Autor:

A punto de que 1.5 millones de ganaderos queden sin empleo, criadores de ganado califican los apoyos gubernamentales de “limosnas” y advierten el alza inminente en los precios de los productos derivados de esta actividad. Mientras, el programa gubernamental destinado a fomentar el sector pecuario registra “irregularidades” en el manejo de sus recursos por 215 millones de pesos

El Programa de Estímulos a la Productividad Ganadera (Progan) registró irregularidades por 215 millones de pesos, que podrían significar un daño al erario por ese mismo monto, indica la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El Informe de resultados de la revisión y fiscalización de la cuenta pública 2007 revela que, al inicio de la administración de Alberto Cárdenas Jiménez en la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), ésta entregó más de 96 millones de pesos a la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), de los que no se comprobó su aplicación.

El documento de la ASF cuestiona la comprobación de más de 74 millones de pesos de la partida “Subsidios para inversión”, pues no hay registró alguno de su ejercicio en el mismo año fiscal. Otros 3 millones 806 mil 700 pesos representaron un subejercicio del programa dirigido a miles de campesinos con actividades ganaderas, y 40 millones 740 mil 100 más fueron depositados en la cuenta bancaria del programa, sin ejercicio, que no fueron reintegrados a la Tesorería de la Federación (Tesofe).

Según el Censo Agropecuario 2007, en México hay 1 millón 131 mil 272 unidades de producción pecuaria y 23.3 millones de cabezas de ganado. Los datos presentados el pasado 23 de marzo por el titular del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Eduardo Sojo Aldape, precisan que los estados donde se concentra la mayor producción son: Veracruz, Jalisco, Chihuahua, Chiapas, Sonora, Michoacán y Durango, que poseían 43 por ciento de las cabezas al 30 de septiembre de 2007.

El ganado porcino contaba con 9 millones de cabezas y casi la mitad, el 48.8 por ciento, se encontraba en Sonora, Jalisco, Guanajuato y Puebla. En tanto, se contabilizaban 339 millones 800 mil aves de corral, de las que se criaba el 52.2 por ciento en Jalisco, Guanajuato, Veracruz, Puebla, Durango y Querétaro.

En 2007, el Progan contó con un presupuesto de 4 mil 62 millones 303 mil 200 pesos, de los cuales se ejercieron 4 mil 58 millones 496 mil 500 pesos, y se registraron “economías” por 3 millones 806 mil 700 pesos, reintegrados a la Tesofe.

Apoyos perdidos

La evaluación financiera de la ASF detectó que la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), encabezada por Oswaldo Cházaro Montalvo, recibió recursos públicos por 96 millones 282 mil 800 pesos a través del Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado de la Sagarpa. El monto de los apoyos no fue justificado ante el máximo órgano de fiscalización.

Con aproximadamente 500 mil agremiados –productores pecuarios, ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios–, la CNOG celebró dos convenios con la Sagarpa, de los que recibió 35 millones de pesos el 30 de mayo de 2007, y otros 84 millones de pesos el 8 de agosto de ese mismo año.

El portal de internet de la CNOG explica que la organización “tiene vida económica independiente, no recibe ni ha recibido para su sostenimiento subsidio alguno por parte del gobierno”. Indica que el sostén financiero son los mismos integrantes, que aportan “cuotas” establecidas en asamblea. Además, sufraga sus gastos extraordinarios con las ganancias de los servicios que presta.

“Al transcurso de 68 años de vida gremial, las organizaciones ganaderas han sido capaces de ir creando su propia infraestructura para proporcionarse los servicios mínimos necesarios”, dice la información publicada. Cuentan con rastros, corrales de engorda, fábricas de alimentos para ganado, plantas pasteurizadoras, centros de acopio de leche, baños garrapaticidas, bodegas de almacenamiento para pasturas y forrajes, tanques de almacenamiento para mieles incristalizables, instalaciones para exposiciones ganaderas, edificios, oficinas administrativas y de servicios regionales, estatales y municipales, entre otras.

No obstante, en 2007 recibió más de 96 millones de pesos, de los que tenía que presentar informes trimestrales a la Sagarpa, así como un informe final pormenorizado sobre la ejecución de las acciones de dichos convenios, requisitos que fueron omitidos. Los recursos tampoco se reintegraron a la Tesofe.

Lo anterior incumplió el artículo 54 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, que indica: “Una vez concluida la vigencia de un presupuesto de egresos sólo procederá hacer pagos con base en él por los conceptos efectivamente devengados en el año que corresponda, siempre que se hubieren contabilizado debida y oportunamente las operaciones correspondientes, hayan estado contempladas en el Presupuesto de Egresos, y se hubiere presentado el informe a que se refiere el artículo anterior, así como los correspondientes al costo financiero de la deuda pública”.

Al respecto, se solicitó una entrevista con Cházaro Montalvo, a través de su correo electrónico, sin que al cierre de la edición hubiera respuesta.

