¿Alguna otra duda?

Autor:

Solamente un ciego no ve que la carrera política del alcalde más corrupto que ha tenido Reynosa en su historia habrá terminado (al menos dentro delPAN), aunque Francisco García Cabeza de Vaca insista en asustar con el petate del muerto.

Héctor Hugo Jiménez

Hasta con irse en retrospectiva al 2007, año cuando empezó la debacle en las urnas, para posteriormente desgranarse la mazorca en varios sucesos electorales, en contiendas internas partidistas y de ruptura y traiciones dentro su círculo más cercano.

Después de la aporreada que tuvo Acción Nacional en los comicios estatales y federales de mediados de año, el presidente Felipe Calderón Hinojosa no va a arriesgarse a elegir mal de nuevo, por eso Cabeza de Vaca será puesto en la congeladora.

Porque solamente en la cabeza de sus adoradores se mantiene esa imagen del Mesías blanquiazul, cegados por el fanatismo hacia un personaje que enlodó con sus corruptelas los estatutos del PAN.

Y fue por culpa de otros Cabeza de Vaca que hay en cada Estado y en cada ciudad del país, que Acción Nacional se desinfló en las elecciones de julio pasado y, casi seguro, perderá la presidencia de la República en 2012.

El caso más cercano a Reynosa está en Monterrey, donde el saliente alcalde Adalberto Madero Quiroga –ese que navegó con una imagen de bonachón e incapacitado–, terminó siendo un verdadero pillo que hizo y dejó hacer a un grupo de funcionarios que se enriquecieron en tres años de gobierno.

A Madero Quiroga lo sacaron de la jugada cuando este año quiso llegar a ser el candidato al gobierno de Nuevo León. Y quizá por su currículum merecía tal distinción, porque ya había sido regidor, diputado local, consejero estatal y nacional del PAN, y senador de la República.

Pero los propios panistas del Estado vecino cavaron su tumba e hicieron a un lado a quien creía ser el iluminado: llevaron hasta Los Pinos y al Comité Ejecutivo Nacional del PAN un voluminoso y pestilente expediente con las raterías de Madero Quiroga y compañía.

Y el veredicto fue implacable: Madero Quiroga, el otrora “chico de moda” delPAN, el que se sentía intocable y casi casi gobernador de Nuevo León sin competir en las urnas, fue inhabilitado para competir no solamente para gobernador sino para otro cargo en las pasadas elecciones.

Quiso ser diputado federal por mayoría o plurionominal (como Cabeza de Vaca), y no fue requerido; aspiró a ser legislador local y encabezar al grupodel PAN en el congreso estatal, y tampoco se le consideró, y como premio de consolación pudo ser el nuevo dirigente estatal de su partido, y nadie lo apoyó.

Madero Quiroga está apestado en Nuevo León, como Cabeza de Vaca está en Tamaulipas, aunque se resistan a aceptarlo él y su seguidores enfermos.

Y si hubiera dudas basta con enlistar los fracasos que han acompañado al corrupto ex alcalde los últimos dos años.

– En 2007 el PRI recuperó la presidencia municipal de Reynosa, fracasando el plan de Cabeza de Vaca y del PAN de perpetuarse en el poder. El plan era que Gerardo Peña Flores ganaría ese año y en 2010 Raúl García Vivián.

– En las mismas elecciones perdieron los candidatos locales al Congreso local: Héctor Pérez Ibarra y Raúl López López. El primero ya se distanció delque fue su jefe político.

– Pérez Ibarra compitió por el Distrito sur (territorio panista) que pertenecía a los blanquiazules, y que había ganado en 2004 con el doctor Alfonso De León Perales.

– Los panistas de Reynosa se fracturaron cuando Gerardo Peña Flores fue impuesto por Cabeza de Vaca como candidato a alcalde, cuando el natural era De León Perales.

– En 2008 el candidato de Cabeza de Vaca, Alejandro Felipe Martínez, perdió la dirigencia estatal del PAN ante Javier Garza de Coss, apoyado por el grupo opositor del ex alcalde que iba creciendo.

– En noviembre de 2008 muere Juan Camilo Mouriño, entonces secretario de Gobernación, quien decía era su amigo y supuesto padrino dentro de su partido hacia le gubernatura.

– Cabeza de Vaca quiso dejar el Congreso local y declaró que buscaría ser candidato a diputado federal por mayoría o plurinominal. Cuando se dieron a conocer los nombres no apareció el suyo.

– En 2009 el PAN sufre un doble descalabro: entrega al PRI lo poco que le quedaba: las diputaciones federales con cabecera en Reynosa. Peña Flores vuelve a ser candidato apoyado por Cabeza de Vaca y pierde.

– La mazorca continuó desgranándose al saberse que cientos de militantesdel PAN en Reynosa, entre ellos sus más cercanos colaboradores durante su administración ya lo abandonaron.

– Festeja su cumpleaños en una finca del sur del Estado, con acarreados que no conocen sus pillerías, cuando la lógica es que lo hiciera en la ciudad que gobernó.

– Y recientemente, el corrupto ex alcalde apoyó la candidatura de Alfonso Guerrero para la dirigencia juvenil del PAN en Tamaulipas, sufriendo otra derrota.

¿Alguna otra duda?