Nuestros lectores

Autor:

Solidaridad

Miguel Badillo, Ana Lilia Pérez, Contralínea:

Nuestra solidaridad y apoyo ante la clara represión a la libertad de prensa. Difundiremos los reprobables hechos que les acontecen en nuestros medios y en los grupos de periodistas y foros amigos.

Reciban nuestro apoyo y fraternal solidaridad.

Conrado Gonzalo García Jamín; Revista El Quijote (Monclova, Coahuila); Razones de Ser (Torreón, Coahuila); El Diario de Coahuila (Saltillo, Coahuila)

Hola amigos de Contralínea:

Soy uno de sus muchos suscriptores y casi fanático de la revista: la he seguido desde el primer número porque es de primerísima calidad.

Quisiera que sepan que no tengo palabras para describir mi indignación al conocer la desagradable noticia de la arbitraria detención de Miguel Badillo. Eran de esperarse ese tipo de acciones cobardes por parte de esa gentuza que lo único que desea es hacer dinero a toda costa. Por este medio, deseo que sepan que tienen todo mi apoyo moral y solidario tanto Miguel y Ana Lilia, como todo Contralínea. Seguramente muchísima gente con verdaderos principios de patriotismo también los apoyará.

Saludos y felicidades por tener toda esa energía para seguir adelante. Que viva la libertad de expresión y de información. Alto al Estado represor.

Silvio J. Tinoco Puerto, Instituto de Astronomía, Universidad Nacional Autónoma de México

 

Integrantes de Contralínea:

Intentaremos ayudar en aumentar la conciencia acerca del caso que están viviendo. Estaremos atentos a lo que les ocurra.

Colin Peters, Press Freedom Adviser, International Press Institute, Viena, Austria

Contralínea:

Primero, el empresario del Grupo Zeta Gas, Zaragoza López, presumió su relación cercana con Felipe Calderón y los privilegios que éste le ha otorgado. Después, ante lo evidenciado por él mismo, amenaza de muerte y persigue judicialmente a los periodistas que grabaron sus declaraciones y las hicieron públicas.

Sabe que lo que evidenciaron sus declaraciones no es un consorcio de 80 empresas gaseras producto de un trabajo honesto, sino un consorcio resultado de los abusos de los funcionarios en el poder, en este caso de Felipe Calderón, el presidente de las manos sucias que dice luchar contra la delincuencia en el país. ¿Puede un delincuente mayor, mentiroso, sin un ápice de vergüenza y honestidad, realmente combatir a la delincuencia, como él anuncia con tanta pompa, gasto e imposición militar?

Como en el caso de Gaza, todos aquellos que evidencien los crímenes y abusos cometidos por quienes detentan el poder son perseguidos y silenciados, muertos. Esto está sucediendo con los activistas internacionales que permanecen en Gaza. Y esto es lo que sucede a los periodistas valientes y dignos en México por evidenciar los abusos, robos, mentiras y corruptelas del actual desgobierno y sus cómplices.

Saludos, y a estar pendientes de la situación de estos valientes periodistas de Contralínea que han dado luz en tantos y tantos casos importantes.

Silvia M.

Amigos de Contralínea:

Quiero hacer pública mi protesta por la arbitraria detención de mi amigo Miguel. Se evidencia la arbitrariedad y se evidencia que los administradores de justicia no se han puesto aún del lado de la libertad de expresión y del derecho de los periodistas a ejercerla.

Hay que seguir en la brega por la conquista de nuestros derechos como informadores. Por supuesto, amigos de Contralínea, cuentan con mi solidaridad. Y de todos los periodistas, creo. Un abrazo.

José Vilchis Guerrero

Contralínea:

La detención de Miguel Badillo es el inicio de la nueva ignominia que los periodistas democráticos no deben permitir. Tampoco lo puede permitir ni el pueblo ni el gobierno. La detención de Badillo es el regalo de inicio de año llamado “feliz ley mordaza 2009”.

