Autor:

Irregularidades cercanas a los 2 mil millones de pesos deja como saldo “la puntada” de Fox de implantar masivamente el programa Enciclomedia en las primarias del país, concluye una subcomisión de la Cámara de Diputados. La decisión se tomó sin un plan estratégico, sin reglas de operación y sin transparencia; además, no hay indicios del impacto del programa –cuyo costo asciende ya a 20 mil millones de pesos– en los alumnos, documenta la FLACSO

Fueron seis años perdidos en materia educativa. El gobierno de Vicente Fox gastó más recursos, pero descuidó la calidad y la oferta en la educación pública. Se redujo la cobertura en primaria; se desviaron millones de pesos, y se obtuvieron resultados reprobatorios en conocimientos básicos, eficiencia terminal y en calidad y absorción de pruebas como el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos y el programa Enlace, de la Secretaría de Educación Pública (SEP), sostiene Gerardo Sosa Castelán, integrante de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados.

Además, de acuerdo con el Informe de resultados de la Subcomisión para Investigar y Dar Seguimiento a Todo lo Relativo al Programa Enciclomedia, entre 2004 y 2006 éste registró desvío de recursos por 1 mil 672 millones de pesos del presupuesto autorizado para acciones no relacionadas, e incumplimiento en la instalación de 11 mil 177 aulas, sin que se hayan inhabilitado o concluido de manera anticipada los contratos con los proveedores.

Los legisladores también detectaron un quebranto al erario por 11 millones de dólares por la compra de más de 50 mil licencias de software de Enciclomedia a un precio superior al de productos similares en el mercado; pago por 37 millones 254 mil pesos a prestadores de servicios de aulas que no fueron instaladas; inexistencia de reclamación a la aseguradora y falta de recuperación por 3 millones 264 mil 280 pesos, derivada de 54 aulas siniestradas en Tabasco y 28 robadas en Jalisco.

En el arranque del ciclo escolar 2004-2005, Vicente Fox y Marta Sahagún hicieron la presentación oficial del que sería el proyecto más ambicioso en materia educativa del sexenio (Enciclomedia).

Se anunció la inversión de 1 mil millones de pesos para la compra de 21 mil 434 aulas en una primera etapa.

Sosa Castelán considera que Enciclomedia es “un programa noble” que tendía a fortalecer la calidad de la educación en México; pero que fue frustrado por la “ignorancia académica” y la escasa “capacidad intelectual” del expresidente Vicente Fox. “Para él fue una puntada, una ocurrencia”.

En la revisión de la cuenta pública 2007, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó que la inversión de 975 mil 591 millones de pesos (hecha en 2004) para la adquisición de las aulas ASA (aulas solamente administradas) no ha dado los beneficios proyectados en la educación, ya que se incumplió con el objetivo de dar educación de mayor calidad a los estudiantes de quinto y sexto grados de primaria.

Además, la ausencia de mecanismos de control y supervisión de las aulas propiedad de la secretaría dio como resultado: falta de mantenimiento; desconocimiento de los equipos siniestrados y robados y de los números telefónicos de proveedores de servicio en los casos de falla; mal funcionamiento, y la no actualización de las versiones de Enciclomedia.

Sosa Castelán, también integrante de la Subcomisión para Investigar y Dar Seguimiento a Todo lo Relativo al Programa Enciclomedia, considera que la identificación de fallas de origen en la planeación y desarrollo del programa Enciclomedia, la no preparación de las aulas, la falta de capacitación de los docentes y la carencia de indicadores comunes para evaluar los resultados convierten al proyecto foxista en el mayor fiasco en la historia educativa, al no obtener ni cercanamente los resultados esperados y sí un dispendio de recursos públicos.

Recursos millonarios

De 2004 a 2008, el programa Enciclomedia recibió un presupuesto superior a los 15 mil 349 millones de pesos. En el ejercicio fiscal de 2004 fueron 1 mil millones de pesos; en 2005, 2 mil 105 millones de pesos; en 2006, 3 mil 754 millones de pesos; en 2007, 3 mil 553 millones de pesos; en 2008, 4 mil 937 millones. Para 2009, la SEP pidió que se autorizara un presupuesto de 5 mil 291 millones para el proyecto.

