Nuestros lectores

Autor:

Denuncia fraude en servicio profesional de carrera

Desde el 27 de agosto de 1989 trabajo en la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS), órgano desconcentrado de la Secretaría de Energía (Sener). Antes de mi ingreso a esta CNSNS, laboré casi 10 años en la Comisión Federal de Electricidad, dependiente también de la Sener. Con anterioridad había laborado, por cuatro años, en la Secretaría de Educación Pública. Mi caso es el siguiente: pasé todos los exámenes gerenciales con buenas calificaciones y después el examen técnico; llegué a la final junto con una persona que trabaja directamente con el seleccionador, es una ingeniera. En la entrevista, obvio, quedé eliminado. La experiencia de ella es de tres o cuatro años, pero sin comentarios adicionales… Ella es la nueva jefe del Área de Seguridad Física de la CNSNS.

Felipe Valencia Rivera

Más argucias para defraudar en el SPC

Felicidades por el reportaje tan completo. Adicionalmente, existen otros puntos que se prestan para que se manipule la selección del candidato a ocupar un cargo público: el examen técnico o específico se prepara en la oficina donde se ubica la “vacante”, es decir, donde ya labora la persona que tiene el nombramiento provisional. Esto hace que esa persona tenga conocimiento previo del examen. Incluso se le entrega, para que sea el único que lo apruebe. Como ejemplo puedo citar el de la convocatoria Semarnat 13812.

Otro punto es que no hay una revisión del examen de evaluación técnica de parte de una instancia capacitada. Así, hasta se presentan preguntas ridículas, como el nombre del banco y la cuenta en que tiene que depositar la dependencia (ejemplo: INAH 12626) o qué tanto conoce uno el manual de la dependencia.

Eduardo Alexander N.

Lujambio encubre a Creel, considera

La corrupción, el conflicto de intereses y el tráfico de influencias han minado cualquier posibilidad de desarrollo de México. No existe una cultura de honestidad en el servicio público. Quien ostenta el poder utiliza a las instituciones para evadir y a la vez violar la ley. Un caso de dimensiones épicas es el de la red de complicidades que ha tejido Santiago Creel. Un hombre clave en el engranaje es Alonso Lujambio, flamante comisionado Presidente del IFAI (Instituto Federal de Acceso a la Información Pública).

Lujambio ha encubierto de manera sistemática los actos de corrupción que han sido perpetrados por Santiago Creel a lo largo de su carrera política.

Pero la protección a Creel es ya una conducta reiterada en las distintas responsabilidades que ha tenido Lujambio. Primero lo hizo como consejero electoral del IFE (Instituto Federal Electoral); esto, mientras presidía la Comisión de Fiscalización de ese órgano que se dice “autónomo y ciudadano”. En ese entonces, y sin mayor explicación de por medio, Lujambio decidió dar carpetazo al delito en el que incurrió Santiago Creel por rebasar los topes de gastos de campaña cuando éste fue candidato al gobierno del Distrito Federal por el PAN (Partido Acción Nacional) en 2000.

Hoy, pareciera que Lujambio busca hacer exactamente lo mismo desde su posición en el IFAI, pues prácticamente ha decidido congelar la orden emitida en octubre de 2007 por la entonces comisionada presidenta del IFAI, María Marván, en la que se pedía a la PGR (Procuraduría General de la República) entregar la información sobre el número de averiguaciones previas que existen en esta dependencia en contra de Creel, misma que la PGR había clasificado como “reservada”.

A pesar de que ya pasó más de un año de haberse expedido esa orden a la PGR, Lujambio simplemente se ha desentendido del caso y no ha exigido que se haga pública esa información que podría comprobar la existencia de nuevos delitos de Creel, como aquéllos perpetrados mientras fue secretario de Gobernación.

No debe perderse de vista en todo esto, que para ser consejero electoral, Lujambio fue apoyado por la fracción panista en el Congreso, y que asimismo, aun cuando los comisionados del IFAI son nombrados por el Ejecutivo federal, son finalmente objetados o ratificados por el Senado. Dato curioso: cuando Lujambio es designado comisionado presidente del IFAI, Santiago Creel fungía como presidente de la Mesa Directiva de este órgano.

Surgen por ello las siguientes preguntas: ¿Qué compromisos tiene Lujambio con Santiago Creel, que lo han llevado a proteger las anomalías cometidas por éste en su campaña electoral en 2000, así como los actos de corrupción en los que Creel incurrió mientras fue secretario de Gobernación? ¿Qué hay detrás de este encubrimiento? ¿Pago de favores? ¿O acaso Lujambio simplemente, y como buen alumno de la “escuela Creel”, ha decidido que sea la impunidad y no la aplicación de la justicia la que impere en este país? Gracias.

Jorge Valencia Corona

La educación en los municipios miserables

Soy maestro de educación bilingüe. Trabajo en un barrio de El Jicaral, una de las agencias que pertenece a Coicoyán de las Flores. La verdad, es muy triste ver la condición en que se encuentra este municipio. Nosotros, para llegar a nuestro centro de trabajo, tenemos que ir arriba de carros de carga, cuando hay. La mayoría de las veces tenemos que caminar de dos a tres horas, a las tres de la mañana. El camino es pésimo. En cuanto al aspecto educativo, no contamos con un aula para lograr una educación de calidad ni, mucho menos, con materiales didácticos que permitan desarrollar las actividades escolares. Además, el sueldo que recibimos no alcanza para nada, pues tenemos que comprar lápices, colores, cuadernos para los niños: la distancia no les permite acceder a estos materiales.

Si nos callamos la realidad, seremos cómplices de las autoridades.

José de Jesús Infante

En defensa de la educación gratuita

Felicidades por el reportaje sobre la Escuela Normal Rural de Tenería: claro y conciso. Me interesa saber aún más de la problemática y la respuesta a las demandas de este movimiento estudiantil. Todos los que en algún momento de nuestra vida luchamos por los mismos ideales de una educación irrestricta debemos mantener la lucha para que más generaciones sean beneficiadas de la educación gratuita.

Agradezco su atención a la presente. Gracias y ¡hasta la victoria siempre!

Ezequiel Marcos García

Indignación por explotación de jornaleros

Estoy helado luego de leer la situación de los cañeros que trabajan en Morelos. Siento una gran indignación por la injusticia que prevalece en todo el país. He leído artículos donde se explica que se aplican los mismos métodos en otros ingenios azucareros, haciendas, zonas mineras… Han regresado los tiempos críticos del porfiriato, donde prevalecen el despojo, la opresión y el dominio. Es un agravio que se esté usando el nombre de este gran hombre que fue Emiliano Zapata Salazar. Se trata de una falta de respeto a la memoria, a los logros alcanzados para la gente más vulnerable: la clase trabajadora.

Jorge López

Injusta, la situación de los cortadores de caña

Sencillamente escalofriante. Un grupo de estudiantes de la carrera de sociología saldremos hacia Zacatepec. Deseamos sacarle provecho a la información publicada por Contralínea para procurar que estas cosas tan injustas y denigrantes dejen de ocurrir. Gracias y un saludo.

Laura Ruiz

 

Comments

comments