Rafael Marín

Contralínea:

¡Felicidades! Nunca había entrado a su sitio. He leído sus reportajes. ¡Excelentes, eh! Los felicito y sepan que mucha más gente los apoya. ¡Siempre fuertes! Sigan haciendo su trabajo con pasión.

Saludos. ¡Ánimo!

Isaac López

Contralínea:

Desde Acapulco, Guerrero, un saludo fraternal para Miguel Badillo. Y va también mi solidaridad con su trabajo y mi repulsa para quienes lo detuvieron como si fuese un vil delincuente.

Rodrigo Huerta Pegueros

Respetable señor Miguel Badillo:

Decir que la justicia es “dar a cada cual lo que corresponde según sus obras y necesidades”, es aún fantasía e ilusión humana.

Anticipando el saludo y agradeciendo la atención prestada, el suscrito, litigante en Ciudad Victoria, Tamaulipas, se solidariza con su causa y decisión de honrar el periodismo.

Durante los últimos sexenios, por tratar de honrar la profesión de abogado, combatir la corrupción, denunciar hechos cometidos en el ejercicio de funciones públicas y desenmascarar a personas que cobran como magistrados, procuradores, jueces, agentes del Ministerio Público, policías y otros servidores públicos, he afrontado represión, atentados, privación de mi libertad e incendio de vehículos. Además, afronto actualmente dos procesos por “allanar” mi propio domicilio. En realidad, por hacer públicas evidencias de que Eugenio Javier Hernández Flores ha convertido a Tamaulipas en un ejemplar estado de barbarie.

Por el momento, sólo agrego que soy autor del proyecto de código de procedimientos penales que desde 2002 he propuesto para que sea único en toda la república.

Uvaldo Ramos Delgado

Periodistas Ana Lilia Pérez y Miguel Badillo:

Sin duda, la detención de Miguel Badillo se trata de una marranada del señor Zaragoza en complicidad con altos funcionarios del Poder Judicial. Esto es un atropello a la libertad de expresión y al derecho a la información. No se dejen amedrentar y sigan así con su trabajo de periodismo. Nuestra solidaridad con la periodista Ana Lilia Pérez y con el periodista Miguel Badillo.

Familia Romero Oropeza

Revista Contralínea:

Es una porquería que persigan, aun con orden judicial, a los periodistas de Contralínea, Miguel Badillo (director) y Ana Lilia Pérez (reportera), por denunciar públicamente la complicidad entre empresarios y funcionarios de gobierno.

Esto es otro intento de aniquilar la libertad de expresión y de información (casos Lidia Cacho, Carmen Aristegui, José Gutiérrez Vivó, etcétera). Mientras, otros periodistas se codean, son felicitados y tal vez hasta recompensados por los poderes político, económico y religioso.

Pretenden obligar la revelación de fuentes; peor aún, terminar con el derecho a la denuncia ciudadana de servidores públicos corruptos de los niveles municipal/delegacional, estatal y federal que se enriquecen ilegalmente. Los funcionarios corruptos se protegen mutuamente con empresarios y “líderes” religiosos”. ¿Así con qué garantía nosotros los ciudadanos podemos denunciar un delito o infracción a la ley, si después vamos a ser perseguidos o amenazados?

Así, el ciudadano común queda completamente indefenso, como en el caso de los abusos, explotación, corrupción e impunidad en Cuerpo de Guardias de Seguridad Industrial, Bancaria y Comercial del Valle Cuautitlán-Texcoco. Este Cuerpo de Guardias depende de la Agencia de Seguridad Estatal del Estado de México, pero ésta no reconoce a los guardias como trabajadores de gobierno. Esto con el objetivo de no afiliarnos al Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipio ni pensionarnos. Sin embargo, sí nos descontaron durante décadas 8.5 por ciento del sueldo para un “fondo de retiro” que ahora se niegan a devolvernos.

Por casos como éste, México está en las grandes ligas de la corrupción, injusticia e impunidad. Los mexicanos sabemos que la justicia sólo es para quien la puede pagar contratando costosos despachos de abogados para enfrentar largos juicios. O bien, se compra la justicia sobornando a las autoridades.