En 2008, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) presentó el Informe programa Enciclomedia, en el cual concluye: “Si bien el programa cuenta con una gran cantidad de recursos financieros, reportes, indicadores e informes, no se cuenta con elementos para conocer el impacto en las prácticas pedagógicas de los docentes y los aprendizajes de los alumnos”.

El documento señala que, con la revisión documental, se evidencia que la operación de Enciclomedia, así como casi la totalidad del presupuesto, está concentrada principalmente en el equipamiento y soporte técnico (pagos comprometidos a proveedores), que en buena medida contribuye al deterioro del impulso a las estrategias pedagógicas.

Los investigadores de Flacso consideran que Enciclomedia es un programa que fortalece las capacidades de los educandos más allá de la simple transferencia de conocimientos; pero se recomienda replantear el “fin y propósito” del proyecto, así como los indicadores e instrumentos que se están utilizando para evaluar sus resultados e impacto.

El informe señala que “la ausencia de documentos que evidencien una planificación con visión estratégica ha ido en desmedro de las posibilidades para poner en funcionamiento planes a mediano y largo plazo”.

También, avanzar en la redefinición de su operación (dada la aún inexistencia de reglas de operación, plan estratégico y fichas técnicas) a fin de: rediseñar el esquema de pagos a proveedores; transparentar el diseño, licitación y contratación de servicios a terceros; avanzar en la federalización del programa; favorecer la flexibilidad en los modos y medios para acceder a este software educativo (en línea o a través de otros dispositivos); explorar la incorporación de software de código abierto y hardware de bajo costo; contemplar la integración y complementariedad con otros programas afines.

La subcomisión conformada para investigar Enciclomedia presume irregularidades en la compra de más de 50 mil tutoriales de software a sobreprecio que favoreció a la marca Fase Software. El costo promedio de los paquetes es de aproximadamente 200 dólares, lo que resulta superior al precio de productos comparables con otras marcas de prestigio en el mercado, ocasionando un quebranto que asciende a 11 millones de dólares.

En 2005, el Observatorio Ciudadano de la Educación advirtió una marcada dependencia tecnológica de Enciclomedia por la utilización de software básico desarrollado por empresas corporativas, en vez de utilizar programación de código abierto (licencias open source), ya que instituciones de educación superior del país cuentan con capacidades para el desarrollo de medios informáticos de alto nivel.

Auditoría 2007

De acuerdo con los resultados de la revisión de la cuenta pública 2007, la ASF observó que el Manual de procedimientos de la Dirección General de Materiales Educativos autorizado no es actualizado, ya que no considera mecanismos de control y supervisión para la operación del Programa Enciclomedia.

La Dirección General Adjunta de Materiales Educativos proporcionó a la auditoría copia simple de 15 convenios modificatorios de los contratos multianuales –14 del programa Enciclomedia primaria y uno de la MSCC (Mesa de Servicios y Control de Calidad)–, celebrados hasta diciembre de 2007 (uno), enero (seis) y marzo (ocho) de 2008, en los que cambia términos indicados en los contratos.

Los contratos quedan de la siguiente manera: SEP significa Secretaría de Educación Pública a través de la DGME (Dirección General de Materiales Educativos); personas: el subsecretario de Educación Básica y la directora general de Materiales Educativos de la dependencia; domicilio: de la Subsecretaría de Educación Básica y de la Dirección General de Materiales Educativos.

Sin embargo, dichos contratos estuvieron sin seguridad ni protección jurídica de seis a nueve meses, ya que la DGME no se encontraba en condiciones de intervenir directamente en la operación de Enciclomedia por carecer de facultades jurídico-contractuales suficientes.

La auditoría constató, con la revisión de las 123 actas circunstanciadas de inicio de operación de aula MMS (modelo multianual de servicio), que 21 (17 por ciento) carecen de las firmas y sello de validación de las autoridades educativas estatales y todas de la ratificación y validación del evento por parte de la SEP.

