Autor:

Los problemas financieros en el mundo han sido el tema de conversación de los últimos meses, pero hay personas que con talento superan cualquier obstáculo y salen adelante hasta en los tiempos más difíciles.Alfredo Jaime Villalonga es uno de los socios de la empresa turística South Hope. La crisis, más que afectarlos les abre puertas, ya que los hace competitivos, teniendo la oportunidad de incluso bajar sus precios y con ello aumentar sus ingresos, atrayendo así al mercado europeo.

El emprendedor de 25 años dice que junto con sus socios han hablado respecto a la crisis, y tras analizarlo coincidieron que es el momento propicio para aumentar el número de vacacionistas provenientes del viejo continente.

“Para nosotros es una gran oportunidad, muchas veces las personas tendemos a buscarle problemas al mismo problema”.

Cada euro vale 18.50 pesos, por lo que para el extranjero es muy barato vacacionar en México.

Señaló que lo más importante en estas circunstancias es tener la cabeza tranquila y no hablar simplemente de la crisis sino de las oportunidades que pueden traer consigo.

“A las empresas que exportan les beneficia porque si en todos lados están subiendo los precios, en México están bajando”, mencionó el joven ingeniero egresado del Tecnológico de Monterrey.

Incluso mencionó que la empresa dedicada al ecoturismo ha dejado importantes ingresos a lo largo de este año, no sólo a ellos como inversionistas sino a los proveedores y personas que directamente se benefician por sus servicios.

“En cada tour de nosotros estamos haciendo partícipes alrededor de 30 personas; por ejemplo, Chiapas, que fue el primer proyecto que arrancamos. Ahí se va desde San Juan Chamula hasta los lacandones, en este recorrido son nueve horas de derrama económica en diferentes lugares de la región en siete días que es lo que dura el tour”, dice.

“Nuestro mercado es para personas mayores de los 35 años, que tienen mayor poder adquisitivo y compran cuadros o algo que les deja verdadera derrama económica. Por ejemplo en una tiendita de telar de Xinacantá, uno de nuestros grupos les compra alrededor de 12 mil pesos, cuando el resto de los grupos les compra alrededor de 3 mil pesos y nosotros no les cobramos comisión ni nada, ellos ganan lo que ellos cobran”, subrayó.

Agregó que tan sólo en seis meses de 2008 dejaron una derrama económica en Chiapas por arriba del millón 700 mil pesos, tras fortalecer su enfoque de venta gracias a la incubadora de empresas del municipio de Monterrey.

South Hope tiene un año y medio en el mercado y medio año más en la mente de sus creadores, quienes decidieron invertir su tiempo y su dinero en el proyecto luego de que las maravillas de México los impresionaran durante un viaje y decidieran atraer turistas para que también las puedan conocer.

Se promocionan en agencias de viaje y cuentan con proyectos en Nuevo León, Durango, Oaxaca y Chiapas, además están en miras de ampliar sus recorridos al Estado de México, Jalisco y la Península de Yucatán.

Gracias a sus proyectos han sido reconocidos internacionalmente con el premio TIC América, que distingue a los planes de negocios, y además les dieron un reconocimiento extra por promover la tradición y cultura de nuestro país.

Alfredo Villalonga recomienda no sólo por la crisis sino siempre, tener paciencia cuando se va a emprender un proyecto de negocios. “A veces pensamos que abrimos un negocio y si a la semana no se nos vendió nada, decimos pues no va a funcionar pero, ¿quién te conoce? Hay un retraso de venta, nuestro retraso de venta es a veces hasta de seis meses, los negocios son como una planta y tres meses después es cuando ya ves cómo creció el frijolito, todo es un proceso”, afirmó.

La fuerza de la energía eólica

Jorge Elizondo es inversionista de la empresa Aeroluz y admite que los tiempos son difíciles, más para un negocio innovador como el suyo, que consiste en producir energía a través de aire.

Junto a su socio, Jaime Martínez, está dispuesto a no desaprovechar las oportunidades que se presenten a fin de ver prosperar su negocio que está por cumplir tres años en el mercado.