Catorce guardias explotados: Pedro Sabino de la Cruz , José Guadalupe Sánchez Samperio, Buenaventura Camilo Sabino, Vicente Campos Paredes, Donaciano Soto Benítez, Ranulfo Hernández Pablo, Filemón Jordan Antonio Hernández, Julio López Sánchez, Jesús Vaquero Rosas, Felipe Vázquez Mejía, Darío Ramírez Cruz, Juan Rafael León, Herlindo Martínez Martínez, Marcial Merino Ojeda

Periodistas de Contralínea:

Quiero expresarles mi solidaridad a los excelentes periodistas Miguel Badillo y Nancy Flores, así como mi indignación por todos los atropellos de que han sido objeto por parte de la autoridad. Una vez más compruebo que la justicia es parcial y se pone al lado de los poderosos, no de los que se conducen con profesionalismo y verdad.

Reciban un abrazo y mi apoyo solidario.

Juvenal Ramírez Yáñez.

Periodistas:

Me uno a la indignación y a los reclamamos de libertad del periodista Miguel Badillo. El cinismo imperante de las “autoridades” ya es ofensivo. Unámonos e impidamos que las agresiones a periodistas conscientes continúen.

Atentamente,

Doctora Ana Ceballos Carrillo

Contralínea:

La detención de Miguel Badillo refleja lo que en realidad es nuestro país. El poderoso compra jueces y autoridades. Qué tristeza e impotencia. Suerte para Miguel.

Jesús Avendaño

A la opinión pública:

Total repudio a la detención del periodista Miguel Badillo. Es una infamia. Es ir contra la libertad de expresión. Los reportajes de Contralínea y Fortuna están sustentados, son verídicos, es periodismo de investigación. Hacemos responsable a Jesús Zaragoza de cualquier cosa que le pase al director de las revistas arriba mencionadas, al igual que a los reporteros y a sus familiares. No conforme con hacer transas millonarias, Zaragoza mueve sus influencias para callar la verdad. RadioAMLO, radio por internet y sus radioescuchas nos sentimos indignados, agredidos, ofendidos e insultados por tratar así a quien está comprometido con la verdad. Los ciudadanos tenemos derecho a ser informados de forma veraz. Estaremos muy al pendiente de lo que pase con el señor Badillo.

Ixtla Brigada Cibernética

Señor Badillo:

Lo que a usted le pasa, le está pasando a todos los mexicanos que de una forma u otra tenemos que sufrir el ataque de los tiranos. Con su detención, se demuestra que en la actualidad no tenemos gobierno, sino dictadores del pueblo de México. Yo ejerzo la profesión de contador público. En el desempeño de mi profesión en León, Guanajuato, veo cómo día con día las autoridades violan los derechos de empresarios, trabajadores y de todos los mexicanos. Sólo resta decirle que lo felicito por tener los pantalones que a muchos mexicanos nos faltan.

Baudelio Orozco Fonseca

Contralínea:

Debemos unirnos para repudiar este atentado contra la libertad de expresión. Hagamos que liberen de toda incriminación a Miguel Badillo.

José Enrique González Ruiz

Señor Badillo:

La libertad de expresión se ha convertido en una frase carente de valor.

A mi juicio, vivimos tiempos de intolerancia, en donde la libertad de prensa podría convertirse en una abierta censura.

Mi solidaridad con usted. No estoy de acuerdo con todo lo que escribe, pero es respetable su opinión, como la de cualquier periodista.

Y adelante, a todos los colaboradores de la revista. No se dejen intimidar por los conservadores, léase la derecha panista.

Para todos, un abrazo.

Marcos Emir

Periodistas de Contralínea:

Indiquen qué hacer o qué firmar para protestar en contra de este gravísimo atentado que es la detención de Miguel Badillo. Impensable que las autoridades del Distrito Federal o las federales se queden con las manos cruzadas. Solidaridad con Badillo.

¡Miguel Badillo libre!