Recursos injustificados

De los 4 mil 62 millones 303 mil 200 pesos asignados al Progan –en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2007–, se reportó el ejercicio del 99 por ciento de lo destinado al proyecto, con 4 mil 58 millones 496 mil 500 pesos. El resto representó un subejercicio de 3 millones 806 mil 700 pesos, que fue reintegrado a la Tesorería de la Federación.

Sin embargo, el Progan no comprobó 74 millones 468 mil 900 de pesos, lo que contravino el artículo 66 del Reglamento de la Ley Federal del Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, que indica: “Las dependencias y entidades serán responsables de que los pagos efectuados con cargo a sus presupuestos se encuentren debidamente justificados y comprobados con los documentos originales respectivos…” Otros 40 millones 740 mil 100 pesos registrados en la cuenta bancaria del programa no fueron reintegrados a la Tesofe.

Según los estados de cuenta, al 31 de diciembre de 2007 “no se proporcionó evidencia documental de su posible aplicación o su respectivo reintegro a la Tesorería de la Federación”.

Contrario a ello, notas periodísticas indican que grupos ganaderos se han inconformado ante los limitados recursos entregados por la Sagarpa. Según el periódico electrónico Noreste, el integrante de la Unión Ganadera Regional de Sinaloa, Enrique Mendívil Flores, dijo que los recursos asignados a los productores son “limosnas”.

Mendívil Flores denunció que la Sagarpa limita la dotación de apoyos por productor, al entregar apoyos para cinco cabezas de ganado solamente (1 mil 500 pesos), cuando cada ganadero cría decenas de animales para su comercialización.

Además, los ganaderos del país se sumergen en una “severa crisis” económica, consecuencia de la recesión mundial. A finales de 2008, la CNOG y el Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche advirtieron que la baja demanda de cabezas, carne y lácteos por parte de Estados Unidos pone en peligro la subsistencia de cientos de productores en ese ramo.

Álvaro González Muñoz dijo que el “intermediarismo” de aquel país y la “distorsión del mercado” son los principales factores de la crisis, “permitidos por parte del gobierno federal, que hace oídos sordos a la alerta de que el sector ganadero y lechero pueden desaparecer”.

El dirigente advirtió aumento de precios en el litro de leche de hasta 22 pesos y desempleo de 1.5 millones de personas dedicadas a esta actividad.

Informes opuestos

La ASF también reporta irregularidades por 2 millones 28 mil 600 pesos, recursos no aclarados en el ejercicio del Progan en Tamaulipas; 683 mil 800 pesos otorgados a la Universidad Autónoma de Chapingo para la Evaluación de Consistencia y Resultados del Progan 2007, de los que no se proporcionó evidencia de los informes presentados en las diferentes etapas del desarrollo de la evaluación; 534 mil 300 pesos correspondientes a 11 casos en los que se apoyó un número de vientres mayor al del inventario del productor; 93 mil 500 pesos de 17 casos de pagos a un mismo productor por el mismo año de beneficio; 140 mil 100 pesos de gastos de operación de la delegación de Tamaulipas que no proporcionó evidencia de su reintegro a la Tesofe; 43 mil 600 pesos por de gastos de operación no soportados documentalmente y 60 mil 500 pesos de gastos de operación utilizados para el desarrollo de actividades no relacionadas con este programa.

Pese a las evaluaciones de la ASF, las conclusiones del último informe de Evaluación de consistencia y resultados del Progan 2007 son favorables. “El programa contó con planes estratégicos de corto y mediano plazos, mismos que se orientaron a la obtención de resultados. En ellos se establecieron indicadores, estrategias y políticas para el logro de sus objetivos, mismos que fueron plasmados correctamente en las Reglas de operación. Por otro lado, se confirmó que el presupuesto del programa estuvo ligado al cumplimiento de metas de desempeño”, indica.

Sobre la cobertura y focalización del Progan, el informe elaborado por la Universidad de Chapingo (UACH) indica que fueron “adecuados”. Además, la población que atendió el programa en el periodo 2003-2007 “cumplió con los criterios de focalización establecidos en la planeación, ya que se respetaron los mecanismos de inclusión, exclusión y permanencia especificados en las reglas de operación tanto en la integración del padrón como en su actualización”.

La evaluación universitaria indica que “la transferencia de recursos operó eficaz y eficientemente en 2007… y con respecto de la transparencia en el manejo de recursos, el programa cuenta con un sistema que debe ser observado por los funcionarios responsables de su administración, el cual funciona adecuadamente”.

Sin embargo, la UACH resalta que es necesario revisar el diseño del programa “para mejorar su lógica interna y lograr una mayor correspondencia con los objetivos de la Sagarpa y del Plan Nacional de Desarrollo, para mejorar el logro de su propósito y fin”.

Por medio del director de Comunicación Social, Avelino Hernández, se solicitó conocer la postura de la Sagarpa respecto de las observaciones por irregularidades que superan los 200 millones de pesos en el Progan. Hasta el cierre de edición, no hubo respuesta.

Fuente: Semanario Contralínea 127 / Año 7 / 19 de abril de 2009

Comments

comments