Se observó que no se realizó la ratificación y validación del proceso de que los equipos pasaron las pruebas de instalación y arranque de aula y de que se llevó a cabo el entrenamiento requerido al personal. Además, en cuatro actas circunstanciadas (3 por ciento de la muestra), su instalación se llevó a cabo en un jardín de niños y en tres hospitales, lugares diferentes a los autorizados.

En 17 actas revisadas de Tamazula, Durango, existen los rasgos de la misma firma y el mismo sello de la oficina municipal de administración, pese a que en cada acta, el nombre de la escuela y el nombre del director es diferente, por lo que no se cuenta con la evidencia de que el director o encargado de la institución haya recibido el aula.

La ASF determinó que existen 10 actas en las que la fecha de instalación no corresponde con la registrada en la base de datos de aulas instaladas de la MSCC, por lo que se determinaron pagos por servicios no devengados por 244 mil pesos.

Pagos improcedentes

Con la revisión de los pagos por disponibilidad de aulas MMS por 4 mil 642 millones 452 mil pesos, que representa 125 mil 538 equipos rentados, la ASF constató que la SEP no cuenta con sistemas y procedimientos que permitan validar los reportes que proporciona la MSCC, lo que origina que los pagos se efectúen de conformidad con los citados reportes, los cuales corresponden a un sistema y procedimiento dinámico, que origina diferencias que en su momento deben ser conciliadas y depuradas.

La ASF determinó que, mediante tres cuentas por liquidar certificadas por 2 millones 920 mil pesos, se realizaron pagos durante 2007 por concepto de aulas almacenadas, por causas imputables a la SEP. La dependencia y los proveedores no cumplieron con lo estipulado en los contratos: existieron salones de clase sin las condiciones necesarias para instalar las aulas MMS, las cuales no alcanzan la calidad de “aula lista”, así como el cumplimiento de la fecha de inicio del servicio “aula en alta”, lo que originó un pago por concepto de “aulas almacenadas”.

La auditoría determinó que Tecnoprogramación Humana Especializada en Sistemas Operativos en consorcio con Cobra Instalaciones México y Centro de Productividad Avanzada no reportaron a la MSCC el “evento de aula no lista” que describiría los hechos y circunstancias que le impidieron llevar a cabo la instalación (salones de lámina, madera, adobe, sin protecciones, sin energía eléctrica y escuelas cerradas por falta de alumnos).

La SEP no entregó evidencia de que haya realizado, por conducto de la MSCC, el aviso de una nueva fecha de instalación o bien la modificación de la ubicación del aula respectiva.

Lo anterior deriva de una planeación deficiente y de la falta de coordinación con los gobiernos de las entidades federativas.

La auditoría presume un probable daño patrimonial por 2 millones 920 mil 121 pesos por considerar pagos a los prestadores de servicios de aulas modelo multianual de servicios almacenadas, ya que los gobiernos estatales incumplieron con las características de aula lista. Estas irregularidades se presentaron en dos entidades federativas auditadas: Michoacán (55 mil 317 pesos) y San Luis Potosí (2 millones 864 mil 803 pesos).

En la revisión de las cuentas por liquidar certificadas por el concepto de penalizaciones (disponibilidad-renta), la ASF observó que se anexó como documentación soporte discos compactos que contienen el informe del pago mensual tarifa MMS (días escolares) que emite la MSCC; sin embargo, al realizar el análisis de la información del disco de respaldo, se comprobó que ésta no coincide con los importes de las penalizaciones cobradas y por las cuales los proveedores emiten la nota de crédito.

La DGME respondió a la auditoría que la razón por la cual existen las diferencias antes señaladas es porque “la información del disco es dinámica”: se modifica conforme a la recepción de la evidencia documental que permite cambiar el estatus del ticket.

Ello no permite tener la certeza de que la penalización a los proveedores en una fecha determinada sea la correcta.