Armando Nicolau M.

Contralínea:

A nadie sorprende la detención ilegal de Miguel Badillo el día 16 de enero, pues desde hace ya varios meses él mismo había denunciado distintas amenazas por parte de Multigas en su contra y de otros colaboradores de Contralínea. Hace incluso algunas semanas, en el programa de Plaza pública, de Miguel Ángel Granados Chapa, Badillo advirtió sobre el peligro de que, como en muchos otros casos en nuestro país, se utilizara a los aparatos de “justicia” estatal y federal para intimidar y acallar las voces críticas, como sin duda lo son Badillo y la revista Contralínea. Es preciso que este caso se difunda en todos los espacios que sea posible a fin de alertar y concientizar a la sociedad del grave riesgo que corren la libertad de expresión e información en nuestro país. Este caso se suma a los de Aristegui y Gutiérrez Vivó en fechas recientes. ¡Basta del uso faccioso de la “ley” para acabar con la libertad de prensa y expresión en México!

Arturo López Vargas

Estimados Miguel, José, Zósimo, Ana Lilia y todo Contralínea:

Quienes integramos el equipo editorial de TribuAméricas Online Magazine y de la red informativa TribuDelectus Americana, Inc., con un pie en Los Ángeles, California, y otro en México, dedicados al periodismo de investigación y al análisis de la economía Mpyme hispanoamericana, les expresamos nuestra solidaridad y hacemos votos para que en México se haga valer la justicia, la democracia y la libertad de expresión e información.

Es imposible dejar de felicitarlos en medio del ambiente enrarecido que respira México por el excelente trabajo periodístico que hacen, que es desde ya un referente internacional en la lucha por la democracia.

Saludos Cordiales.

Atentamente

Silvia Meave

Directora General y Editorial, TribuDelectus Americana, Inc.

Contralínea:

¡Solidaridad con quienes ejercemos el libre derecho de expresarnos!

Humberto Javier Vega

Señor Miguel Badillo:

Su detención no sólo es una violación a la libertad de expresión, sino al más elemental derecho de existir en libertad. No se puede justificar el “exceso” de libertad de expresión para encarcelarlo. En ningún código se habla de ello.

Carlos Montes de Oca Estrada

Contralínea:

En la detención de Miguel Badillo se ven reflejados impunidad, corrupción, influyentismo, falta de cultura…

Marco Moreno

Periodistas de Contralínea:

Como lectores de su importante y fidedigna publicación, lamentamos que sean agredidos e intimidados. Agradeceremos que nos mantengan informados de la reparación del daño y que no quede impune esta maniobra para intentar acallar la libertad de prensa y de expresión.

Juan Carlos Albatros

A la opinión pública:

Con la detención de Miguel Badillo se muestra cuál es el tipo de clase política que gobierna en México. Para poder tener un cambio necesitamos un movimiento social masivo. La revolución es una alternativa. México, es tiempo de despertar.

Rodolfo Gómez

Periodistas de Contralínea:

Mi solidaridad con todos los periodistas que trabajan en esta valiente revista.

Enrique Morales

Reporteros de Contralínea:

Les escribo para mostrar mi solidaridad con su director y sus periodistas, quienes al abrir las cloacas de este país sin ley, no pueden terminar sino agredidos. Lo único que uno puede hacer es mostrar solidaridad, aunque quisiera hacer algo más. Ojalá hubiéramos muchos indignados organizados, para dar, en masa, una visitadita a alguno de los tantos corruptos que se pasean con tanta impunidad. Escoger solamente alguno de los tantos, y que sienta la presión que sienten ahora los que dicen la verdad.

Mi solidaridad para su revista y para el periodista Miguel Badillo.

