el único con más áreas metropolitanas que superan el millón de habitantes en la Unión Americana.

Así, los ojos de los pensionados de Estados Unidos están apuntando para tierras texanas, lo que colateralmente beneficia a México, donde además de turistear aprovechan para comprar medicinas.

Comments

comments