Autor:

Casi 3 mil equipos Enciclomedia, con un valor de 131 millones de pesos, fueron robados en los últimos tres años de escuelas primarias del país; tan sólo en el Estado de México se registraron 1 mil 197 hurtos. Siete empresas reciben del erario casi 18 mil millones de pesos por rentar equipos que, en miles de casos, se encuentran incompletos o dañados.

El principal programa en materia educativa iniciado en el gobierno de Vicente Fox es blanco de la delincuencia: en tres años fueron robados 2 mil 997 aulas Enciclomedia. Cada equipo tiene un valor aproximado de 4 mil 400 pesos, por lo que el total de los aparatos sustraídos superaría los 131 millones 868 mil pesos.

En 2004, la Secretaría de Educación Pública (SEP) inició el Proyecto Enciclomedia con la adquisición de 21 mil 434 aulas, con una inversión de 1 mil millones de pesos. A 2009, el gobierno federal ha destinado casi 20 mil millones de pesos para compra y renta de equipos multimedia.


De las 147 mil 25 aulas Enciclomedia que existen actualmente, la SEP es dueña de sólo 21 mil 463, de acuerdo con información de la propia secretaría. Para su compra se asignaron 869 millones 563 mil 696 pesos, más el Impuesto al Valor Agregado (IVA). La erogación correspondió al ejercicio fiscal de 2004. La renta de 125 mil 562 equipos, de 2005 a la fecha, ha costado 17 mil 765 millones 597 mil 723 pesos más IVA.

El 94.3 por ciento de los equipos robados son del modelo multianual de servicios, rentados a siete empresas; 5.7 por ciento son aulas solamente administradas, propiedad de la secretaría.

En el Estado de México se registró el mayor número de robos, 1 mil 197 equipos Enciclomedia. Entre los municipios con mayor número de atracos está Ecatepec, con 256; Nezahualcóyotl, 227; Chimalhuacán, 108; La Paz, 64; Ixtapaluca, 53; Valle de Chalco Solidaridad, 41, y Texcoco, 40.

En Veracruz hubieron 339 sustracciones ilegales; en Jalisco, 200; en el Distrito Federal, 154; en Oaxaca, 121; en Guanajuato, 119; en Michoacán, 108; en Tamaulipas, 105; en Guerrero, 97; en Nuevo León, 69, y en Puebla, 58.

Estados como Colima, Durango y Querétaro sólo registraron un robo, respectivamente; otros donde hoy se padece una violencia extrema como Chihuahua, Baja California y Sinaloa no superaron los 20 asaltos.

Víctor Manuel Lizárraga, secretario de la Comisión de Educación y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados, considera “alarmantes” los registros de robos de aulas Enciclomedia. Las autoridades judiciales tienen que actuar con eficacia para evitar más hurtos de equipos, pues va en detrimento de la calidad educativa en México.

“Es tan grave el robo de un equipo como el de 1 mil o 2 mil”, dice el legislador del Partido de la Revolución Democrática. Y agrega que los tres órdenes de gobierno deben estar atentos a la situación, sobre todo las corporaciones de seguridad pública.

Contralínea solicitó hablar con el subsecretario de Educación Básica y responsable de las escuelas primarias, José Fernando González Sánchez. Veintiún días después de hecha la solicitud, Ricardo Hernández, director de Información, aseguró que la subsecretaría no era la responsable de los equipos de cómputo. Al reiterar la petición para conocer la versión de la SEP respecto a los robos, no hubo funcionario que aceptara la entrevista.

ASF señala supuestas anomalías

En 2004 se realizó la licitación pública internacional 00011001-012/04 mediante la cual se adjudicó la adquisición de los bienes del proyecto Enciclomedia: 21 mil 467 aulas (computadora, impresora, fuente de poder ininterrumpible, mueble para computadora y pizarrón interactivo o blanco).

La cantidad de aulas adquiridas corresponden a 11 mil 149 del modelo tipo “A” (pizarrón interactivo) y 10 mil 318 aulas tipo “B” (pizarrón blanco).

