Nuestros lectores

Autor:

Frayba denuncia acoso contra integrantes de La Otra Campaña

El 15 de abril integrantes de La Otra Campaña del Ejido San Sebastián Bachajón iniciaron un bloqueo carretero en el crucero de Agua Azul, Chilón, Chiapas, para exigir la liberación de seis de sus compañeros detenidos de manera arbitraria y sometidos a torturas. Según testimonios, aproximadamente a las 17:00 horas de ese día, al lugar en donde se realizaba el boqueo, “llegaron dos camiones del Ejército Mexicano y un camión de tres toneladas; hicieron seis disparos al aire”. Fuentes oficiales dijeron que las “fuerzas federales desalojarían el bloqueo carretero”.

Miembros de este centro de derechos humanos pudieron documentar que el pasado viernes 17 de abril se realizó un operativo por efectivos de la Policía Federal y la Policía Estatal Preventiva. Su objetivo era desalojar el bloqueo carretero.

Sin embargo, a la hora que llegaron los efectivos policiacos, el bloqueo había sido ya levantado. Pese a esta actitud pacífica de los miembros de La Otra Campaña, los efectivos policiacos realizaron actos de provocación alineándose en señal de intento de ingreso a las instalaciones de municipio autónomo San José en Rebeldía, donde se habían concentrado los manifestantes.

De manera arbitraria, los policías ingresaron a terrenos del ejido de San Sebastián Bachajón, desmantelaron la caseta de control de ingreso a las Cascadas de Agua Azul que miembros de esta organización mantienen desde hace varios meses y destruyeron y sustrajeron documentos, así como un radio de comunicación que utilizan para su seguridad y pertenencias de la organización.

Personal de este centro de derechos humanos, testigos de estos actos de intimidación y provocación, ante el riesgo de una acción represiva por parte de los cuerpos de seguridad pública, decidieron hablar con los responsables de este operativo. Hablaron con el subdirector de la delegación de la Procuraduría General de la República en Chiapas, y un ministerio público federal adscrito en Ocosingo, quienes les informaron que existía una averiguación previa número 19/2009, por el delito de ataques a las vías generales de comunicación y quienes acusaban eran dependencias federales, sin especificar cuáles. Los defensores de derechos humanos les instaron a que se retiraran, ya que el bloqueo había sido levantado y su cometido ya no tenía razón de ser. Se les interpeló sobre el riesgo de que sus acciones pudieran provocar una situación similar a la vivida en Chincultic, el 3 de octubre de 2008, que acabó con seis campesinos muertos por la Policía Estatal Preventiva.

Ante la gravedad de los hechos y actos arbitrarios y violatorios a los derechos humanos que se mantienen y se siguen cometiendo contra miembros de La Otra Campaña, y ahora también contra miembros del EZLN, exhortamos a la comunidad nacional e internacional a exigir al Poder Ejecutivo federal y estatal:

Cese de las violaciones a los derechos a la libertad, integridad personal, manifestación y protesta, contra los miembros de La Otra Campaña y miembros del EZLN, perpetrados por autoridades estatales y federales.

Liberación inmediata de los ocho detenidos arbitrariamente: Antonio Gómez Saragos, Miguel Demeza Jiménez, Sebastián Demeza Deara, Pedro Demeza Deara y Jerónimo Moreno Deara, miembros de La Otra Campaña; Alfredo Gómez Moreno, sin organización y vecino de la comunidad de Xanil, y Miguel Vázquez Moreno, base de apoyo del EZLN.

Retiro inmediato de los efectivos policiacos federales y estatales ubicados en el territorio del ejido San Sebastián Bachajón.

Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas

 

Advierten posibilidad de enfrentamiento en Oaxaca

 

Ante el fracaso de convencer a las comunidades de entregar sus tierras a la empresa minera canadiense Cuzcatlán-Intrepid Mines, el comisariado de bienes comunales y el presidente municipal de San José del Progreso Ocotlán –Quintín Vásquez Rosario y Venancio Óscar Martínez Rivera, respectivamente– están reuniendo a un puñado de gente armada. Llaman a una supuesta marcha hacia la mina que se encuentra resguardada por hombres, mujeres y niños de las comunidades del Valle de Ocotlán, con la intención de realizar un desalojo de manera violenta y justificar la intervención directa de las fuerzas represivas de Ulises Ruiz.

 

Esta acción está siendo organizada por el delegado de gobierno de la región y de la Secretaría de Gobierno del estado.

 

Con un baño de sangre el gobierno pretende imponer los intereses de las empresas mineras en contra de la voluntad y decisión de los pueblos, que saben de los daños ambientales que significa la instalación de las mineras en sus comunidades.

 

Ante esto, responsabilizamos a Ulises Ruiz Ortiz de los hechos que puedan suscitarse en los próximos días en la mina de San José del Progreso y llamamos a las organizaciones y personas de buen corazón, de México y del mundo, a manifestar su repudio a estos nuevos atentados del criminal gobierno de Oaxaca.

 

Pedimos a todos estar alertas ante cualquier represión que suframos.