Daños y robos

La ASF constató que durante 2007 se contó con 625 tickets de aulas MMS Enciclomedia reportadas en la MSCC con el concepto de daños y robos; de ese total, 427 tickets oscilan entre 30 y 500 días para alcanzar el estatus de cerrado, que son demasiados días para sustituir el equipo, por lo que no se cumple con el objetivo del programa debido a que las aulas MMS no estuvieron disponibles ni operando –la infraestructura y paquetería de software no fue utilizada por el docente del aula– sin interrupciones.

Además, observó que pese a que la Dirección General de Materiales Educativos diseñó un procedimiento para eventos de robo, éste no se difundió a los docentes que cuentan con aulas MMS, por lo que el periodo entre el momento del incidente y la resolución del mismo es extenso.

En Tabasco se instalaron 2 mil 942 aulas MMS, de las cuales 461 se encuentran en el municipio de Centro, donde fue la mayor parte de la inundación del 27 de octubre de 2007. En dicho lugar se registraron reportes de 70 equipos dañado en 37 escuelas; y hubo daños en nueve aulas de cinco escuelas ubicadas en municipios aledaños.

Debido a que ni la empresa Interconecta ni la SEP argumentaron caso fortuito o fuerza mayor, la dependencia pagó de forma ordinaria el concepto de disponibilidad (renta) un monto de 455 mil 537 pesos por las 79 aulas de los meses de noviembre y diciembre de 2007.

Por ello, la auditoría presume un probable daño patrimonial por 455 mil 537 pesos, ya que se consideró el pago total por la renta de las aulas al proveedor Interconecta sin haber efectuado la disminución de las mismas por afectación debido a las inundaciones registradas en la entidad.

En Chiapas hubo 46 reportes de aulas señaladas con daño ante la MSCC, debido a inundaciones por las graves afectaciones a las vías de comunicación.

El prestador de servicio TED Tecnología Editorial solicitó a la DGAME que cerraran los tickets, ya que “no tuvo acceso a los lugares donde se encontraban los equipos”.

La ASF determinó que la SEP continuó efectuando el pago por la renta de los meses de noviembre y diciembre de 2007 por un monto de 262 mil pesos por las 46 aulas a dicha empresa, sin que éstas estuvieran disponibles y operando, por lo que la auditoría presume un posible daño patrimonial por tal concepto.

La ASF realizó la verificación física de 243 aulas MMS en Guadalajara, el 27.3 por ciento del total instalado en la ciudad, para constatar la existencia y el funcionamiento de las aulas instaladas.

Se observó que el 59 por ciento de los equipos funcionan correctamente y el 41 por ciento presenta problemas en alguno de sus componentes.

La auditoría señala que las aulas no se encuentran en condiciones apropiadas de operación debido a que, únicamente, el 20 por ciento levanta correctamente el reporte ante la MSCC; el 65 por ciento de los docentes hacen los reportes ante la propia escuela; 13 por ciento lo hace en la supervisión escolar, y el 2 por ciento, ante la mesa de servicio del proveedor.

En Monterrey se verificaron físicamente 248 aulas, donde se observó que no se encuentran en condiciones apropiadas de operación debido a que únicamente el 30 por ciento levanta correctamente el reporte ante la MSCC, mientras que el 60 por ciento de los docentes hacen los reportes ante la propia escuela, 8 por ciento lo hace en la supervisión escolar y 2 por ciento ante mesa de servicio del proveedor.

La Auditoría determinó que en 15 planteles de Monterrey se instalaron 248 aulas en los seis grados de la escuela.

El 39.6 por ciento (98 equipos) de aulas está instalado en grupos de quinto y sexto de primaria, el 60.4 por ciento (150) restante está instalado en grupos de primero a cuarto, lo cual no está contemplado en los Lineamientos de operación del programa Enciclomedia.

De las aulas revisadas en Monterrey y Guadalajara, sólo 73 por ciento está instalado en los salones con grupos de quinto y sexto grado de primaria, el 6 por ciento se instaló en inmuebles diferentes a donde se proporciona el servicio de educación primaria, como en la normal y en la supervisión escolar, y el 21 por ciento restante está instalado en grados diferentes a los establecidos.

