El discurso sobre el poder

Autor:

Éste es un libro de análisis del lenguaje que utilizan los políticos y encargados de los poderes del Estado. Y sobre cómo el discurso tiene una doble cara, un doble sentido, para por una parte mostrar la cara bonita de quienes ejercen los poderes ante los gobernados y la otra cara (como la diosa romana Jano) que está oculta tras la ideología discursiva y que es la del abuso del poder.

Teun A van Dijk, autor barcelonés (sus otros libros: El discurso como estructura y proceso, El discurso como interacción social y Racismo y discurso en América Latina), integrante de la Escuela de Estudios Críticos del Discurso, afirma que esta corriente no está interesada “en cualquier poder, sino que ponen el acento específicamente en el abuso del poder, en otras palabras, en la formas de dominación que terminan provocando la desigualdad y la injusticia social”.

Esta nota da noticia de Discurso y poder, traducido del catalán al español por Alcira Bixio. Texto difícil por la complejidad de sus temas, si bien resulta pesada su lectura, no es imposible comprenderlo. En 400 páginas explica que ya sea desde la izquierda, el centro y/o derecha políticas, “la gramática del lenguaje será la misma para todos. Es decir, el abuso del poder sólo puede manifestarse en el uso del lenguaje si existe la posibilidad de variación o elección, tal como decir que una misma persona es terrorista o luchador por la libertad, según la posición o la ideología del que habla”.

En 10 capítulos el autor nos pone al tanto de ese análisis del poder, su abuso, su pragmatismo para mentir, para discriminar o legitimar el propio abuso.

De entre las elites influyentes en la sociedad “debemos mencionar a los políticos” quienes más utilizan la combinación de poder y discurso. Este género discursivo (tiene como) sus características del contexto (del texto o discurso) el dominio político, la institución del parlamento, el acto de la legislación política en su totalidad, los participantes en muchos roles diversos (políticos, miembros del partido, parlamentarios, representantes, miembros de la oposición, etcétera) y los actos locales implicados, como por ejemplo, defender u oponerse a algún determinado proyecto dando un discurso, criticando al gobierno, atacando a los oponentes…”

Tiene dificultades superables con una lectura muy atenta. En él se ponen como ejemplos de manipulación, mentira y abuso del poder mediante el discurso a Tony Blair y Aznar, respecto de la guerra en Irak. Ambos parecían hablar con la verdad, pero mentían. El estudio crítico del discurso nos habilita para el examen, como “los textos y las conversaciones y, sobre todo, las formas del discurso público controladas por las elites simbólicas, los políticos, los periodistas, los científicos, los escritores y los burócratas constituyen, perpetúan y legitiman muchas formas de desigualdad social, tales como las basadas en el género, la clase y la raza”.

Ficha bibliográfica:

Autor: Teun A van Dijk

Título: Discurso y poder

Editorial: Gedisa, 2009

cepedaneri@prodigy.net.mx

CONTRALÍNEA 163 / 03 DE ENERO DE 2010

Comments

comments