Autor:

Embalada en un escándalo, la Auditoría Superior de la Federación -el máximo órgano de fiscalización en México-, asegura haber “recuperado” 33 mil 717 millones de pesos de los casos Fobaproa, Aduanas y Pemexgate, entre otros; sin embargo, la Tesorería de la Federación sólo ha ingresado 52 mil 967 pesos de ellos bajo el concepto de “resarcimientos”

Ciudad de México

En su Informe del Resultado de la Revisión de la Cuenta Pública 2007, presentado el pasado 12 de marzo en la Cámara de Diputados, Arturo González Aragón, titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), destacó que la entidad recobró -en siete años-, más de 30 mil millones de pesos provenientes de diversos fondos a los que -por irregularidades- se les abrieron investigaciones.

No obstante, el anuncio ha generado polémica porque la hacienda pública y el tesoro sólo reportan 52 mil 967 pesos, monto que no alcanza siquiera el uno por ciento del oficializado por la ASF.

Y es que la cantidad concierne a solventaciones (saldos) de créditos fiscales y no a resarcimientos en beneficio del erario público, según publicó la revista Contralínea en su última edición de mayo.

Sin embargo en su comparecencia con los legisladores federales, realizada el pasado 12 de marzo, el auditor afirmó que esos 33 mil 717 millones (los cuales representan 33 veces el presupuesto anual asignado a la ASF), se refieren a procesos concluidos cuyos montos han sido “resarcidos” (devueltos) al patrimonio público.

El problema es que ni la Secretaría de Hacienda (SHCP), ni la Tesorería de la Federación (Tesofe), han registrado en sus arcas ese dinero. El monto reportado por las autoridades hacendarias es apenas de 52 mil 967 pesos de 48 millones, develan documentos oficiales dados a conocer a los medios.

OPACIDAD Y DUDAS

Para el diputado perredista Fausto Mendoza Maldonado, integrante de la Comisión de Economía en el recinto de San Lázaro, la ley debe aplicarse con todo su peso sobre quien falsee información privilegiada o cometa desvío de recursos.

“En este caso a mí me parece una actitud muy irresponsable de este señor González Aragón el que haya dicho que se recuperaron (los más de 33 mil millones de pesos) y que no existe el correspondiente depósito.

“Yo creo que esto amerita hacer un acuerdo con exhorto al Ejecutivo federal que si ese dinero fue recuperado, pues que ese dinero se deposite y se le de el destino y el uso para, sobretodo, reforzar el programa social. Yo pienso que ese sería el camino en este caso y poner en evidencia a funcionarios que dicen una cosa y hacen otra”, reprendió el legislador.

Cabe destacar que la onerosa lista de supuestas “recuperaciones” la encabeza el Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa), con 10 mil 856.4 millones de pesos; seguido por Petróleos Mexicanos y Subsidiarias, quienes “apadrinaron” 3 mil 699.6 millones de pesos para gastos de campaña del ex candidato priista a la presidencia de la República, Francisco Labastida Ochoa.

En tercer lugar, con 3 mil 629.4 millones de pesos se ubica la SHCP. Luego con 2 mil 603 millones se encuentra el Servicio de Administración Tributaria (SAT), por el llamado “Fraude Transexenal Aduanero” que vincula a los ex secretarios de Hacienda Francisco Gil Díaz y Pedro Aspe en millonarios quebrantos a la nación.

El quinto peldaño con 2 mil 603 millones de pesos es para la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), por el Fideicomiso de Apoyo al Rescate de Autopistas Concesionadas (Farac), también llamado “rescate carretero”.

El Fondo de Empresas Expropiadas del Sector Azucarero aparece en la posición cinco, con 500.7 millones de pesos. Debajo de éste se encuentra el Fondo Nacional de Fomento al Turismo con 476.6 millones.

La Policía Federal Preventiva se fue al séptimo con 447.4 millones de pesos. En el octavo sitio, con 408.5 millones sobresale el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), ocupa el noveno lugar con 412.2 millones.

Después se encuentra la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de la que según la ASF se le “recuperaron” 309.7 millones de pesos. Enseguida de ella con 222.7 millones se ubica Luz y Fuerza del Centro (LyFC).

La Coordinación Nacional del Programa de Desarrollo Humano Oportunidades se sitúa en el penúltimo escalón con 116.6 millones y otras entidades del Poder Ejecutivo ocupan el 12 lugar con 627.2 millones de pesos “recobrados” por la Auditoría Superior de la Federación por presuntas anomalías en la aplicación de recursos públicos. En total suman 33 mil 717.8 millones en moneda nacional.

ASF se defiende

En su portal electrónico, el supremo órgano de vigilancia explica que las “recuperaciones” reportadas “devienen de la acción fiscalizadora y del ejercicio de las facultades de la ASF, en materia de responsabilidades resarcitorias, y se refieren a procesos de fiscalización superior ya concluidos y conciliados cuyos montos han sido reintegrados al erario federal”.