“Este año a lo mejor podemos sortearlo con alguna estrategia innovadora, si uno se mueve lo puede sacar adelante”, afirmó el joven de 25 años convencido de sus palabras.

Hasta el momento son pocos los clientes que han llegado a solicitar los servicios de Aeroluz, pero admiten que estas no son malas noticias ya que el producto, tal y como ahora está patentado, tiene apenas seis meses en el mercado.

“La primera la instalamos en Santa Catarina, otra en Hualahuises y otra en Santiago, nuestra idea es llevar energía eléctrica en donde no llega la red y además beneficiar al medio ambiente y que sea gratuita para no estar consumiendo un combustible”, mencionó.

De esta manera surgió la idea de una turbina de viento pequeña con 3 metros de diámetro y de 1.5 kilowatts, que fue perfeccionada en el Tecnológico de Monterrey.

Elizondo explica que aunque el objetivo inicial fue llevar el producto a las zonas alejadas, han tenido éxito también en las zonas suburbanas e incluso urbanas.

“La gente quiere ahorrar energía o tener un respaldo porque se va la luz y te quedas sin energía, además de que las innovaciones en el diseño permiten tener un producto que produce más energía y más económica”, dijo.

El ingeniero físico y master en Ingeniería Energética explica que su producto en zonas de viento bajo como Monterrey produce de 3 a 4 kilowatts al día, lo que significa hasta el 30 por ciento de la energía que un hogar de clase media consume, mientras en zonas de alto viento, como Oaxaca, puede producir hasta el 80 por ciento de lo que se consume.

El inversionista señala que está consciente de que las ventas de su producto pueden bajar, pero que las asesorías que le dieron dentro de la incubadora de empresas del municipio de Monterrey le servirán para sacarle provecho a esta crisis.

La crisis también es oportunidad

Miriam Villalonga, inversionista de la línea de productos con nanotecnología Bionnova, explica que aún para empresas nacientes como la de ella, la crisis siempre será de acuerdo al cristal con que se mira.

Junto a sus socios emprendió el sueño de comenzar un negocio hace casi un año y medio, y aunque admite que los objetivos van lentos, no se deja llevar por el ambiente de crisis que hay alrededor.

“Ahorita vamos un poco lento pero nos hemos mantenido, la empresa ya se mantiene sola con los gastos y ya si hay que volver a hacer alguna producción ya hay para que salga del mismo negocio, entonces pues ya es avance el no tenerle que estar metiendo de tu bolsa.

“Mis planes eran empezar a ver con una asociación que te ayuda a exportar productos con la comunidad europea, y pues vamos a dejar que entre el año. Para mí los tiempos de crisis son como los veas y representa un foco de oportunidad”, explicó animada la inversionista.

A la fecha, su catálogo de productos cuenta con 17, mismos que son distribuidos por 10 vendedoras que los han logrado colocar en ciudades como Chiapas, Victoria, Cuernavaca y Monterrey, aunque señala que en nuestra ciudad con un poco menos de éxito.

“Quisimos entrar en spas, y nos dicen es que ‘manejo una línea española o francesa’. Nos hemos topado aparte de la competencia, la gente como que dice ‘hay, es mexicana’, y pues yo les digo, ´orgullosamente, porque tiene activos que pueden competir con cualquier línea porque se cuidó mucho en los aromas y las texturas´.

“La gente todavía no tiene la cultura de que puede tener productos buenos, de buena calidad hechos en México”, comentó, ya que sus productos son creados por su colega, quien tiene un doctorado en química e imparte la clase de Química Cosmética en el Tecnológico de Monterrey.

Bionnova ha formado parte de la incubadora de empresas del municipio de Monterrey, en donde explica que pudieron aprender más del aspecto administrativo de su negocio y la fuerza de venta, mismos que los han ayudado a mejorar y volverse más organizados.

La socia de este laboratorio de belleza no descarta que este año será complicado; sin embargo, nadie en su empresa piensa quedarse con los brazos cruzados.