Hugo L. Bravo Chávez

Compañeros:

Soy reportero de Hora Cero Tamaulipas. Escribo para solidarizarme con la línea periodística de Contralínea y condenar el arresto de su director, Miguel Badillo. No estoy de acuerdo, y creo que casi nadie, con la forma en que opera el aparato de justicia mexicano. Atentar de esta manera contra un medio que investiga lo que otros periódicos y televisoras no quieren –para no dañar sus intereses–, es la muestra de que no está garantizada la libertad de prensa. Es querer intimidar y manchar la trayectoria de un periodista que quienes lo leemos sabemos que no tiene otra intención, a la hora de escribir cada letra, que el compromiso con la verdad.

De igual manera, y sin caer en adulaciones, es notorio que sus reporteros, todos ellos muy profesionales, realizan su labor por amor a la camiseta. En Hora Cero Tamaulipas estamos con ustedes, compañeros, aunque el sistema quiera acallarlos.

José Manuel Meza

Contralínea:

Es lamentable que atenten contra la libertad de expresión. Yo apoyo su trabajo. Reconozco la entrega de todos los periodistas, pero en especial de este medio. Espero que a estas alturas se encuentre con bien el buen Miguel. Felicidades por su revista. Sigan luchando por la información del pueblo mexicano.

Andrés Arango Salomón

A la opinión pública:

Es urgente la solidaridad con Miguel Badillo. Cómo es posible que no haya jueces para llamar a cuentas a los actores de la corrupción. Estos actores de la corrupción son quienes ameritan castigo y no quienes los denuncian.

…Valiente justicia que castiga al denunciante.

Lo alarmante es la ola de violencia contra periodistas libres. No nos quedemos cruzados de brazos. El fascismo empieza cuando dejamos de sentir indignación por el atropello de los derechos de los demás.

¡No a la campaña del PAN-gobierno para amordazar a la prensa libre!

Edoardo Peregrino

Señor director:

Un saludo afectuoso y solidario para su revista que tan dignamente lleva adelante. Su servidor es admirador del valor de sus artículos y de la gallardía con que defiende la verdad. Lo felicito una vez más y espero que todo se aclare y pronto se corrija la situación que vive su reportera Ana Lilia Pérez. Esperamos, los libre-pensadores que existimos en este país, que los miserables corruptos algún día se hundan en su propia podredumbre.

Rey Saúl Silva Santoyo

Trabajadores de Contralínea:

Hola a todos. Apoyo el tipo de periodismo que hacen. Y lamento que en México el gobierno no apoye la libertad de expresión y no apoye a los periodistas.

Mustafa Ulkar

Al pueblo de México:

Los dirigentes de la Alianza de Marinos Mercantes y Transportistas Campesinos de México –de la Confederación Nacional Campesina–, Salvador Rivera Castrellón; del Frente Unido de Marinos Mercantes, Capitán Víctor Martínez Rodríguez, y del Frente Nacional de Organizaciones Sociales, José Guadalupe Barrios Núñez, manifestamos nuestra solidaridad con los periodistas Miguel Badillo y Ana Lilia Pérez Mendoza, y repudiamos el ataque a la libertad de expresión.

Asimismo, condenamos la detención ilegal del director de las revistas Contralínea. Periodismo de investigación y Fortuna. Negocios y finanzas, Miguel Badillo y, las represalias y amenazas de muerte contra la comunicadora Ana Lilia Pérez. Demandamos al gobierno federal fortalecer el estado de derecho, la paz social y la justicia, ante la situación difícil que vive México en lo económico, financiero y de seguridad.

Los líderes sociales y sindicales –que representamos a más de 100 mil integrantes– reprobamos que todavía existan intereses particulares o de grupo por encima de la Constitución Política de nuestro país y exigimos un alto total a la represión y la corrupción en el sistema judicial.

También pedimos a los legisladores de todos los partidos políticos que defienden y comulgan con la libertad de expresión que ayuden a la compañera Ana Lilia ante las amenazas del influyente grupo Zeta Gas, de Jesús Zaragoza.

El Frente Unido de Marinos Mercantes –que aglutina a 13 organizaciones sociales y sindicales–, y la representante legal, la licenciada Lorena Rodríguez Díaz, miembro de la Barra de Abogados de Veracruz, manifestamos el total apoyo a los periodistas Miguel Badillo y Ana Lilia Pérez, ante el acoso judicial y las amenazas de muerte en su contra, y levantamos la voz para que se lleve a cabo una clara aplicación de las leyes que nos rigen. Demandamos no inventar fórmulas jurídicas que justifiquen intereses de particulares o de grupos poderosos.

