Nuestros lectores

Autor:

Tlachinollan denuncia asesinato de defensores de Derechos Humanos

Con visibles huellas de tortura y en avanzado estado de descomposición, fueron hallados los cuerpos de Raúl Lucas Lucía y Manuel Ponce Rosas, presidente y secretario de la Organización para el Futuro del Pueblo Mixteco, quienes habían sido desaparecidos de manera forzada por supuestos agentes de la Policía Investigadora Ministerial desde el pasado viernes 13 en Ayutla de los Libres, Guerrero.

El domingo 22 de febrero por la mañana, las esposas de los extintos dirigentes, Guadalupe Castro Morales y Margarita Martín de las Nieves, identificaron los cuerpos que permanecían en las instalaciones del Servicio Médico Forense en Acapulco.

Raúl Lucas, de 39 años, y Manuel Ponce, de 32, fueron detenidos por tres hombres armados que se identificaron como policías la tarde del viernes 13 de febrero cuando se encontraban en la escuela secundaria Plan de Ayutla, mientras esperaban a Guadalupe Castro –esposa de Raúl–, que como regidora de Asuntos Indígenas del ayuntamiento de Ayutla participaba en un acto público de inauguración de obras.

En ese mismo evento participaba el director de Seguridad Pública de Ayutla –y exmilitar–, Luis José Sánchez Hernández, quien junto con los policías que lo escoltaban se retiró del lugar justamente minutos antes de que Raúl Lucas y Manuel Ponce fueran subidos a un vehículo sin placas y llevados con rumbo desconocido.

De acuerdo con información oficial que fue proporcionada a los familiares de las víctimas, así como a sus asesores jurídicos y abogados del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, los cuerpos sin vida fueron encontrados la noche del pasado viernes 20 en Las Cazuelas, municipio de Tecoanapa, ubicada a unos 30 minutos de Ayutla, dentro de la región de la Costa Chica de Guerrero.

Durante el reconocimiento de los cadáveres que se localizaron en bolsas de plástico y enterrados a unos 80 centímetros de profundidad, los familiares constataron que éstos presentaban visibles huellas de tortura y que en el caso particular de Raúl Lucas presentaba un orificio de bala en la cabeza; mientras que la muerte de Manuel Ponce se presume que pudo haber sido por traumatismo craneoencefálico.

Como Centro de Derechos Humanos estamos plenamente convencidos de que el de los dirigentes indígenas es un “crimen de Estado”, porque éste no ha otorgado las garantías que permitan a los defensores de derechos humanos desempeñar su labor, así como asegurar que no sean objeto de represalias, ataques, amenazas, desapariciones y asesinatos como consecuencia de su trabajo.

Lamentamos las declaraciones públicas del procurador general de Justicia del Estado, Eduardo Murueta Urrutia, cuando refiere que Raúl Lucas y Manuel Ponce fueron levantados. Con esta declaración sólo se busca distraer la investigación y justificar una ejecución extrajudicial. Para los familiares, integrantes de la Organización para el Futuro de los Pueblos Mixtecos y para Tlachinollan es insustituible que la línea de investigación a seguir deban ser los ataques, amenazas y atropellos que sufrieron por su lucha y su trabajo como defensores de derechos humanos del pueblo indígena, es decir, queda claro que su asesinato es consecuencia de su actividad como defensores de derechos humanos.

Unimos nuestra voz a la de las viudas, deudos, familiares y compañeros de Raúl Lucas y Manuel Ponce, para exigir a los gobiernos del estado y federal que se realice una investigación exhaustiva y objetiva para que se esclarezcan estos asesinatos y se castigue a los responsables.

Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan

Indignado por corrupción e indolencia

Tristeza, frustración, enojo me agobian por lo que está ocurriendo en el país. Lamento la falta de sensibilidad de las autoridades ante las personas que no contamos con “influencias”. No se nos escucha. ¿Acaso no formamos parte de este país? Somos muchos los desempleados. Son muchas las familias afectadas. Qué se necesita para que nos hagan justicia. Qué desean. ¿Algunos muertos? Me siento hastiado de todo esto, pero sigo en pie, porque prefiero morir de pie, que vivir arrodillado. Para los que fuimos despedidos injustamente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, de qué nos sirve que los congresos manden “exhortos” si no pasa nada.

Omar Salomón Macías Contreras

En México se desvaloriza a los profesionistas, considera

Me resulta impactante la información que publicaron acerca de la agronomía mexicana. Estoy por egresar, como ingeniero agrónomo zootecnista, de la Universidad Autónoma Chapingo y me preocupa el panorama señalado por ustedes. Más aún, me encuentro ocupado en formar mi propio negocio; sin embargo, para capitalizarme de tal manera que encuentre mi equilibrio económico ¿qué puedo hacer? o ¿qué podemos hacer para reivindicarnos como profesionistas? ¿Cómo podemos obtener fuerzas y conseguir que se nos valore y que se nos garantice nuestro trabajo que no es otro que alimentar el país? En fin, tenemos el reto hoy por hoy. Debemos actuar unidos. Gracias.