Aulas ASA

La ASF observó que, como resultado de la instalación de las 21 mil 434 aulas ASA en los estados y el Distrito Federal en 2005, a la fecha de la auditoría (octubre de 2008) no se suscribieron los contratos con los gobiernos locales para la recepción de los equipos, con objeto de mantenerlos en los espacios físicos en que se instalen, y destinarlos única y exclusivamente para la operación del programa.

Se determinó que, derivado de las visitas de verificación física en Villahermosa y Guadalajara, 54 aulas sufrieron siniestro por inundación en noviembre de 2007 y otras 28 fueron robadas: proyectores, CPU (unidad central de procesamiento) y regulador. Sin embargo, la SEP no notificó esto a la MSCC para que se modificara la base de datos.

De acuerdo con la ASF, la dependencia no aplicó la disminución y se efectuó un pago improcedente por un importe de 2 mil pesos, ya que se consideraron el total de las aulas ASA. Además, la secretaría no demostró haber realizado el trámite de reclamación correspondiente de las equipos siniestrados y robados ante la compañía aseguradora, cuyo valor de recuperación es de 2 millones 892 mil pesos y 369 mil pesos, respectivamente. Por ello, la ASF presume un posible daño patrimonial por 3 millones 264 mil 279 pesos por el pago improcedente de 54 aulas siniestradas y de las 28 robadas.

Si bien la MSCC realizó el servicio de atención, soporte técnico y seguimiento proporcionado, la ASF observó que también hubo una baja importante de llamadas para reportar incidentes de las aulas ASA. Existen planteles que no saben a quién deben reportar el mal funcionamiento de los aparatos.

Con la verificación física de 111 aulas ASA en Jalisco, la ASF determinó que 57 aulas no funcionan correctamente, ya que presentaron fallas en sus diferentes componentes; de los cuales, 26 profesores señalaron desconocer la instancia a la cual acudir para solucionar los incidentes que se presenten con los equipos. Además, se comprobó la no utilización de las garantías de los equipos, tanto para su reparación como su reposición, ni capacitación de los maestros que operan el programa.

La ASF señala que el haber adquirido en propiedad las aulas ASA provocará, con el transcurso del tiempo, la obsolescencia de éstas. Actualmente, los equipos tienen instalada la versión 1.0 y no la 2.0, las más reciente.

Contralínea solicitó conocer la posición de la SEP a través del director de Información, Ricardo Hernández, adscrito a la Dirección General de Comunicación Social, cuyo titular es Jaime Alcudia, sin que al cierre de esta edición se tuviera respuesta.

¿Improvisación educativa?

En el documento Enciclomedia: ¿un recurso pedagógico innovador o una improvisación educativa? Problema de infraestructura, uso de software y financiamiento, realizado por el Observatorio Ciudadano de la Educación, se dice que la inclusión de Enciclomedia implica la modificación de patrones de comportamiento individual y social, lenguajes, esquemas mentales y costumbres, lo cual requiere de la sensibilización, la capacitación, el acompañamiento y el seguimiento, a fin de consolidar la cultura informática necesaria para su operación.

Agrega que es importante tener en cuenta el desplazamiento del papel del profesor como autoridad pedagógica en el aula. En el extremo, el estudiante percibe que no es el profesor quien concentra la información educativa relevante, sino el programa de cómputo, lo que potencialmente puede resultar negativo en términos de la relación de respeto en que se fundamenta la actuación de tutor-alumno.

El documento señala que las escuelas hicieron adecuaciones infraestructurales para ser partícipes del programa. Pero en zonas que carecen de condiciones mínimas indispensables, Enciclomedia no ha podido ser puesto en marcha. “Este proyecto podría estar incrementando las desigualdades y segmentación propias del sistema educativo”.

Asimismo, desde la primera etapa del programa ya se alertaba sobre la falta de infraestructura adecuada y se estimaba que más del 40 por ciento de las aulas no estaba siendo utilizado debido a fallas y falta de capacitación; además desde entonces se presentó robo de material y uso indebido del equipo.

Comments

comments