Demandamos que en México nuestro principio básico sea la transparencia y el hacer valer nuestra Constitución con el único propósito sano de mejorar la procuración, aplicación y administración de justicia por igual. La aprehensión ilegal del señor Miguel Badillo y las amenazas a la reportera Ana Lilia Pérez son una agresión a la libertad de expresión y al derecho a la información, garantizados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Alianza de Marinos Mercantes y Transportistas Campesinos de México

Frente Unido de Marinos Mercantes; Orden de Capitanes y Pilotos Navales de la República Mexicana, Similares y Conexos, AC; Asociación Sindical de Oficiales de Máquinas de la Marina Mercante Nacional, AC; Asociación Nacional de Marinos Mercantes, AC; Asociación por la Marina Mercante Nacional, AC; Colegio de Marinos Mercantes de Veracruz, AC; Colegio de Marinos del Estado de Sinaloa, AC; Asociación de Oficiales en Comunicaciones y Estaciones Terrenas, AC; Asociación de Marinos Mercantes de Baja California Sur; International Transport Workers Federation; Comisión de Especialidad Naval de la Academia de Ingeniería

Asociación de Oficiales en Comunicaciones Marítimas Terrenas y Satelitales de México, AC; Unión Nacional de Transportistas Campesinos de la Confederación Nacional Campesina; Coordinación Pesca Pacífico

Estimados don Miguel Badillo y Ana Lilia Pérez:

Leí el artículo de don Miguel Ángel Granados Chapa titulado “Acoso judicial, nueva censura”. Pedí a mi secretaria que me consiguiera sus direcciones electrónicas. No tengo el gusto de conocerlos, pero por esta vía quiero expresarles mi solidaridad y mi gratitud por la gesta digna que emprenden y que ojalá muchos y muchas en México supiéramos aquilatar: ustedes son, como el mismo Miguel Ángel y como Alfredo Rivera Flores lo han sido, el rostro visible de una lid por la libertad de expresión, y por ello mismo viven el acoso judicial que han experimentado.

Algunos años atrás, como consecuencia de haber sido ombudsman en Jalisco, supe lo que este acoso significa. No entro en detalles, no es un tema que me sea grato tratar, pero sé cómo merma energías que naturalmente una quisiera destinar a otra cosa, no a la autodefensa, no a conseguir abogado (afortunadamente tuve uno y gratuito), no a pisar juzgados y hasta preámbulos de las cárceles, sino a colocar ladrillos firmes para que el piso de la vida democrática en nuestro país sea parejo y real; para que la justicia no sea una palabra hueca, sino que habite precisamente con su potencial sanador en lo que deberían ser las casas de la justicia: los tribunales, las magistraturas, las conciencias de jueces y juezas.

No sé de qué forma pueda acompañarles más allá de mis palabras. Pero si de algo vale un abrazo y mi gratitud, los tienen. Y agradezco también a don Miguel Ángel que haga públicas estas historias que deberían llamarnos a un cambio profundo en el sistema de justicia. A entender que hay reglas que imponen límites éticos y que traspasarlos, como sucede en los casos de ustedes, nos daña profundamente como pueblo, como sociedad de iguales, como república donde es exigible con toda legitimidad la rendición de cuentas.

Ánimo. Llega un día en que una deja de tener miedo a la difamación, a la calumnia, a ir a la cárcel. Ese día se amanece del otro lado del problema. La imagen propia ya no importa: habrá quien sepa leer entre las mentiras lo que es verdad. Y el nombre de ustedes quedará, deberá, quedar muy grabado en la memoria de aquellos a quienes debemos invocar el día en que estén reestablecidas las libertades como un viento nuevo, del que se puede respirar a bocanadas plenas.