 

¡Por la vida, defendamos a nuestra madre tierra! Coordinadora en Defensa de los Recursos Naturales y de Nuestra Madre Tierra del Valle de Ocotlán; Comité de Defensa de los Derechos del Pueblo. San José del Progreso, Ocotlán, Oaxaca

 

Pesar por abandono de normales rurales

 

Lamento la situación por la que atraviesa la Escuela Normal Rural de El Quinto, Sonora. Soy egresada de una normal hermana y conozco a la perfección la vida de las normales, aun cuando han cambiado muchas cosas de cuando fui alumna a la fecha. Tuve la oportunidad de conocer el trabajo de la escuela durante un aniversario, pues pertenecí a una rondalla que participó en él. Sólo puedo ofrecer algo que no ayuda en nada: un apoyo moral y mi deseo profundo que no desaparezcan las normales rurales, pues han sido semilleros de maestros y maestras ilustres que con su trabajo han contribuido a forjar nuestro país.

 

Hortencia Collazo G.

 

Bases zapatistas denuncian agresión de perredistas

 

La Junta de Buen Gobierno de Oventic, “Corazón Céntrico de los Zapatistas delante del Mundo” denuncia los recientes hechos de agresión contra nuestros compañeros y compañeras bases de apoyo zapatistas de la comunidad de Sok’on, del municipio de Zinacantán, cometidos por los perredistas de Nachij, quienes están financiados por el presidente municipal Antonio Vázquez Conde y por el gobernador Juan Sabines, que son del mismo Partido de la Revolución Democrática (PRD).

 

Primero: el 12 de abril del 2009, como a las 3:30 de la tarde llegaron a la comunidad de Sok’on 26 personas de la comunidad de Nachij de filiación perredista, a bordo de un camión de volteo propiedad del ayuntamiento municipal de Zinacantán, con placas de CY-94-500 y de color blanco. Esta gente venía dirigida por las autoridades de Nachij: Mariano Pérez Pérez, agente auxiliar municipal; José López Gómez, suplente de agente municipal; Mariano Francisco Hernández Pérez, suplente de juez Rural. Gritaban: “¡Vamos a tomar sangre!, ¡vamos a matar a estos pinches zapatistas!” Todos llevaban sus picos y palos en las manos y los movían como provocando a nuestros compañeros y compañeras zapatistas. No sucedió nada sólo porque los zapatistas no caemos en provocaciones ni tampoco enfrentaremos a nuestros hermanos indígenas aunque estén siendo usados por el mal gobierno sabinista. Sin embargo, todo tiene un límite.

 

Segundo: Los perredistas pasaron por los patios de nuestros compañeros zapatistas y luego se dirigieron hacia su manantial de agua que se encuentra dentro de las tierras de los compas zapatistas (pero que desde 2002 los mismos perredistas les quitaron su agua, cercando el manantial con malla ciclónica, le pusieron candado, lo encementaron, lo entubaron y desde esa fecha se roban el agua llevándola hasta Nachij, sin que los zapatistas puedan acceder al agua). Y ahora, este domingo llegaron a provocar y a cortar el tubo galvanizado que ellos mismos han conectado y sólo está desperdiciando el agua en este momento. Los de Nachij no tocaron nada su cerco que han puesto desde el año 2002, cuando ya regresaban y miraban en todas partes con miedo, pensaron que nosotros íbamos a responder violentamente. No sabemos cuál es su intención al actuar así. Tenemos claro es que están provocando a nuestros compañeros zapatistas. Lo bueno es que éstos no se dejaron caer en la provocación. Pero pensamos que quizá vayan a echar la culpa a las bases de apoyo zapatistas: decir que los zapatistas hicieron estos destrozos; ya hemos escuchado comentarios así.

 

Tercero: Desde 2002 nuestras bases de apoyo zapatistas de Sok’on están siendo hostigadas por los perredistas. Y esto no sucede sólo a ellos sino que también a todas nuestras bases de apoyo del municipio de Zinacantán. El hostigamiento está impulsado desde la presidencia municipal y permitido por el gobernador Juan Sabines. Como Junta de Buen Gobierno hemos pedido paciencia a nuestras bases de apoyo.

 

Ésta es nuestra palabra por el momento. Esperamos que al buen entendedor le quede claro.

 

14 de abril de 2009; Oventic, Chiapas, México. Junta de Buen Gobierno Snail Tzobombail Yu’un Lekil J’amteletik Ta O’lol Yo’on Zapatistas Stuk’il Sat Yelob Sjunul Balumil (Corazón Céntrico de los Zapatistas delante del Mundo); Carlos Pérez Díaz; Reinaldo Pérez; Remigio Sántiz; Marivel Pérez

 

Feligreses pagarán gastos de parroquia en Chihuahua

 

Me parece un artículo muy interesante el publicado sobre las irregularidades de la iglesia que encabeza José Fernández Arteaga en Chihuahua. A la vez me deja un muy mal sabor de boca. Llegó a mis manos cuando casualmente buscaba información sobre la administración económica de las parroquias. Resulta que en las de la diócesis a la que yo pertenezco y sirvo están muy lastimadas. Han tenido constantes cambios de párrocos, y cada que viene uno diferente empeora la situación. Somos una comunidad humilde y ahora nuestro actual párroco determina retirar el apoyo del pago de servicios de agua y luz. Dice que eso ahora lo debe pagar la comunidad. Mi pregunta es: ¿para qué es el dinero de las limosnas? En una reunión de laicos en días pasados se acordó pedir audiencia con el señor obispo Fernández Arteaga. Y ¡oh, sorpresa la que me acabo de llevar! ¡De qué nos serviría una audiencia, en caso de que se nos concediera, si nuestro problema es mínimo comparado con el que ustedes publicaron! En fin, Dios nos perdone nuestros pecados. Paz, hermanos.

 

Olga Muñiz M.

 

Comments

comments