En la revisión de la cuenta pública 2004, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó que el importe adjudicado fue de 975 millones 591 mil pesos.

De acuerdo con la ASF, las 21 mil 434 aulas adjudicadas debieron ser entregadas por los proveedores directamente en los planteles de educación primaria, ante la presencia de su titular y del representante de la SEP en el entidad federativa.

Sin embargo, 364 equipos fueron entregados entre 1 y 40 días después de la fecha límite establecida, por lo cual se debió aplicar una sanción al proveedor por 882 mil pesos. Al momento de la revisión, la SEP informó que sólo se aplicó una pena por 376 mil pesos, es decir, 42.6 por ciento del total.

Además, la SEP no cuenta con el oficio que justifique el carácter legal de las entregas de los equipos a los estados, por lo que no se conoce qué autoridad estatal o federal es la instancia responsable de su control y resguardo. Las aulas fueron entregadas sin fijarles un número de inventario integrado por los dígitos del ramo presupuestal, la denominación o siglas de la dependencia que permitan el control del bien.

En su informe, la ASF determinó que la adquisición de bienes careció de un análisis de alternativas, respecto a la poca probabilidad de presupuestar y programar recursos públicos suficientes para alcanzar las metas establecidas, por lo que en una segunda fase del proyecto se mostró la conveniencia de utilizar un esquema multianual de servicios, contratando los servicios de infraestructura, ejecución y monitoreo remoto en 101 mil 853 aulas.

Equipos deficientes

En la revisión de la cuenta pública 2004, la ASF realizó una inspección física en 188 aulas de 51 primarias, en nueve estados. En escuelas de Oaxaca, San Luis Potosí y Veracruz, cinco de los equipos revisados no funcionaban al ciento por ciento de su capacidad, además de que presentaron fallas en los reguladores y el proyector.

En Jalisco, tres aulas del plantel educativo Xihualpilli no operaban y se desconocía el tipo de falla técnica. Los titulares de los 51 planteles visitados desconocían los procedimientos administrativos que debían seguir en caso de fallas técnicas en los equipos y qué instancia federal o estatal es la responsable de su atención, lo que ocasionó que no se presentaran reportes a efecto de que fueran reparados y puestos en operación los citados aparatos.


De acuerdo con información de la SEP, a enero de 2008 había 153 equipos Enciclomedia que no funcionaban por falta de electricidad, 142 de éstos en Oaxaca, tres en Chihuahua y ocho en Durango.

En el informe de la ASF, los directores de las primarias aludían desconocer la existencia de la póliza de seguros que se contrata por parte del sector educativo, para la protección de los bienes patrimoniales con los que cuenta la SEP.

Datos obtenidos por Contralínea, a través de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, indican que los equipos de los cuales es dueño la SEP están asegurados por 2 mil 30 millones de pesos con la compañía Grupo Nacional Provincial. Las aulas rentadas son aseguradas por los prestadores del servicio.

De acuerdo con la ASF, en 2004 ocurrieron 13 robos por un importe de 572 mil pesos. Sin embargo, la SEP no proporcionó los documentos que acrediten que a la fecha de la revisión se efectuaron las gestiones correspondientes ante la aseguradora para su recuperación.

Pérdida de valores

Constantino Acosta, secretario de la Comisión de Educación y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados, dice que, ante la pérdida de valores sociales, los delincuentes ya no respetan iglesias ni escuelas, que en el pasado eran recintos sagrados.

Explica que dentro de la comisión se hará del conocimiento de todos los diputados integrantes de la misma el aumento en los robos de equipos Enciclomedia; sin embargo, corresponde a las procuradurías resolver las denuncias interpuestas por los directivos que vieron mermado el patrimonio escolar.

El legislador por el Partido Acción Nacional dice que podría llamarse a comparecer ante la comisión a funcionarios de la SEP para pedirles cuentas sobre el robo de los equipos y para saber a cuánto asciende el monto del material perdido.

Víctor Manuel Lizárraga explica que la razón por la cual se estableció el Programa Escuela Segura, en julio de 2007, fue para abatir dicha problemática.