Edgar Ruiz Esquivel

La libertad de expresión, “ficticia”, señala

Las agresiones a Contralínea demuestran que en México no existe libertad de expresión real. La que tenemos es ficticia: cuando se dice la verdad se sufre acoso. La lucha debe seguir. La honradez siempre ganará. Felicidades.

Moisés Flores Salmerón

Periodistas solidarios

Apoyo total e irrestricto a Ana Lilia Pérez, Miguel Badillo y todos los integrantes de Contralínea.

Periodistas de: revista Generación; revista Metapolítica; revista La Guillotina; revista Zócalo; revista Ecos Monterrey; revista Contaxco; revista Revolución, de Iguala; revista La Cuauhtémoc; revista Intermodal; Diario Momento, de Puebla; diario Por Esto, de Quintana Roo; diario El Sur, de Acapulco; www.quadratin.com.mx; www.lahoradelmigrante.blogspot.com; www.elfaro.net; www.unafuente.com

Condena nuevo allanamiento a Contralínea

Es una vergüenza que la ley se arrodille ante el dinero y, con ello, se vulneren las garantías de los periodistas.

Santiago Meza

Instituciones violan derechos, dice

Me solidarizo con los dos periodistas de Contralínea que son acosados. Desde este lado de la frontera vemos que el gobierno y sus instituciones son los primeros en violar las garantías de los ciudadanos. Lo más preocupante de todo es el cinismo. Así, mientras el gobierno habla del estado de derecho, sus instituciones violan las más elementales garantías individuales.

Emiliano Solís O.

Indignado por abuso de poder

Igual de represivos, corruptos e impunes resultaron los gobiernos panistas. Les espanta la prensa libre. Cuando el Partido Revolucionario Institucional tenía la Presidencia de la República, la represión se ejerció contra don Julio Scherer y Manuel Buendía, por citar algunos. Ahora, poco ha cambiado para la prensa independiente. Los políticos no llegan al poder para gobernar a favor del pueblo, sino para hacer sus negocios.

Clemente Sánchez Zepeda

Preocupado por atentados a la prensa

En verdad leo sus notas con preocupación. Lo que les sucede nos dice que en este país ya no hay libertad para nada. Sólo deseo que no claudiquen y les manifiesto mi apoyo.

Enrique Morales

No se podrá acallar la libertad de expresión, opina

Es sorprendente la acción nefasta, pronta y expedita de las autoridades cuando tratan de defender sus intereses. Con esa prontitud con la que allanaron las instalaciones de Contralínea, deberían actuar contra los auténticos criminales, contra el auténtico delito, y no contra un medio que sólo les ha dicho la verdad, que ha osado en informar de la porquería que hay entre las autoridades.

Amigos de Contralínea, podrán cerrarles las oficinas y amenazarlos con meterlos a la cárcel, pero no podrán acallar la libertad de expresión. Ya estamos cansados de que se pisoteen los derechos de los medios de comunicación. Ya estamos cansados de que el gobierno siga actuando con la lentitud de un gusano cuando así le conviene. Esperamos que ya se acabe este sexenio, donde abunda el conformismo y el autoritarismo.

Los delincuentes más peligrosos son los de cuello blanco. México lo sabe.

Jorge Dar B.

Felicita a Contralínea

Agradezco infinitamente su trabajo. Felicidades. Que sigan creciendo. Cada vez estoy más convencido que sus textos son de los mejores que se pueden leer en materia de periodismo. Gracias a todos los que hacen posible que esta información llegue a nuestras manos.

Andrés Arango Salomón

Impotencia por allanamiento a esta publicación

Es triste saber lo que les ocurre. Me hace sentir realmente impotente. Quienes los acosan siguen robando y siguen haciéndose más ricos. Mi apoyo y todo mi respeto para los periodistas.

Cecilia Vega García

Sugerencias a Contralínea

Estimados editores de Contralínea: su línea editorial es muy buena. Pueden mejorarla si proponen soluciones a los problemas que exponen y entrevistan a más investigadores. También podrían consultar a otras agencias de información, como México Tercer Milenio (y su creador Manuel Frías), la agencia www.larouchepac.com y el Instituto Schiller.

Hugo Torres Zapata

Solidaridad desde Guatemala

Acerca de la andanada contra su revista, no puedo dejar de pensar en que es parte de los riesgos de hacer periodismo de investigación en los países latinoamericanos. Lo mismo sucede en Guatemala. Solidaridad con los colegas de Contralínea.

Marvin del Cid

Apoya a Contralínea

Todo el apoyo para el señor Miguel Badillo y su equipo de trabajo. Libran una batalla contra el aparato más corrupto del mundo: el mexicano.

Clara Álvarez R.

En apoyo ante agresiones

Los felicito por su valentía y resistencia.

Silvie Corona