Con mi respeto y afecto,

Guadalupe Morfín. Fiscalía Especial para Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas de la PGR

A la opinión pública:

Exigimos castigo a empresarios y funcionarios que amenazan y agreden a los periodistas Ana Lilia Pérez y Miguel Badillo por revelar a beneficiarios de la privatización y la corrupción en Petróleos Mexicanos (Pemex).

El entramado de complicidades entre empresarios, funcionarios de Pemex y del Poder Ejecutivo –que se están beneficiando de la privatización de la actividad petrolera– está en plena operación.

Los trabajadores que se atreven a expresarse con objetividad sobre decisiones perjudiciales al patrimonio energético y natural, quienes exigen una explotación racional del recurso petrolero, quienes exigen el respeto a los derechos del trabajador y quienes denuncian casos de corrupción, son reprimidos.

Pero no sólo se somete a los de dentro. Pueden ser los comunicadores. Ahora ocurre con los admirados periodistas Miguel Badillo y Ana Lilia Pérez, director y reportera de las revistas Contralínea y Fortuna. Su delito: ejercer el periodismo con veracidad, imparcialidad y honestidad. El mundo al revés.

Una de las investigaciones publicadas que dio origen al acoso en contra de los periodistas se relaciona con beneficios de Petróleos Mexicanos y otras dependencias a favor del consorcio Zeta Gas, financiero de la campaña presidencial de Felipe Calderón.

Zeta Gas es un consorcio beneficiario del proceso de desregulaciones promovido por la Comisión Reguladora de Energía. Maneja 80 empresas en México, Centro y Sudamérica y sus accionistas son principalmente la familia Zaragoza: Miguel Zaragoza Fuentes, Miguel Zaragoza López, Jesús Alonso Zaragoza López, Gabriel Zaragoza López, Evangelina López, Myrna Alicia Zaragoza López, Alejandra Zaragoza López, entre otros.

Ana Lilia Pérez no aceptó sobornos para retractarse y como venganza fue denunciada ella y la empresa periodística. Durante las diligencias del juicio, desde principios de 2008, los abogados del consorcio amenazaron a los periodistas.

En mayo de 2008, el juez falló en contra de los periodistas. El juez señaló que los periodistas no tenían derecho a publicar las entrevistas.

En agosto, la empresa naviera Oceanografía (¡sí, la de los hijos de Marta Sahagún!) presentó cinco demandas más en contra de los periodistas acusándolos de “una campaña de difamación”. Ana Lilia recibió una serie de llamadas anónimas de amenazas.

En septiembre, los magistrados rechazaron el recurso de apelación de los periodistas y fallaron por “unanimidad” a favor del dueño del Grupo Zeta.

Las amenazas contra los periodistas poco a poco se están cumpliendo. ¿Qué esperan las instituciones de justicia, de derechos humanos oficiales o la Fiscalía Especializada de Atención a Delitos contra Periodistas de la Procuraduría General de la República (ante la que se denunciaron los hechos) para intervenir y detener este crimen anunciado?

Se ha decidido aterrorizar a los periodistas de Contralínea, golpearlos físicamente, allanar y destruir sus instalaciones de trabajo y vehículos, perseguirlos y, si no actúa pronto la sociedad y su gremio, atentar contra su vida.

Estos periodistas merecen tal animadversión por establecer evidencias contundentes de los intereses detrás de la reforma energética recientemente aprobada y a ser portavoz de los expertos en la materia que saben el impacto para el pueblo mexicano de esta privatización.

Defender a estos ejemplares y dignos periodistas y construir redes sociales y de trabajadores que rebasen a las instituciones amafiadas e inoperantes es urgente, como urgente es construir un país diferente que no se rija por las mezquindades capitalistas.

No están solos; más bien, no estamos solos; no aceptamos la impunidad contra nuestros compañeros periodistas ni este mundo absurdo que nos están imponiendo unos cuantos poderosos.

Comité Nacional de Estudios de la Energía y Grupo Ingenieros Pemex Constitución de 1917

Comments

comments