Sin capacitación

Miguel Alonso Raya, quien presidiera la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputados en la pasada legislatura, considera que el programa Enciclomedia no sólo enfrenta el robo de los equipos, también la falta de capacitación de los profesores para poder utilizar la herramienta educativa, que la convierte en un elefante blanco.

“Hay maestros que se apoyan de los niños, quienes están más involucrados con la cultura de internet, para que los auxilien en el uso de la computadora. Una de las principales debilidades del magisterio en México es la capacitación y la actualización; no se destinan suficientes recursos para tal efecto”, dice el exdiputado.

Agrega que para capacitar y actualizar a los más de 850 mil profesores que hay en México, se destinan alrededor de 150 millones de pesos anualmente, lo que representaría 17.6 pesos por docente, “eso no ayuda en nada”.

Alonso Raya, especialista en el tema de Enciclomedia, explica que el programa no llegó a todas las escuelas del país como estaba estipulado en el proyecto. Además, hay lugares donde resulta complicado, en otros imposible, instalar un equipo de cómputo, por la carencia de instalaciones decorosas en las primarias.

El perredista explica que hay comunidades en México que carecen no sólo de energía eléctrica, sino también de aulas donde colocar los aparatos.

En la LIX Legislatura, dice, la discusión fue aprobar recursos para el proyecto foxista; pero también se buscaron mayores recursos para aquellos lugares donde están mal las aulas o no existen. Se pretendía no crear mayor inequidad entre escuelas muy equipadas y otras que ni siquiera tienen las más mínimas condiciones para impartir clase.

Alonso Raya sostiene que no sólo en entidades como Oaxaca, Guerrero o Chiapas hay escuelas que carecen de los recursos básicos para recibir y atender a los estudiantes. “Hace poco vi fotos de colonias de la periferia en León donde se aprecia alumnos tomando clases al aire libre, cuando se supone que Guanajuato es un estado donde no sucede esto”.

Robo de equipos en el Distrito Federal

Hugo García, director de la Escuela Astasio Gaona, dice que el 28 de enero de 2008 robaron parte de los aparatos que conforman las cinco aulas Enciclomedia con las que cuenta el plantel. Los delincuentes sustrajeron cinco monitores planos, marca Sony, y cinco cañones de proyección.

El directivo asegura que los ladrones arrasaron en tres semanas con los equipos en al menos otras cinco escuelas de la delegación Gustavo I. Madero. “Se cuenta con el programa de Escuela Segura, pero aun con éste siguen robando las primarias, sin que las autoridades pongan fin a los atracos”, dice García.

Para el profesor, los robos los realizan mafias bien organizadas, porque no se llevan todo, sólo aquello que tienen valor y es fácil de acomodar en el mercado negro.

“Entraron a la dirección y no se llevaron nada. Abrieron un estante, donde se guardan los consumibles, y se llevaron un par de tóner, cartuchos y unas pilas; dejaron una cámara digital. Tengo una sala de cómputo con 30 computadoras nuevas y ni siquiera entraron al lugar”, dice.

García considera que los asaltantes van sobre lo que es importante, los monitores, ya que los CPU (siglas en inglés de Unidad Central de Procesamiento) son de modelos “corrientes” y antiguos.

“En uno de los salones, la maestra tenía en su escritorio una caja de cartón con 150 pesos en billetes, un ahorro de los niños, y algunas monedas de cambio; se llevaron los billetes y dejaron las monedas. Tuvieron tiempo de hurgar y llevarse lo que quisieron”, dice el profesor.

García reconoce la existencia de una póliza de seguro para recuperar los equipos; pero los trámites son engorrosos, se tiene que mandar una denuncia de hechos a la SEP, anexar una copia certificada de la denuncia presentada ante la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal, la cual no le darán porque no fue citado para ratificar la querella.

“Los equipos están asegurados, pero el problema es cuánto tiempo van a estar los niños sin el material didáctico. Esto va en detrimento de la educación del menor”, dice García. (YT)

Comments

comments