Las dos caras de la moneda

Autor:

Cuando se trata de explicar qué sucedió en las pasadas elecciones del 5 de julio, las versiones difieren mucho cuando se escucha tanto al PRI como al PAN. Hoy, que las elecciones han terminado, Tamaulipas se qu eda con un tricolor triunfalista que ya piensa en el proceso electoral del año 2010 y un panismo reflexivo que culpa a factores externos de su derrota

Ricardo Brussolo / Ciudad Victoria, Tamaulipas

En cada historia siempre hay dos versiones y los resultados de la elección federal del pasado 5 de julio no podían ser la excepción. Por un lado el júbilo en las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que no solamente obtuvo el tan prometido “ocho de ocho” sino que también lo hizo pulverizando al Partido Acción Nacional, que venía de un proceso electoral histórico en el que había obtenido cinco de ocho diputaciones federales.

Mientras tanto, en el PAN todavía reina el desconcierto con un grupo de militantes que exigen la renuncia del dirigente estatal, Javier Garza de Coss, a quien consideran el responsable de la debacle albiazul.

Sin embargo el dirigente panista no sólo rechaza que vaya a abandonar su puesto sino que acusa al grupo encabezado por el ex alcalde de Reynosa, Francisco García Cabeza de Vaca, como el responsable de estas protestas en su contra.

Lo que es cierto es que la visión del 5 de julio es muy diferente para los dirigentes de los dos principales partidos políticos en la entidad.

YA PIENSA EN 2010

El presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ricardo Gamundi Rosas, visualizó la elección de 2010:

“Vamos por los 43 Ayuntamientos, las 22 diputaciones, y la gobernatura ya la tenemos ganada”.

El dirigente tricolor agradeció a la ciudadanía el triunfo del pasado 05 de julio, con las ocho diputaciones federales.

Manifestó que, al no estar definida la fecha del proceso electoral de 2010, se debe trabajar en preparar a la estructura y los candidatos se analizarán después.

-¿Cómo se siente después de los resultados de esta elección?

Pues los resultados hablan del buen trabajo ¿no?, de que la gente confía en el PRI. Esto es resultado del buen trabajo de los gobiernos priistas, de lo que ha logrado el gobernador Eugenio Hernández Flores, habla de un liderazgo, compromiso y eficacia del gobernador.

-Ahora que el PRI cuenta con ocho diputados electos, ¿qué sigue?

Lo principal es cumplir los compromisos como diputados federales, pues las convocatorias vendrán después, ya que falta mucho tiempo para ello.

-¿Los diputados trabajarán con el presidente de la República, Felipe Calderón?

El PRI le dio gobernabilidad al país, al momento en que nuestros diputados se presentaron a la toma de protesta de Calderón; el PRI nunca ha estado en contra de las instituciones.

-¿El PRI se está preparando para el proceso electoral que viene?

No está cercano el proceso, no sabemos si es en un año o en año y medio, en noviembre, aún no se define. Este tiempo

es de agradecer a todos los tamaulipecos

por darnos su confianza, lo demás se verá después.

-¿Aún no se ha acercado gente con usted para manifestarle su interés en ser candidato?

Nadie se ha acercado, ni es tiempo. Este es tiempo de agradecer a la gente.

-Así como en este año decía ocho de ocho, ¿en 2010 será todo de todo?

Vamos por los 43 municipios, las 22 diputaciones locales y ya está ganada la gobernatura.

-¿Cómo se trabajará para lograrlo?

Las victorias se construyen, no es lo mismo una elección local y una federal, cada una es diferente y en función a ella tendrán que trabajar para cumplir con los objetivos.

-¿En qué consistirá este trabajo?

Se realizará una revisión de cada uno de los seccionales, de los coordinadores de zona y áreas distribuidas por el partido para conocer dónde funcionaron, pero además la zona que necesita de cambios y se requiere adentrarse.

-¿Qué mensaje daría a los simpatizantes del partido que los llevaron al triunfo?

Un agradecimiento, es un refrendo a los gobiernos priistas, y el año que viene ya veremos.

ACUSA A GERMÁN

El presidente del PAN en Tamaulipas, Javier Garza de Coss, atribuyó el fracaso electoral a las decisiones tomadas en el comité directivo nacional que encabezó Germán Martínez.

Garza de Coss dijo que si hubo fallos se deben a la planeación de las campañas y designaciones hechas a nivel nacional, por lo tanto reiteró que no tiene contemplado dejar la dirigencia estatal, pese a las manifestaciones en su contra.

-Debido a los resultados de la pasada elección se da la renuncia de su presidente nacional, Germán Martínez, ¿cómo lo toma?

Es una decisión propia que nos causó sorpresa, pero tenemos que ser respetuosos, sus motivos tendrá.

-Los resultados para el PAN en Tamaulipas tampoco fueron los mejores, ¿seguirá los pasos de su ex líder nacional?

Yo fui electo por el consejo para estar tres años en la presidencia estatal y apenas lleva un año y dos meses, entonces no me voy. “Lo que tenemos que hacer ahora es trabajar, buscar las maneras de llegarle al ciudadano para que nos favorezca con su voto en el 2010.

-¿Qué pasa con las voces de panistas que piden su renuncia?

Sabemos de dónde viene todo esto, es el Estado que ha estado metiéndose en los asuntos internos del partido.

-¿Qué pasó con el PAN de Tamaulipas en esta pasada elección?

Hubo algunas fallas, como que nuestros candidatos no tuvieron spots de radio y televisión, pero así se nos indicó desde nivel central, y ahora vemos los resultados.

-En este momento, ¿hay un reconocimiento de la derrota?

Obtuvimos más de 300 mil votos, el 31 por ciento del total, andamos por encima de la media nacional, pero lo importante es que tenemos votos buenos. Sí, perdimos los distritos pero es como en cualquier proceso político, a veces se pierde, a veces se gana, pero eso no le garantiza al PRI que va a ganar en el 2010.

-Si no se va, ¿qué sigue para usted?

Tenemos que ver la forma de convencer al ciudadano, tenemos buena cantidad de votos y hay que trabajar para la siguiente contienda. Es una situación que nos deja como segunda fuerza en el país, la primera es el PRI. En el Estado peleamos por la mayoría relativa, pero no siempre se gana.

Y es que luego de la derrota electoral ocurrida en el reciente proceso, el dirigente del albiazul en la entidad dijo que la situación del partido es frágil, pero no por ello emulará a su homólogo nacional.

“No es mi pensamiento renunciar”, sentenció.

Garza de Coss dijo que en lugar de renunciar se planteará nuevas estrategias para hacer crecer al PAN en Tamaulipas.

“Tenemos que ver la forma de convencer al ciudadano, tenemos buena cantidad de votos y hay que trabajar para la siguiente contienda”.

El dirigente albiazul calificó la situación del partido en la entidad, y a nivel nacional, como algo a reflexionar y trabajar.

“Es una situación que nos deja como segunda fuerza en el país, la primera es el PRI. En el Estado peleamos por la mayoría relativa, pero no siempre se gana”, finalizó.