Pero lo cierto es que ni siquiera el término “recuperación” está regulado por la Ley de Fiscalización Superior. Tampoco aparece en la Constitución Política de México.

Es por ello que para Mendoza Maldonado es importante que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión actúe.

“Yo me voy a comunicar con el diputado Antonio Ortega Martínez (quien integra el rubro de Vigilancia de la ASF) para solicitarle que revise este caso, porque a final de cuentas en la SHCP sólo hay 52 mil pesos nada más.

“González Aragón no ha aclarado el asunto porque evidentemente no existe tal ‘recuperación’. Debemos exigir que este señor de cuentas claras y presente por escrito los cortes de cajas dónde se ha depositado esa supuesta ‘recuperación’ para ver qué destino le dieron a ese dinero”, enfatizó el entrevistado.

Explicación a medias

En el boletín 2009/1, fechado el 10 de febrero por la ASF y que aparece en su portal electrónico detalla que:

“En relación con diversos comentarios publicados en medios de comunicación que cuestionan el monto de los recursos recuperados como resultado de la acción fiscalizadora de la Auditoría Superior de la Federación nos permitimos informar (que las) recuperaciones al 31 de diciembre de 2008 por 31 mil 960.1 millones de pesos como resultado son reales, cuentan con documentación probatoria y representan un logro institucional.

Las conclusiones erróneas sobre este tema demeritan infundadamente el efecto positivo de la fiscalización superior en nuestro país y se deben principalmente a la utilización de las cifras de los créditos fiscales del SAT (Servicio de Administración Tributaria), como única fuente de información del proceso de recuperación de los recursos que se reintegran al patrimonio público federal, siendo que la recuperaciones se llevan a cabo a través de diferentes vías”.

Pero el legislador Mendoza Maldonado indicó en entrevista a Hora Cero que la Secretaría de Hacienda debería llevar un seguimiento de ese dinero.

“Puede ser que (la ASF) haya simulado esa cantidad con fines oscuros porque ahorita como estamos en un proceso electoral vemos que muchas acciones del Ejecutivo federal van encaminadas a sacar tajada de los comicios que están en puerta. Inclusive si hay posibilidades de fincarle responsabilidades (a González Aragón) eso sería muy bueno”, consideró.

Investigaciones preelectorales

Al escudarse entorno a la millonaria suma el supremo órgano de fiscalización en el país esgrime “con el fin de privilegiar la transparencia y rendición de cuentas, así como evitar la reiteración de cuestionamientos la ASF ha decidido someterse a una auditoría sobre las recuperaciones obtenidas, la cual será llevada a cabo por un despacho externo independiente para que emita un dictamen sobre el particular, mismo que en su momento será público”.

Al intentar conocer la opinión de Arturo González Aragón, su asistente personal Ildefonso Morales, director del Departamento de Comunicación Social del órgano autónomo, acotó que “no pueden otorgarse entrevistas periodísticas hasta después del mes de julio”.

El funcionario zanjó: “Es la indicación que se le ha dado”, debido a los tiempos electorales por los que atravesaba el país.

Sobre la averiguación fiscal seguida por este asunto Morales mencionó que “no ha habido ningún avance, porque no han concluido los estudios y es seguro que se van a tardar un tiempo”.

Estimó que en unos dos meses ya se esté publicando información acerca de la “recuperación” de los 33 mil 717 millones de pesos.

De todos modos legisladores de los partidos Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática pidieron que el titular de la ASF explique las inconsistencias de la cuenta pública 2007, cuando el país está sumergido en una ola de crisis.

Representantes de la bancada de Acción Nacional consideraron que González Aragón no necesariamente debe demostrar en persona el paradero de ese dinero.

Pero lo real es que mientras los mexicanos siguen esperando cuentas claras y precisas, los mayores quebrantos a la nación continúan sin castigo. La pregunta es: ¿quién vigilará a los que nos vigilan?

El dinero de la controversia

4Según rotula en su sitio electrónico y en el Informe del Resultado de la Revisión de la Cuenta Pública 2007, la ASF obtuvo un logro histórico al “recuperar 33 mil 717 millones de pesos” en siete años de ejercicio fiscal.

4Entre los fondos más escandalosos en los que la ASF, asegura, intervino para reintegrar dineros públicos a la Tesorería de la Federación figuran: Fobaproa, con 10 mil 856.4 millones de pesos; Pemexgate, con 3 mil 699.6 millones de pesos; Aduanas, con 2 mil 603 millones de pesos.

4Según datos oficiales obtenidos mediante la Ley de Acceso a la Información Pública a la Tesorería de la Federación sólo han ingresado 52 mil 967 pesos.

Comments

comments