“Yo pienso que debemos cambiar la manera de ver las cosas, porque si te enfrascas en la crisis no vas a hacer nada, son momentos de oportunidad y lo que representa para algunos el no crecer, para otros es tiempo de crecimiento”, consideró.


El primer paso al autoempleo

En muchas ocasiones siempre hay quienes desean emprender su propio negocio; sin embargo, aunque cuentan con todo lo necesario para echarlo a andar, de una manera u otra éste no despega.

Una solución al alcance de los regios es el INEM (Incubadora de Empresas Monterrey), organismo municipal que da soporte a los emprendedores con el fin de consolidar sus nuevas empresas, explicó el director de Empleo y Desarrollo Empresarial del Municipio de Monterrey, Gilberto García Guzmán.

“Aquella persona que desea emprender un negocio formalmente, la incubadora les ayuda con capacitación de cómo realizarlo, también damos vinculación de cómo abrir pequeños negocios. Por ejemplo, si alguien desea poner una papelería, estamos en contacto con empresas que ofrecen créditos con una tasa de 15 por ciento anual con una gracia de los tres primeros meses.

“Se les ayuda a que los negocios que vayan a abrir estén bien capacitados, por darte un dato: de 100 negocios que abren en un año, el 40 por ciento fracasan, a los tres años los otros 40, a los cinco años otros 10 y en 10 años casi nada más uno llega, y eso se debe a la capacitación de las empresas”, explicó el funcionario.

Por el contrario, mencionó que de cada 10 negocios que se incuben, al menos ocho tienen probabilidades de éxito con duración de más de cinco años. Al entrar a este programa los negocios participantes tienen la opción de que se les preste un lugar y se les asigne un tutor que les brindará capacitación por siete meses, con opción a renovar el contrato por otros siete meses más.

Hasta el momento, la Incubadora de Empresas de Monterrey alberga ocho negocios por mes con gran variedad de giros, mismos que incluso han ganado reconocimientos nacionales e internacionales.

“Hay negocios pequeños, como las papelerías, pero también se acercan inversionistas con expectativas muy grandes de crecimiento que incluso pueden ser medianas o grandes empresas”, dijo.

Otro de los beneficios que tienen los inversionistas al llegar a este programa municipal, es que pueden ser vinculados con importantes empresas que pueden hacer que se desarrolle más rápido su negocio.

Además del municipio de Monterrey, el municipio de San Pedro y la mayoría de las universidades de la región manejan el modelo de la incubación de negocios.

García Guzmán espera que para este 2009 la incubadora albergue alrededor de 40 negocios, lo que ayudará a generar más empleo, ya que los últimos nueve negocios que terminaron el curso de la INEM, generan empleo a más de 150 personas.


Crecerá la demanda de empleos

El director de Empleo y Desarrollo Empresarial del Municipio de Monterrey, Gilberto García Guzmán, explicó que redoblarán esfuerzos a fin de acercar más empleos a la ciudadanía, ante la tan sonada crisis que vaticinan.

Explicó que tan sólo en la feria del empleo del mes de noviembre llegaron alrededor de 9 mil solicitantes, cuando la cifra esperada era de 6 mil, mientras que del período de agosto a noviembre las solicitudes se han duplicado de 8 mil a 15 mil.

“La primera semana de diciembre, 15 empresas se han acercado a que los ayudemos a buscar gente, sí hay empresas que buscan gente. Para la feria de diciembre fueron técnicos, ingenieros y gente bilingüe y los sueldos fueron mayores a 8 mil pesos, pero difícilmente está el panorama para licenciados”, explicó.

El promedio de empresas que ofertan sus vacantes en la feria que promueve el municipio regio también ha bajado, señala García Guzmán, por lo que de 220 proveedores de empleo, actualmente sólo tiene registrados a 150, lo que se ha reflejado en las cifras de plazas que han decaído de 10 mil a 7 mil.

Sin embargo, espera que para la primera feria del empleo a realizarse durante la segunda quincena del mes de enero, pueda congregar a 250 empresas a fin de ofertar 10 mil plazas.

Comments

comments